miércoles, 19 de marzo de 2014

10 templos del Centro Histórico de la ciudad de México. Zona centro-oriente. 5ª. parte.

    Seguimos caminando por el Centro Histórico de la ciudad de México, seguimos escudriñando cada rincón, con lista en la mano y viendo atentamente los nombres de las calles en cada esquina, por suerte contamos con los mapas satelitales que nos ayudan mucho para recorrer virtualmente los lugares, antes de hacerlo en persona, así es como hemos podido dar mejor con los 84 templos que andamos buscando pues, es cosa común que, estando allí y preguntando al viandante la respuesta es, en muchos de los casos: no lo sé. Otra de las cúpulas que capta nuestra atención, además de la de Loreto, es esta que pertenece a Santa Teresa la Antigua, así que por allí comenzamos.

 41.- Templo y Convento de Santa Teresa la Antigua. 1604 se marca como la llegada de las monjas Carmelitas a Nueva España, para el 1º de marzo de 1616 las religiosas toman posesión de su convento, "la iglesia tardó todavía mucho tiempo en su construcción, pues se bendijo hasta el 7 de Setiembre de 1684. Está situada de Norte a Sur, con dos puertas hacia el Poniente, tiene una suntuosa capilla en que se venera la imagen del Señor de Santa Teresa, edificada al Oriente de la iglesia y duró la obra, incluyendo la cúpula, quince años; habiéndola concluido el 17 de marzo de 1813, fue bendita por el Sr. Arzobispo D. Antonio Bergosa y Jordán. La imagen del Señor quedó colocada el 19 del mismo mes.

   "La hermosa cúpula fue derribada en el memorable terremoto acaecido en Abril de 1845, cayéndose a la vez la bóveda y con los escombros fue despedazada una parte de la venerada imagen. Se emprendió con empeño recomponer la capilla, para lo cual contribuyeron varios ricos con cuantiosas limosnas. Ya reparada en 1858, hubo en la Catedral Metropolitana solemnísima función el domingo 9 de mayo, y en la tarde fue conducida a su capilla la imagen. La nueva capilla fue pintada por el acreditado artista D. Juan Cordero.

   "Tan solo puede compararse con ese temblor el acaecido el 19 de junio de 1858, uno de los más destructores que ha tenido lugar en esta capital; todo el Palacio Nacional quedó lleno de grietas, particularmente en la parte que correspondía a la antigua casa de moneda; una escalera cayó, el barandal de un balcón arrancó del pilar el trozo de piedra que lo sostenía; en la Universidad y demás edificios sólidos, se veía impresa la señal de ruina partiéndose las bóvedas y las paredes maestras y aun en la tierra se abrieron anchas cisuras, particularmente en las plazuelas de Loreto y la Concepción; la chimenea de la fundición, en la Casa de Moneda, cayó sobre una casa de vecindad en la calle de Arsinas; las azoteas se rompieron y en muchas se levantaron los ladrillos formando ángulos; cuarteáronse porción de iglesias y los frenes de muchas casas quedaron en deplorable estado; en el convento de San Agustín se abrió una enorme grieta por la calle del arco; en las bóvedas de la Catedral aparecieron anchas aberturas. Después hubo algunos otros temblores de menor importancia y en Julio de 1882 acaba de verificarse uno notable en la Capital, aunque ya habían cesado desde la época en que comenzaron las erupciones del Ceboruco.

   "Cuando la exclaustración de las monjas en 1861, eran veintidós las que había en el convento de Santa Teresa la Antigua. Tenían veintiséis fincas cuyo valor ascendía a doscientos veintiún mil pesos que redituaban anualmente catorce mil, y los capitales activos les producían otros mil cuatrocientos". (1). En la actualidad el templo está convertido en sala de exposiciones con el nombre de Ex Teresa Arte Actual, perteneciente al INBA.


 42.- Templo y Convento de la La Enseñanza Antigua. Es considerado este templo como una de las joyas cumbres del barroco mexicano a pesar de sus cortas dimensiones. "Pertenecieron las religiosas de este convento al instituto conocido con el nombre de la Compañía de María, fundado por la religiosa fuldense Juana de Lestonac, con objeto de oponerse a los avances del calvinismo en los instrumentos de instrucción primaria para niñas. Sujetábanse en su reglamento al formado por los padres Borda y Raymond, jesuitas. El pontífice Paulo V aprobó esta orden en 1607, comisionó al cardenal de Surdis para que agregase a esta familia a la congregación que le pareciese y fue elegida la orden de San Benito.

   "En México fundó el convento la religiosa María Ignacia Azlor y Echeverz, con otras monjas venidas del convento de Bessiers, en Barcelona. Entraron a México las religiosas de La Enseñanza el 30 de agosto de 1753, y fueron recibidas con muchas atenciones por el cabildo eclesiástico y multitud de particulares; compraron en 22 de junio de 1754, por valor de treinta y nueve mil pesos, unas fincas para fabricar el convento. La obra comenzó desde luego, bajo la dirección de fray Lucas de Jesús María, agustino, y en Noviembre del mismo año fue concluida y bendita por el Arzobispo don Manuel Rubio y Salinas, bajo la advocación de Nuestra Señora del Pilar; en Diciembre se trasladaron las religiosas a su convento saliendo del de Regina, donde estaban hospedadas.

   "De las casas que compraron, perteneció una a D. Pedro Jiménez Caro y la otra al arcediano D. Sebastián Saenz; formaron de ambas el convento con hermoso patio y tres hileras de celdas, cuyo número fue de cincuenta, salas de labor y enfermería, viviendas para pupilas y las clases para la enseñanza con otras varias oficinas; había también torre con tres campanillas y una capilla pequeña que sirvió mientras se construía una grande y capaz. El costo de todo ascendió a cincuenta y cuatro mil pesos. Del mismo convento de Bessiers, salieron fundadoras para el de la Enseñanza de inditas para México y para los de Irapuato, Aguascalientes, Morelia y Orizaba" (2)

43.- Convento de la Enseñanza Nueva o de Indias. "Hubo otro convento que también llevó el nombre de Enseñanza, fundado en 1811, por religiosas de la Antigua, para indígenas, cuya fábrica fue costeada por el Obispo de Durango, D. Juan Francisco de Castañiza. Para edificar este convento se eligió un sitio inmediato a la Iglesia de Loreto, el cual conserva aun el nombre de "Calle de las Inditas"; más habiendo comenzado a arruinarse, al poco tiempo se trasladaron las religiosas al convento de San Juan de Dios, en donde permanecieron hasta que establecido el hospital, pasaron al edificio que fue de los Betlemitas; allí encontraron abrigo hasta el 13 de febrero de 1861, en que por orden del presidente Juárez fueron conducidas a la Enseñanza Antigua, en cuyo convento residieron dos años, dejándolo en Marzo de 1863 en que fueron exclaustradas.

   "En junio de ese mismo año volvieron a la clausura y recibieron asilo en una parte del hospital de San Andrés, pero encontrándose mal, cinco meses después pasaron a su convento, del que salieron definitivamente en 1867. El número de religiosas en este convento fue de veinte en 1861; tenían en propiedad 15 fincas con valor de ciento veintidós mil pesos que les producían anualmente una renta de siete mil pesos. Estas monjas poseían unos cuadros de gran mérito, entre ellos varios del insigne artista mexicano Ibara, que floreció en el siglo XVIII:" (3)

Estas fotografías, de las ruinas del convento de La Enseñanza Nueva, convertido en vecindad, las tomé del "Albm Café", Ciudad de México-Edificios Públicos Colegios. De la Fototeca de la Coodinación Nacional de Monumentos Históricos, CRV, en el entendido que lo hago para difusión cultural y sin ningún sentido de lucro.

44.- Templo y Convento de Santa Inés. El convento de este nombre fue fundado en el año de 1600 por religiosas concepcionistas, y en la obra gestaron los marqueses de la Cadena gruesas sumas. Destruido el edificio fue reparado a principios del siglo XVIII, dedicándose la iglesia el 20 de Enero de 1790. Muy sólido y amplio fue el convento que estuvo adornado con pinturas del célebre artista mexicano Ibarra.

   "La iglesia, situada de Oriente a Poniente, tenía un buen coro y elegante altar mayor; su portada pertenece al orden de arquitectura jónico-griego; después de la exclaustración fue convertido el templo en almacén y hoy ha vuelto a reconstruirse y a ponerse en buen estado para la celebración del culto religioso. Al ser reducido el número de conventos de monjas en 1861, eran diez y siete las ineses; el 13 de Febrero trasladáronlas al convento de Santa Teresa la Nueva, donde permanecieron hasta que fueron completamente exclaustradas en 1863; el convento fue vendido en lotes y pasó a servir para casas de vecindad; cuando volvieron las religiosas a sus conventos, en Junio de 1863, las de Santa Inés pasaron al de Santa Catalina de Sena; no pudiendo recobrar el suyo. Antes de 1861 poseía el convento veintidós fincas, además de sus capitales activos que consistían en treinta y nueve mil pesos y los pasivos que no llegaban a tres mil. (4)

  Es en este templo en donde fue enterrado el pintor Miguel Cabrera y el convento es, en la actualidad, sede del Museo Cuevas. Para ver más del templo, entra aquí.

45.- Templo y Hospital de la Santísima Trinidad. "Apropósito de rescatar las bellezas del Centro Histórico, en su sector poniente está el templo con una de las más hermosas portadas barrocas de la ciudad, se trata de la iglesia de la Santísima Trinidad, obra del arquitecto Lorenzo Rodríguez, quien también se hizo cargo de la arquitectura del Sagrario Metropolitano. Por la zona en que está, las inundaciones siempre han sido un obstáculo para preservar el edificio religioso, el cual inicialmente fue concebido como una ermita dedicada a la adoración de la figura de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Cinco años después de consumada la conquista de México, el invasor Hernán Cortés repartió terrenos entre sus capitanes y gremios y el del barrio de San Sebastián, correspondiente al calpulli de Aztzacualco, se entregó a los sastres y calceteros, quienes erigieron el mencionado templo. De 1569 a 1579, la ermita fue compartida con las Beatas de Santa Clara, quienes se trasladaron después a un templo más espacioso, ubicado en la esquina de lo que hoy es Tacuba y Bolívar. De 1580 a 1660 la Congregación de San Pedro ofreció a la Cofradía de la Santísima construir un nuevo templo, a cambio de un terreno para edificar el Hospital de San Pedro, pero la iglesia terminó por cerrarse al culto a mediados del siglo XVIII. En 1782 se reedifica el inmueble y a principios del siglo XIX se eleva el nivel del piso, a fin de evitar afectaciones por inundaciones al interior del edificio, pero los trabajos afectaron las proporciones de la fachada. El objetivo del templo fue fomentar el culto, realizar obras pías y de caridad y reformar las malas costumbres de sastres y calceteros.

  "Con la aprobación de las Leyes de Reforma, la iglesia se entrega a la Compañía Lancasteriana, que promovió la educación laica y gratuita, pero en 1908 el templo regresa al culto católico y es recibido por la orden de los Sacerdotes Redentoristas. Para preservar su belleza, en 2009 inician los trabajos de consolidación del templo, se le inyecta mortero a 35 metros de profundidad en las calles aledañas; se reparan los arcos; se sustituye el cableado utilizado anteriormente para mantener el suelo firme; y se incorpora un sistema de tensión a base de varillas para evitar que los muros se abran; así como también se reforzaron el tambor, la cúpula y los arcos de crucero. En su fachada, se pueden apreciar figuras de ángeles y querubines, a San Juan con el atributo de la copa con veneno, el cual huyó en forma de serpiente para que no lo tomara el siervo de Dios; aparece San Pedro con las llaves del cielo, una cruz redentorista y vegetales. Al centro está un relieve de la Santísima Trinidad con la representación de Dios Padre, quien tiene en su regazo a Dios Hijo y sobre ellos una paloma, que significa el Espíritu Santo. Repartidas en la fachada hay 10 esculturas de talla entera, que representan a cinco obispos, cuatro papas y un presbítero. Finalmente, en su portada lateral está San Juan Bautista, que representa al Nuevo Testamento; San Pablo con una espada, que fue el instrumento de su martirio; y San Antonio Abad, acompañado de un cerdo, como símbolo de la tentación". (Tomado de El Sol de México). Este es otro de los templos en donde podemos notar claramente el hundimiento.

46.- Parroquia de La Soledad de Santa Cruz. "Esta parroquia pertenece a las primeras que se fabricaron poco después de la conquista, pues el rumbo por el que está fue primitivamente poblado por los españoles conquistadores; el aspecto de aquel suburbio, con sus casas de tezontle y amplios corredores con arcos de mampostería ya casi arruinados, dice claramente que la parte oriental en que está construida la Soledad, es una de las que cuentan más tiempo de estar pobladas. La parroquia estuvo durante muchos años a cargo de los religiosos agustinos, después se le dio mayor amplitud al templo, dedicándolo el 29 de octubre de 1731; tiene de longitud casi ochenta varas y cincuenta de anchura; y tres naves y además del altar mayor del presbiterio, otros cuatro por el lado del Norte, e igual número por el Sur, fue reformado en 1792. Recibe suficiente luz por muchas ventanas y adornan al templo porción de buenos cuadros de artistas mexicanos que florecieron al calor del Cristianismo.

  "La iglesia está situada de Oriente a Poniente, hacia este rumbo la fachada con tres puertas; administra el párroco desde la plazuela de la Santísima hasta San Lázaro, desde el Albarradón hasta la calle de San Ciprián y puente de Curtidores; hay que agregar a su jurisdicción el Peñol de los Baños y los ranchos llamados de "Balbuena" y del "Tesoro". La parroquia poseyó nueve fincas cuyo valor ascendía a sesenta mil pesos: sufrió hace pocos años un robo, habiéndose ocultado en la iglesia los ladrones. La imagen de la Soledad es muy reverenciada y el día de mayor concurrencia es el Viernes de Dolores, el Viernes Santo hay un solemne pésame, muy concurrido a pesar de estar el templo lejos del centro". (5)

47.- Capilla de Manzanares. "Una de las mejor conservadas del Centro Histórico. Su historia, vinculada con el suburbio del mismo nombre, se remonta a un barrio indígena del siglo XVI que se ubicaba en las salientes del lago de Texcoco. Justo detrás de la capilla pasaba uno de los dos brazos de la Acequia Principal que venía desde Xochimilco y desembocaba en el lago; sus vecinos convivieron con esa corriente hasta el último tercio del siglo XVIII cuando, a pesar de las protestas, fue finalmente cegada". (Nueva Guía del Centro Histórico de México).

48.- Templo y Convento de Jesús María. "La idea de erigir un convento para monjas concepcionistas se atribuye a Gregorio de Pesquera, un devoto filántropo. Como varios conventos femeninos, éste fue creado para recibir a mujeres españolas mal avenidas que no tenían dote para pagar su matrimonio. El conjunto comenzó a construirse en 1597 y logró concluirse hasta 1621 con el recaudo de limosnas y dádivas, sin embargo, llegó a ser uno de los más grandes, ricos y mejor decorados, como lo revela la cúpula de mosaicos y los diecisiete vitrales. Sus altares y retablos barrocos comenzaron a perderse entre 1861, año de exclaustración de las monjas y 1874, cuando fue fraccionado y rematado a particulares. En el templo se dieron los servicios religiosos hasta 1933, año que fue clausurado y entregado al servicio de la Secretaría de Guerra y Marina. Entre sus historias resaltan la de haber sido sor Juana Inés de la Cruz una de sus beatas, así como la fama que tenía el hermoso canto de sus religiosas. (Nueva Guía del Centro Histórico)



49.- Templo y Convento de Balbanera. "Fundado en el año de 1573 con religiosas del de la Concepción y fue su primer título el de Jesús de la Penitenciaría. Maltratada la primitiva iglesia se hizo una nueva fábrica con bienes que para ello  dejó Beatriz de Miranda; esta reedicación fue comenzada el 3 de mayo de 1667 en que se puso la primera piedra y se dedicó cuatro años después, el 7 de Diciembre, siendo Arzobispo el Señor fray Payo Enríquez de Rivera. La iglesia y convento sufrieron reformas de consideración posteriormente; el templo está situado de Oriente a Poniente, el altar mayor es de estilo moderno y estucado de blanco y oro. El atrio que sirve de entrada a la iglesia, está rodeado de un balaustrado de fierro y tiene dos puertas que miran al Sur; la portada no ofrece nada digno de consideración; la torre, de esbelta figura, está revestida de azulejos que le da un aspecto interesante.

  "Las religiosas de este convento fueron trasladadas en 1861 al de San Gerónimo, donde permanecieron hasta Febrero de 1863 en que todas fueron definitivamente exclaustradas; estuvieron algún tiempo en el de Regina y el de Balvanera fue convertido en habitaciones particulares; las religiosas eran veinticuatro y tres novicias al ser exclaustradas. Poseía el convento sesenta y tres fincas por valor de medio millón de pesos y por los capitales activos tenía de réditos dos mil pesos.

   "Cuando la epidemia invadió a los indígenas en 1736, se hizo una gran fiesta a San Bernardo con asistencia del virrey, y el último día de la novena fue sacada la imagen en procesión, acompañada del cabildo secular y porción de particulares que conducían imágenes de San Bernardo y San José y la del santo Ecce Homo. Acerca de esta fue tradicional, que deseando las religiosas del convento de Balvanera una imagen de esa clase y habiendo convocado artífices, ocurrieron a la portería varios y algunos se encargaron de la escultura, según lo deseaba el convento, pidiendo algo adelantado, conforme la costumbre y se les dio un peso solamente; a los pocos días llevaron la imagen y no volvieron a cobrar el valor de la hechura por lo que las religiosas pusieron por nombre a la escultura del Santo Ecce Homo del peso". (6)

   Actualmente el Templo de Balbanera, es la Catedral de San Marón de la Iglesia Maronita de México y es allí en donde comenzó el culto a San Charbel.

50.- Santo Tomás La Palma. Este es el templo que se encuentra literalmente oprimido por el Mercado de la Merced, lo puedes ver aquí.

Fuentes:

1.- Rivera Cambas, Manuel. México pintoresco, artístico y monumental. Tomo II. Imprenta de la Reforma. México, 1882. pp. 139-141.

2.- Ibid. pp.136-137

3.- Ibid. p.139

4.- Ibid.

5.- Ibid. p.157

6.- Ibid. pp.204-205

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada