lunes, 20 de abril de 2015

¿Cuánta paz ha habido en México desde que se formó como nación? La tercera década del siglo XIX (1821-1830).

   Sería ocioso anotar lo que ya sabemos todos, que la enseñanza de la Historia de México es más que cuestionable en el sistema educativo nacional, el desconocimiento que hay de ella es abrumador. Por otro lado tenemos la frase, que es más que verídica, que dice que el pueblo que desconoce su historia está condenado a caer de nuevo en los mismos problemas. En esta base comienzo una serie de artículos que no se cuántos habrá necesidad de publicara para darnos una idea de lo acontecido en México a lo largo del siglo XIX, siglo que se dice es el más complicado de entender de nuestro pasado colectivo.

    La paz del reino se venía dando ya con problemas comenzado el siglo XIX, los vientos de libertad comenzaban a sentirse y para 1810 se desata la guerra de Independencia, la cual, para entenderla, la debemos dividir en varios periodos, primero la campaña de Hidalgo, luego la de Morelos, luego la de las guerrillas del Bajío encabezadas por Albino García, otro periodo es el encabezado por Mina, para luego concluir con distintos personajes encabezando el movimiento y llegar a la Consumación, que bien lo sabemos, se dio el 27 de Septiembre de 1821. La Guerra de Independencia duró 11 años, tiempo en que si algo no hubo en México fue paz. El episodio que conocemos como Consumación no trajo paz a la recién creada nación, por el contrario, desató más conflictos, uno de ellos:

La Expedición del general Long que fueron una serie de expediciones llevadas a cabo por el general James Long con motivo de anexar Texas a los Estados Unidos cuando era parte de España; sin embargo, el 19 de septiembre de 1821 Long continuó con ella, enfrentándose fuerzas de México y los Estados Unidos.

   En 1822, apenas un año luego de la Consumación, la inestabilidad política ya se daba.- La Revolución del Plan de Casa Mata fue un conflicto armado contextualizado entre las luchas surgidas entre republicanos e imperialistas durante la primera mitad del siglo XIX en el Primer Imperio Mexicano. 1822.- La Rebelión de Felipe de la Garza fue un conflicto armado ocurrido en el territorio del Nuevo Santander (actual Tamaulipas) en el contexto de las luchas entre republicanos e imperialistas durante la primera mitad del siglo XIX en el Primer Imperio Mexicano.

   En 1823 la Nación Mexicana contaba escasos dos años y los conflictos sucedían por los cuatro rumbos, las manifestaciones eran consecuencia del Plan de Casa Mata: La Rebelión Iturbidista de Texas fue un conflicto armado encabezado por José Félix Trespalacios luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata con el fin de reinstaurar el Imperio. La Rebelión de Guadalajara del 12 de mayo 1823 fue un conflicto armado encabezado por el gobierno de Jalisco luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata. La Rebelión de Tierra Caliente, en Guerrero, fue un conflicto armado encabezado por una fracción federalista luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata. La Revolución de San Miguel el Grande, de septiembre de 1823, fue un conflicto armado encabezado por algunos militares iturbidistas luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata. La Rebelión de Márquez, septiembre de 1823 en San Luis Potosí, fue un conflicto armado encabezado por una fracción federalista luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata.   Revuelta de Querétaro, ocurrida el 12 de diciembre,  fue un conflicto armado encabezado por una fracción imperialista luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata. La Rebelión de Puebla en diciembre de 1823 fue un conflicto armado encabezado por una fracción independentista luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata. La Rebelión de Oaxaca de 1823 fue un conflicto armado encabezado por el gobierno de Oaxaca luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata.

  En 1824 los levantamientos y las inconformidades se siguieron: El Plan de Lobato fue un pronunciamiento político proclamado el 23 de enero de 1824 en la Ciudad de México por José María Lobato, cuya finalidad era la destitución de Mariano Michelena y Miguel Domínguez como miembros suplentes del Supremo Poder Ejecutivo, así como la remoción de todos los españoles que ocupasen algún puesto en el gobierno provisional de México. El Levantamiento en Guadalajara de 1824 fue un conflicto armado encabezado por una fracción independentista luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata con motivo de la propuesta hecha por el diputado Miguel Ramos Arizpe de que se concentrara el gobierno en una sola persona elegida entre los actuales miembros del Poder Ejecutivo y que el individuo un quien recayese la elección fuera nombrado presidente de la república. El Levantamiento Iturbidista de Tepic fue un conflicto armado encabezado por Eduardo García y Anastasio Barón de Rosemberg luego de la caída del Primer Imperio Mexicano y la victoria de la Revolución del Plan de Casa Mata con el fin de reinstaurar el Imperio. La Rebelión del Plan de Hernández fue un conflicto armado encabezado por una fracción que pugnaba por la expulsión de todos los españoles en México y despojarlos de sus empleos pues creían estos que los peninsulares eran un elemento adverso a la Independencia de México. Este movimiento y otros si bien fueron derrotados, con el tiempo y con motivo de los Intentos de Reconquista en México, finalmente se decretó la expulsión española.

   La Toma de San Juan de Ulúa de 1825 tuvo lugar desde agosto al 23 de noviembre de 1825, en la fortaleza de San Juan de Ulúa en el estado de Veracruz, México, entre elementos del Ejército Mexicano y Armada de México, al mando del general Miguel Barragán y el capitán Pedro Sainz de Baranda y Borreiro respectivamente contra elementos del ejército español comandados por el Gral. José María Coppinger que protegía la plaza durante los Intentos de Reconquista en México. La escuadrilla comandada por el capitán Pedro Sainz de Baranda se enfrentó con la escuadrilla española, evitando así la llegada de víveres y refuerzos para los españoles de San Juan de Ulúa. Al no recibir refuerzos ni alimento desde España, y estando sitiados desde tierra por el Gral. Barragan que hostigaba la fortaleza, el escorbuto comenzó a cobrar las primeras víctimas, con ello, la delegación española se vio obligada a rendirse.

  El sistema político mexicano nació con una Regencia, presidida por Agustín de Itirbide del 28 de septiembre de 1821 al 11 de abril de 1822, seguida de una Segunda Regencia, que duró poco más de un mes, luego se proclamaría a Iturbide como Emperador de México. El Imperio duraría tan solo 10 meses. Del 31 de marzo de 1823 al 10 de octubre de 1824 se erigió un Supremo Poder Ejecutivo presidido por don Nicolás Bravo. Guadalupe Victoria sería proclamado el Primer Presidente de la República, cargo que ocupará del 10 de octubre de 1824 al 31 de marzo de 1829, al principio fungió como Presidente Interino y ya para el 1° de abril de 1825 iniciaría su periodo como Presidente Constitucional, por cuatro años.

   1825 y buena parte de 1826 se presentan de relativa calma para la nueva nación. México contaba menos de cuatro años de vida independiente, los problemas que enfrentaban eran esencialmente económicos, poco dinero para gobernar un país tan grande era cosa casi imposible. Ocurrió luego La Rebelión de Fredonia (21 de diciembre de 1826 – 31 de enero de 1827) fue el primer intento de colonos anglosajones de Texas para separarse de México. Los colonos, encabezados por el empresario Haden Edwards, declararon su independencia de la Texas Mexicana y crearon la República de Fredonia cerca de Nacogdoches. La efímera república abarcó la tierra que el gobierno mexicano había concedido a Edwards en 1825 y las áreas que habían sido previamente colonizadas. Las acciones de Edwards y las hostilidades de los colonos que había reclutado, llevaron al gobierno mexicano a revocar el contrato de Edwards.

  La masonería estaba dividida, uno y otro bando reclamaba el poder y la inestabilidad se hace nuevamente presente con La Rebelión de Veracruz de 1827 fue un conflicto armado encabezado por las luchas entre el Partido Yorkino y el Partido Escocés. El Plan de Montaño fue un pronunciamiento realizado por el coronel Manuel Montaño, en diciembre de 1827, durante el primer período presidencial constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, el cual, tenía como objetivo disolver las sociedades secretas (logias masónicas), renovar el gabinete presidencial, expulsar al ministro Joel R. Poinsett y hacer cumplir la Constitución de 1824. En didiembre 27 de 1827 comienza la Rebelión de Nicolás Bravo fue un conflicto armado encabezado por las luchas entre el Partido Yorkino y el Partido Escocés.

   La Batalla de Tulancingo fue una acción militar durante la Rebelión de Nicolás Bravo efectuada el 6 de enero de 1828, en la localidad de Tulancingo, en el estado de Hidalgo durante la revolución a favor del Plan de Montaño y luego de Tulancingo con el fin de poner fin de evitar los avances que tenía el Partido Yorkino. El Plan de Perote fue un pronunciamiento realizado, el 16 de septiembre de 1828, por el vicegobernador de Veracruz, Antonio López de Santa Anna. Su objetivo era desconocer el resultado de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos Mexicanos que habían favorecido a Manuel Gómez Pedraza, para de esta forma, otorgar la titularidad del Poder Ejecutivo a Vicente Guerrero.

  El 11 de septiembre comenzó lo que se conoce con el nombre de Motín de la Acordada a los disturbios iniciados por José María Lobato frente a la cárcel de la Acordada, ubicada frente a la actual Alameda central, en lo que hoy es la Avenida Juárez, entonces a las orillas de la Ciudad de México iniciados el 30 de noviembre de 1828 en protesta por los resultados electorales de las segundas elecciones presidenciales en México. Los amotinados apoyaban al general Vicente Guerrero, quien había perdido los comicios frente al ministro de Guerra Manuel Gómez Pedraza, y tras desplazarse al Zócalo saquearon los comercios del Parián y de los alrededores.

   La Batalla de Tampico tuvo lugar entre el 26 de julio y el 11 de septiembre de 1829 en las inmediaciones de ese puerto ubicado en la costa del golfo de México, en el actual estado mexicano de Tamaulipas. En él se enfrentaron elementos del Ejército de Operaciones, al mando de los generales mexicanos Antonio López de Santa Anna y Manuel Mier y Terán contra la División de Vanguardia del Ejército Real comandada por el brigadier Isidro Barradas que pretendía ser la avanzada para recuperar México para la Corona de España. El plan de la reducida división era atraer a jefes militares que simpatizaran con el antiguo régimen para de esta forma incrementar su fuerza militar, establecer un cabeza de playa y esperar más apoyos desde la isla de Cuba.

  El 6 de noviembre de 1829 comienza la llamada Rebelión del Ejército de Reserva y Protector de la Constitución y Leyes fue un conflicto armado surgido luego de la victoria de la Revolución de la Acordada. El Plan de Jalapa fue un pronunciamiento realizado, el 4 de diciembre de 1829, por el Ejército de Reserva con el objetivo de conservar el pacto federal en los Estados Unidos Mexicanos. El vicepresidente Anastasio Bustamante, que a la par encabezó al Ejército de Reserva, se adhirió al pronunciamiento. Muy pronto comenzó a desacreditarse públicamente al gobierno del presidente Vicente Guerrero, en consecuencia, se desconoció su legitimidad y Bustamante asumió la titularidad del Poder Ejecutivo.

   Abril 1° de 1829 ocuparía la Presidencia de la República Vicente Guerrero, es derrocado por Anastacio Bustamante y su Plan de Jalapa. Será sucedido por el 3° Presidente de la República, José María Bocanegra en el cargo dura, solamente una semana "porque la noche del 22, la guarnición de la ciudad de México se rebeló a favor de Bustamante y avanzó sobre Palacio Nacional. El primer intento de los insurrectos, al mando del general Luis Quintanar, por tomar el Palacio falló; entonces los alzados rodearon el edificio, y tras un breve intercambio de disparos, donde llegaron incluso a tirar granadas de artillería sobre él, Bocanegra se rindió. Al aparecer la bandera blanca, símbolo de su rendición, José María mandó abrir las puertas de Palacio. Luego se reunió el Consejo de Gobierno y decidieron llamar al presidente de la Suprema Corte de Justicia, el licenciado Pedro Vélez, nombrándole como asociados a Luis Quintanar y al político Lucas Alamán. Bocanegra firmó su renuncia y se retiró por un tiempo, a la vida privada.Ese mismo día, mediante un acuerdo del consejo de gobierno, se hizo cargo del ejecutivo un triunvirato encabezado por Pedro Vélez, Presidente de la Suprema Corte de Justicia junto a Luis Quintanar y Lucas Alamán" (Wikipedia).

   El triunvirato Vélez-Quintanar-Alemán durará una semana pues el 1° de enero de 1830 asume el poder Trinidad Anastasio de Sales Ruiz Bustamante y Oseguera, convirtiéndose en el cuarto Presidente de la República.

Nota: para la elaboración de este artículo me he apoyado en lo que publica Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada