viernes, 12 de septiembre de 2014

El Templo de San José y el Santuario de Guadalupe, en Guanajuato, Guanajuato.

    De las muchas veces que he estado en Guanajuato, nunca había visto estos dos templos de los que hoy comparto las fotografías que tomé allí. Será porque siempre hago el recorrido por la calle Juárez y repito una y otra vez la visita a los templos de Belén, San Roque, la Compañía, San Diego, San Francisco y San Juan, ocasionalmente al de San Sebastián y a los de las minas de Cata, Rayas y Valenciana, que nunca me había preguntado si por otros rumbos habían más.

    Este que ahora vemos, el de San José, fue parte del Hospital de Indios Mazahuas que hubo en los tiempos en que las minas de Guanajuato comenzaban a explotarse. Ya se habían construidos los hospitales para Otomís, Tarascos y Mexicanos, luego levantarían este, el cuarto de los Hospitales debido a que cada grupo prefería mantenerse fuera de mezclas étnicas.

    Al parecer el templo de San José no abre regularmente, pero no logré averiguar más datos de él y no tengo la menor idea de como sea su interior.




   El otro de los rumbos de Guanajuato que apenas ahora conozco es la subida, luego de cruzar el túnel (o puente) que hay debajo de la escalinata de la Universidad y que va a dar justo a esta otra escalinata, la del Santuario guadalupano. Seguramente habrá más cosas por descubrir en la capital del Estado, seguiremos caminando por otros de sus callejones en espera de más descubrimientos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada