miércoles, 17 de septiembre de 2014

La Batalla de la Carbonera: La historia de un cuadro de Francisco de Paula Mendoza.

    Buscando los documentos que me dieran una visión más puntual y detallada de lo que fueron las Fiestas del Centenario en Salamanca, Guanajuato, encontré una carta que, al comenzarla a leer me atrajo el tema que mencionaba: una pintura realizada sobre la Batalla de la Carbonera, fotografié las cuatro hojas que hablan del tema y, ahora con calma las leo encuentro una serie de datos sumamente interesantes que nos dicen varias cosas, una, la del Arte Miliar que se desarrolló en torno a la figura de Porfirio Díaz, el cual, siendo General del Ejército de Oriente, participó en varias batallas que, estando ya en el poder, fueron recreadas por algunos pintores, especialmente por el coahuilense Francisco de Paula Mendoza.

   La primera, seguramente la más conocida, en la que Porfirio Díaz participa y es aprehendido, es la del 5 de Mayo de 1862, de ella el maestro Mendoza realizó la pintura que vemos arriba de estas líneas. Ocurriría luego la de Miahuatlán, Oaxaca, el 3 de octubre de 1866, para continuar en San Francisco Telixtlahuaca, Oaxaca, en la batalla de la Carbonera; finalmente vendría la batalla que pondría a Porfirio Díaz en un lugar privilegiado al salir victorioso de ella, la Toma de Puebla del 2 de Abril de 1867. Todas esas batallas, a excepción de la de San Lorenzo, fueron pintadas por Mendoza. La de Lomas de San Lorenzo ocurre el 15 de abril de 1867 en un punto cercano a Toluca.

   La que vemos ahora es la escena de la Batalla de Miahuatlán que ocurre pocos días antes que la de la Carbonera, la primera el 3 de octubre, la otra el 18 del mismo mes y que fue la que pintó en 1909, pero con tres años anteriores de estudio, el pintor Francisco de Paula Mendoza de la Escuela Nacional de Bellas Artes en la ciudad de México y es allí que comienza esta historia pues el documento encontrado dice lo siguiente:

   "El C. Gobernador del Distrito Federal, Don GUILLERMO DE LANDA Y ESCANDON cuyo reconocido patriotismo y desinteresada ayuda para propulsar todo lo mas grande y noble, y tienda a enaltecer los hechos gloriosos de nuestra Patria se ha servido indicarme dirija de nuevo a las Respetabilísimas Coorporaciones que aun no han contestado a la invitación que no ha mucho tuve el alto honor de hacerles, a fin de asociarlos a una manifestación de carácter especialísimo que habrán de tributar todos los AYUNTAMIENTOS de la REPUBLICA, el próximo día primero de Diciembre al esclarecido patriota y Jefe Supremo de la Nación General Don Porfirio Díaz.
  "Siendo verdaderamente pocas las H.H. Coorporaciones que faltan de asociarse a tan noble manifestación, y contándose entre ellas las de esa Municipalidad, hoy me honro de invitarlos una vez más a fin de que contribuyan la cuota que habien tengan hacerlo, advirtiendo que la cantidad de VEINTE PESOS, es la mínima que se ha fijado para cada Coorporación
   "El mismo Sr. Gobernador acordó suplicar a Ud. atenta y respetuosamente como tengo el honor de hacerlo, que la cuota con que se dignen contribuir sea remitida directamente a él, ya sea oficialmente o en lo particular y por giro postal, al Palacio de Gobierno del Distrito Federal de esta Capital.
   "Por la insignificancia de la cuota expresada y dada la importancia de esa municipalidad, no creo dejarán de figurar en el album en que cada hoja contendrá las firmas de todos los miembros que forman las Respetabilísimas Coorporaciones de la Nación y que será un recuerdo vivo e inperecedero de la estimación que tiene al Sr. Gral. Díaz los C.C. más caracterizados de esa población.
   "Junto con el cuadro de la Baalla de la Carbonera, se entregará al Señor Díaz el referido album convenientemente empastado y para cuyo efecto remito a Uds. por paquete separado la hoja que corresponde al Ayuntamiento de esa localidad, y un ejemplar del Gil Blas.
   "Cada municipio tendrá en su oportunidad una copia fotográfica del cuadro.
   "Con el testimonio de mi profundo agradecimiento me repito vuestro affo. y atto. y s.s.

Libertad y Constitución, México, octubre 15, 1910.

A los C.C.
Miembros del R. Ayuntamiento de Salamanca.

   Acompaña a esta carta del 15 de octubre, una copia de la emitida el 11 de agosto por el propio artista, llama la atención algunas palabras usadas como la de "coorporaciones" y, más aun, la idea de regalar ese cuadro al General Díaz luego de que se realice la toma de protesta el 1 de diciembre que sería por otro cuatrienio de 1910 a 1914, el cual, bien lo sabemos, concluyó con la renuncia de Díaz en los últimos días de mayo de 1911 y su exilio en París. La carta que sigue explica más a detalle la mecánica a seguir con el pretendido regalo al Primer Mandatario y la recolección de fondos así como su valuación:

México, 11 de Agosto de 1910.
Al H. Ayuntamiento de Salamanca.

   Con regocijo íntimo, por tratarse de un significativo y depurado homenaje á nuestro benefactor nacional el General Porfirio Díaz; con la fe del artista que creé haber ejecutado la mejor y más estimada de sus obras, arrancando a la realidad su vigor, su brillantez y su movimiento incitante con sentimiento de admiración que levantan las proezas guerreras, títulos de orgullo pátrico y ejemplos saludables de virilidad prepotente generadora de energías sociales, me dirijo a Uds. con el propósito de asociarlos a una manifestación legítima de patriotismo y de amor al gran hombre que ha sabido llevar con iguales destrezas las riendas del gobierno para formar nuestro país grande, progresista y respetable, en amalgama de paz y de trabajo.
   No habla solo el autor de un cuadro que busca su colocación, sino el ciudadano que desea contribuir con sus facultades al homenaje público y solemne.
   Entro en detalles bajo el concepto que la H. Coorporación que forma el R. Ayuntamiento de esta Ciudad fecundará el propósito que se ha formado para llevar a cabo una notable iniciativa sumando a la suya su buena voluntad. Después de haber realizado un interesante viaje por Oaxaca para conocer el campo de la Carbonera, donde el General Díaz se cubrió de Gloria en Octubre de 1866; á la vista de aquellas lomas célebres que despidieron fuego granead y protegieron a los combatientes y ante los cambiantes del camino que serpentea y en el que se efectuaron las rudas cargas de las caballerías republicanas contra los austriacos, ideé un cuadro militar deseoso de lograr el conjunto más sujestivo dentro de la verdad histórica, cambiando el movimiento con las sinuosidades del terreno y dando expresión a las figuras de primer término, fidelidad al colorido y graduación a la perspectiva.
   ¿Porque busqué el asunto de la batalla de la Carbonera? Porque a parte de ser un glorioso triunfo de las armas nacionales, con inferiores elementos a los del adversario, con excelente dotación de armas, aguerrido, instruido, disciplinado, fue la confirmación del General Díaz, cuyo talento estratégico y organizador se impuso a la consideración del mundo, poniendo de relieve su personalidad. La batalla de la Carbonera aseguró la posesión de Oaxaca y prestó energías para el avance sobre Puebla. Como los hechos se relacionan ente sí y alcanzan en los pueblos el mismo grado de influencias que alcanzan en la vida individual, puedo asegurar que la batalla de la Carbonera fue la progenitora del 2 de abril de 1867 y de la victoria sobre Márquez en San Lorenzo a las que se siguió el sitio de la capital con los incipientes de todos los hombres instruidos de la República conocen y saben apreciar en su justo valor.
 
   "Hace tres años emprendí un viaje de observación para asimilar la vida del terreno y con otros estudios del natural, en cuarteles en maniobras militares "ad hoc" a la vista de ejemplares vivos, con el conocimiento exacto de los uniformes y armamento de la época, he pintado un cuadro militar muy de suyo interesante en lo que hace al conjunto que es de fuerza y movimiento. la distribución de las tropas, su situación precisa en el ataque me fueron señaladas por el señor General Dñiaz en persona, quien se dignó hasta trazarme el plano de la batalla, en una de las consultas que le hice, porque tengo por norma hacer de mis cuadros militares un trasunto de verdad.
   Este cuadro mide CUATRO metros de extensión por TRES de altura, llevará un hermoso marco y será obsequiado por la mayor parte de los H. Ayuntamientos de la República al señor General Porfirio Díaz, con motivo de la toma de posesión de la Presidencia el próximo mes de Diciembre y como felicitación muy personal por sus triunfos alcanzados en las recientes elecciones.
   Hasta ahora los Municipios no se ha allegado al señor Presidente de la República con un público testimonio de su admiración por los beneficios que con su sabia administración han recibido hasta los pueblos más humildes de nuestro país y fuerza es demostrarle su adhesión y su gratitud por la consolidación de la paz, origen de todos esos beneficios que se han resuelto en frutos colectivos y personales para todos y cada uno de los ciudadanos que forman esta gran nación.
   Reconocida como en la veneración que por el Gral. Díaz se tiene en toda la República y la ilustración depurada de los miembros de esta Respetable Coorporación, así como su patriotismo para recomendar y propulsar todo lo que significa ejemplaridad gloriosa, no dudo que aportarán su cuota respectiva y que se harán representar en el homenaje de carácter especialisímo que habrán de tributar al señor General Díaz casi todas las principales Municipalidades del país a la vez que en lo personal todos los señores Munícipes.

   "Por tal motivo invito a Udes. á que contribuyan á este obsequio que en conjunto no pasará de importar $10,000, representando una labor de tres años como antes he tenido el honor de exponer a Uds.
   Como estoy seguro que aceptarán desde luego esta patriótica invitación, les ruego se dignen nombrar sus delegados en esta capital para que se pongan de acuerdo con los que han nombrado y otros H.H. Ayuntamientos y girar la cantidad de dinero que a bien tengan por conducto de sus representantes o directamente a mí a la Escuela N. de Bellas Artes o simplemente indicarme la cantidad con que desean contribuir para enviarles desde luego la hoja correspondiente del memorándum que debe de ir firmada por todos los Munícipes del Ayuntamiento de ese lugar y que junto con el cuadro le será entregado al señor General Díaz.
   Comprendiendo que por el momento ese Municipio tiene que erogar necesarios gastos para la celebración del Centenario de nuestra Independencia, he fijado la donación del cuadro de referencia para el solemne día en que la Patria, por el voto unánime de sus ciudadanos, confiará una vez más sus destinos al esclarecido hombre que ha sabido hacerla respetada y respetable.
   Cada municipio, tendrá en su oportunidad una copia fotográfica del cuadro.
   Con el testimonio de mi profundo respeto y esperando de Udes. una contestación favorable, me suscribo su affo. atto. y s.s.

Francisco de Paula Mendoza (rúbrica)
Escuela Nacional de Bellas Artes, México. D.F.

   De lo ocurrido luego de estos comunicados no tengo noticia. Sabemos que las celebraciones dentro de las Fiestas del Centenario fueron tan abundantes que no bastó el mes de septiembre, el último gran festejo ocurrió el 6 de Octubre, luego vendrían los recuentos de los hechos, las memorias gráficas y las numerosas felicitaciones por parte de las distintas delegaciones extranjeras invitadas, ocurriría luego el alzamiento de Madero, la toma de protesta del 1 de diciembre de 1910 y la renuncia del general Díaz a la Presidencia de la República. La obra de Mendoza sería luego colocada en distintos museos.... y la pintura de la Batalla de la Carbonera se localiza en el Palacio Nacional. Para leer más sobre la pintura militar en México, entra aquí.

   La batalla de lomas de San Lorenzo, ocurrida el 15 de abril de 1867, un mes después sería derrotado el ejército intervencionista, Maximiliano preso y la República reinstaurada.

Porfirio Díaz sería reelecto, y así fue la ceremonia del 1 de Diciembre de 1910.

El 26 de Mayo la prensa nacional anunciaba la renuncia de Díaz, el porfiriato estaba feneciendo.

2 comentarios:

  1. saludos entonces esta carta de Don P. Mendoza se encuentra en el ayuntamiento de Salamanca? es que justo estoy haciendo mi tesis sobre las batallas que pinto Don Francisco de P. Mendoza y me encantaria tener la foto de esa carta o saber exactamente donde la localizo,

    Saludos Brenda León

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La carta en donde se promocionaba la recolección de fotos para pagarle al pintor se distribuyó en todos los ayuntamientos de la República, esa que yo encontré está en el Archivo Histórico Municipal de Salamanca, Gto. Sección Gobierno/Correspondencia.

      Eliminar