sábado, 27 de septiembre de 2014

La parroquia de San Juan Evangelista en Acatzingo, Puebla.

    Fue el martes que llegué a esta población del estado de Puebla, ubicada en el Valle Central, era día de mercado. Allí como en todos los poblados de la región se mantiene la tradición del día de tianguis, en donde se dan cita vendedores y compradores de todo tipo de mercancías, sean perecederos que los más variados objetos. Creo que los tianguis de esta zona, como los de algunos pueblos del Estado de México son los que mantienen viva la antigua tradición.

    Lo primero que vemos es el portal, bastante grande, que se ubica frente a la Parroquia, pero de un lado al otro, entre esa parroquia y el portal hay una enorme plaza, quizá tan grande como la de Tepeaca, eso nos dice de la antigüedad del trazo de Acatzingo.

    En el artículo anterior vimos lo que el especialista en arte colonial mexicano, Klubert, escribió a propósito de este lugar, hoy nos apoyamos en lo que ADBI publica a propósito de la Parroquia de San Juan Evangelista de Acatzingo de Hidalgo, estado de Puebla.

    "El pueblo de Acatzingo estuvo sujeto al señorío de Tepeaca desde el año de 1458. Después de la Conquista los españoles trajeron a los franciscanos el 13 de mayo de 1524, quienes iniciaron la edificación del convento en 1528 bajo el mando de Juan de Rivas. De este mismo año data la pila bautismal, por lo que se supone fue la primera de la Nueva España.

    "La parroquia de San Juan Evangelista fue fundada en el siglo XVII, inicialmente con las visitas de cuatro pueblos: Los Reyes, San Salador, Santa María y Santiago. A pesar de ser San Juan Evangelista el santo patrono de la población, la imagen mas venerada por sus habitantes es la de Nuestra Señora de los Dolores, coronada el 1º de marzo de 1993. Las manifestaciones de devoción se confrman en la fiesta patronal o en la también ya muy conocida noche de las alfombras, que atrae la visita de propios y extraños cada 14 de septiembre.

    "Las expresiones de arte que se pueden apreciar en Acatzingo son únicas, ejemplo claro es la capilla de la Virgen de Dolores, concluida a mediados del siglo XVIII, donde se conjuga magistralmente la pintura con el trabajo de la madera, el ónix y la talavera.

    "Los cuatro espléndidos retablos del pintor poblano Miguel Jerónimo de Zendejas, fechado en 1775-1778, son considerados por los expertos las mejores obras de ese pintor, las cuales representan a Cristo con la cruz a cuestas, la crucifixión, los apóstoles dando el pésame a la Virgen y el descendimiento de la cruz. Otro testimonio de gran importancia artística de la parroquia de Acatzingo es su púlpito de mármol con marcos de caoba, apreciado como el mejor en su tipo que se fabricara en la Nueva España". (1)












































Para ver más de Acatzingo, entra aquí. Y si quieres ir más a profundidad en el tema de Acatzingo, entra en el siguiente enlace, aquí.

Fuente:

1.- Garzón Balbuena, Elisa et alt. Inventario de los Archivos Parroquiales. Apoyo al Desarrollo de Archivos y Biliotecas de México, A.C. México, 2006. pp.23-24.

No hay comentarios:

Publicar un comentario