viernes, 26 de septiembre de 2014

El Templo del ex Convento franciscano de San Juan Evangelista en Acatzingo, Puebla.

    No muy lejos de Tepeaca se localiza otro pueblo que tiene, a un lado de la plaza, que también es enorme, un espacio en donde estuvo un convento franciscano el cual se encuentra en ruinas, pero el templo, dedicado a San Juan Bautista está en pie. Era un martes el día que llegué por allí coincidiendo con el día del tianguis, el cual se desarrolla en rededor del exconvento.

    Se dice que el sitio fue levantado en 1528, eso lo ocupa dentro de las primeras obras franciscanas, pero todo indica que entonces era sólo una capilla la que había, se dice también que fueron dos de "los doce" los que hicieron la primera traza del sitio, ellos fueron Fray Juan de Rivas y Fray García de Cisneros. Al consultar en Kubler él nos dice que fueron tres décadas después a cuando los "doce" evangelizaron la región.

   "En 1554, el poblado no era más que una estancia visitada desde Tepeaca por los clérigos y permaneció como tal hasta la construcción de la iglesia franciscana en 1558. Después de 1570, el asentamiento fue incorporado a la Corona. La iglesia abovedada fue concluida antes d 1580 y los edificios conventuales fueron terminados en 1585, cuando otros dos frailes residentes atendían entre diez y trece pueblos circundantes.

    "Varios datos sugieren que algunos edificios importantes fueron construidos probablemente entre 1558 y 1580. El volumen rectangular y almenado de la iglesia se relaciona con Tepeaca; y el uso de ladrillos en bóvedas y cornisas recuerda el trabajo en Atihietzia, Huaquechula o Tecamachalco, lugares cuya obra se encontraba en marcha hacia 1550. El estilo de la bóveda sugiere una actividad constructiva anterior a 1565. La portada oeste, con un portón de composición semejante al de Tlayacapan, es probablemente del mismo periodo, anterior a 1565.

    "Por otra parte, los arcos ojivales en la entrada oeste del atrio son raros en México, y pueden compararse con el arco del presbiterio de Jilotepec, o las fachadas del claustro de Actopan e Ixmiquilpan ambos trabajos de las décadas de 1560 a 1570". (1)

    Parece ser que se está llevando a cabo una restauración, eso creo, pues vi algunas personas trabajando en el edificio, la verdad eran muy pocas, considerando la dimensión del templo y el grado de deterioro en lo que fuera el convento, esta restauración se llevará al menos una década para ser concluida. Parece ser que lo que fue la casa franciscana, es decir, el convento, fue incendiado, esa impresión me dio al acercarme, lo podrás comprobar en las siguientes fotografías.


































Fuente:

1.- Kubler, George. Arquitectura mexicana del siglo XVI. Fondo de Cultura Económica. México, 1983.

3 comentarios:

  1. Me encantaron las fotografías. Estoy haciendo mi tesis sobre este Ex convento y me alegro el día tu blog. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noemí, también me gustaron mucho las fotografías y las referencias al libro de Kubler. Sólo debo comentar que las manchas negras no son producto de un incendio, sino de flora parásita y eflorescencias que surgen por el intemperismo, la exposición al agua que en combinación con el excremento de aves producen una reacción química que ennegrece el aplanado. Ojalá te sirva este comentario. saludos!

      Eliminar
    2. ¿Es la pátina? Muchas gracias! claro que enriquece la investigación! saludos :)

      Eliminar