jueves, 13 de marzo de 2014

10 templos en la ciudad de México, por la zona de la Alameda Central. 2ª parte.

   Seguimos por la ciudad de México, por su centro histórico en busca de los 84 templos que, se dice, fueron construidos a lo largo de tres siglos de dominio español. Los que nos lanzamos a descubrir esta vez son los ubicados en la inmediaciones de la Alameda Central, el que fuera el paseo por excelencia durante varios siglos de presencia española y que, lo sigue siendo en nuestros días.

   "La petición del Marqués de Salinas realizada a principios de 1592,1 fijó el lugar para el emplazamiento, mismo que con algunas modificaciones aún conserva, un cuadrado dentro de lo que era la plaza o Tianguis de San Hipólito, al sur de la Calzada de Tacuba y enfrente de la iglesia y hospital de la Cofradía de la Santa Veracruz. Tiempo después, a esta primera traza se agregaría una ampliación sobre el sitio donde estaba el Quemadero de la Santa Inquisición, dilatándose sobre las plazuelas de Santa Isabel y San Diego. Para lograr el efecto de parque se mandaron sembrar olmos blancos y negros, traídos de la villa de Coyoacán, y para completar este plan original, el sevillano Francisco de Avis diseño los jardines y se construyó una pila de cantera labrada que lucía como remate una esfera de bronce. La Alameda estaba circundada por una ancha acequia (Canal donde circula agua de riego) que sirvió para evitar el paso de los visitantes indeseables, ya se tratara de personas o animales; esta acequia les ocasionó serios dolores de cabeza a los encargados de darle mantenimiento y desazolbe, razón de más para registrar el nombre de Francisco Vega como el primer guardabosque. En sus inicios la entrada se realizaba por una sola puerta, al oriente, donde se encontraba la plaza de Santa Isabel". (Wikipedia)

   Sin lugar a dudas, en la actualidad, uno de los puntos más emblemáticos de la zona en rededor de la Alameda Central es el Palacio de las Bellas Artes, localizado en la esquina sur-este. En este sitio, donde hoy vemos Bellas Artes, estuvo un convento con su respectivo templo, el de Santa Isabel, pero ese lo incluiremos en un siguiente artículo.

   Y ni que decir del otro emblemático punto referencial, no solo de la Alameda sino de toda la ciudad de México: la Torre Latinoamericana.

  En la esquina nor-poniente vemos un edificio estupendo, no fue un templo, pero sí fue construido por religiosos de la orden de San Agustín. "Se cree que el edificio nació a principios del siglo XVII, y pocos años después la orden de San Agustín lo convirtió en uno de las primeras hosterías de América, donde los frailes de la orden se alojaban previo embarque hacia la cristianización de las Filipinas. En 1780, se adecuó el edificio tal y como reza en nuestra fachada y se bautizó como la Hostería de Santo Tomás de Villanueva. A partir de aquí, el edificio se enorgullece de haber vivido todos y cada uno de los momentos claves que marcan la historia de nuestra ciudad". (Tomado de Hotel de Cortés, te recomiendo entrar al sitio y ver la parte de Historia, es interesante.)

   Mucho antes de que fuera Hotel de Cortés, en la segunda década del siglo XX, a un lado de la espléndida portada del establecimiento que daba alojo a los nuevos sacerdotes que llegaban a Nueva España, y vemos en la fotografía que había una bomba de gasolina El Aguila.

   Mismo sitio, en 1930.

11.- Templo y Convento de Corpus Christi. El templo ya no está en servicio, aun antes de que toda esta zona fuera afectada por el sismo de 1985, el templo era usado como área de exposición y venta del Fondo Nacional para las Artesanías, Fonart. El convento fue construido entre 1720-1724 y estaba destinado para indias cacicas, lo mandó hacer el virrey Baltazar de Zúñiga Guzman Sotomayor y Mendoza, marqués del Valero como agradecimiento al haber salido airoso de un atentado que sufrió justo el día del Corpus. Para leer esa historia y todo lo relacionado a este sitio, entra al Boletín de Monumentos Históricos del INAH. Actualmente es la sede del Archivo General de Notarías de la Ciudad de México y, se dice que allí está el corazón del virrey Baltazar de Zúñiga, toda una historia de amor.

  "Dicho se está que la iglesia del Corpus Christi en su principio no fue grande, y tenía adelante un cementerio de seis urnas de largo. El crecido número de personas que la frecuentaban exigía su crecimento, le facilitaron varios devotos que acudieron a ello con limosnas; y así se le aumentó una bóveda más en lo que era cementerio, obra que se ejecutó el año de 1729, ponindo para memoria de la fundación y del fundador, sobre la puerta de la calle, grabada en piedra, la inscripción siguiente: 'Este convento de religiosas franciscanas indias hijas de cacique y no para otras se edificó y fundó por el Excmo. Sr. D. Baltazar de Zúñiga y Guzmán Sotomayor y Mendoza, Marqueés de Valero Ayamonte y Alenquer siendo Virrey Gobernador y Capitán General de este Reino; Gentil Hombre de la Cámara de Su Majestad y Oidor de su Real Audiencia"

   "Desde que se abrió esta iglesia hubo en ella gran culto, como lo acredita la urgencia de haberla extendido; entró inmediatamente en el turno de la indulgencia de cuarenta horas, y el día 8 de Junio de 1730 hubo allí una gran concurrencia para ganar una indulgencia con reunión de la pena temporal de pecados, concedida a los que con las imposiciones debidas la visitara ese día". (1) Vemos en la imagen la avenida Juárez en los años veinte del siglo XX, aun existían edificios porfirianos, como lo podemos apreciar a la izquierda del templo del Corpus Christi, conocido entonces como "la Catedral de los Cismáticos".

12.- Capilla del Calvario. Esta fue la única de las levantadas en la zona que conocemos actualmente por Alameda Central, eran 9 las capillas en donde se llevaba a cabo la tradición del rezo del rosario, especialmente en la Semana Santa. La capilla inicial estaba dentro del Convento Grande de San Francisco, se rezaba dentro de la Capilla del Tercer Orden, luego estaban la Capilla de la Segunda Estación y la de la Tercera Estación, seguían las 9 de la Alameda y la última, conocida como El Calvario, era en donde se rezaban los tres últimos misterios del Rosario. Todas desaparecidas.

13.- Templo y Convento de San Diego. Construido en el siglo XVII, en el lado poniente de la Alameda, sitio en el cual estaba el quemadero de la Santa Inquisición. Este templo dedicado a San Diego de Alcalá, era una de las dos sedes que los frailes Dieguinos, tenían en la ciudad de México. "El antiguo Convento de San Diego, cuya construcción se inició en 1591 por encargo de Mateo de Mauleón y su esposa Juana Arellano. Los frailes dieguinos se establecieron en este inmueble en 1861. En tiempos de la Reforma, se ordenó la suspensión de los conventos y la exclaustración de los frailes. El edificio heredado sucesivamente y al pasar del tiempo se fraccionó creándose lo que en nuestros días son las calles de Colón, Balderas y Dr. Mora. En 1964, el presidente Adolfo López Mateos inauguró la Pinacoteca Virreinal de San Diego que albergaba una colección de obras coloniales provenientes de la Academia de San Carlos, y que actualmente forma parte del acervo del Museo Nacional de Arte". (Wikipedia)

 14.- Templo de San Hipólito y San Casiano y Hospital de San Hipólito, localizado en la que fuera la antigua calzada que comunicaba a la Gran Tenochtitlán con el pueblo de Tacuba, sitio en el que, ocurrió luego del episodio de la masacre del templo mayor y que se convertiría en la Noche Triste, que, como especie de venganza, siendo que la ciudad cayó rendida el 13 de Agosto de 1521, se levantó en honor de San Hipólito una capilla, dado que ese día es su festividad. En la actualidad, los padres hipóliotos ya no existen más, en cambio, el templo fue tomado por los claretianos que han difundido el culto a San Judas Tadeo.

   Curioso es ver que ese templo de San Hipólito, que pudiera ser importante por lo del Paseo del Pendón y por la fecha representativa para los españoles no fue concluido.Esta foto de 1895 ca. se ve que aun no tenía la torre poniente.

   Templo de San Hipólito y San Casiano en la actualidad. Para ver sobre la Fiesta de San Judas Tadeo que se venera en ese templo, entra aquí.

 15.- "La iglesia de San Juan de Dios fue construida a principios del siglo XVIII para servir a los hermanos juaninos, que era una orden hospitalaria. En el convento acostumbraba hospedarse el Comisario General de las Provincias de Indias, que era el prelado superior que regía todo el gobierno de la religión y era encargado de visitar los conventos de la Nueva España. La vocación de curar enfermos terminó en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando las órdenes hospitalarias fueron suprimidas, por lo que la iglesia fue abierta al servicio público". (Nueva Guía del Centro Histórico).

   Una de las cosas singulares que encontramos aquí, además de su espléndida fachada es que en el interior hay música ambiental que nos invita a la relajación. 




16.- Parroquia de la Veracruz, San Blas. "El conquistador de Nueva España D. Fernando Cortés, fundó en esta iglesia una archicofradía con el título de la Cruz, cuyos estatutos fueron aprobados por fray Domingo de Betanzos, religioso dominico y vicario general del reino, por auto del 30 de marzo de 1527: una de sus instituciones es asistir a los reos en la capilla, suplicio y entierro. Por una bula expedida en Roma S.S., el Sr. Gregorio XIII, a 13 de enero de 1573, se concedió a la archicofradía se agregase a la del Santísimo Cristo de S. Marcelo, y cien días de indulgencias a los fieles que visitando la Santa Imagen, consiguiesen se les descubriera. De aquí parece tuvo origen el que el Santo Cristo de la archicofradía estuviese descubierto con siete velos, siendo conocido entre los fieles por el Señor de los Siete Velos.

   "Esta iglesia es también una de las primeras que se fabricaron poco después de la Conquista; y reedificada después a costa de la archicofradía, tuvo lugar su dedicación el 14 de octubre de 1730. Parece que en esta parroquia estuvo al principio la capilla de Ntra Señora de los Dolores la cual estaba al cuidado de indios tarascos. El año de 1568 se declaró parroquial este templo, siendo arzobispo de México el Illmo. de Méxco Sr. D. Fray Alonso Montúfar, del orden de predicadores. En el tiempo que estuvo esta parroquia a cargo del Sr. Dr. D. José María Aguirre, se reformó el interior del templo, y en el año de 1850, cuando la tuvo el Sr. Dr. D. Juan B. de Ormaechea, se pintó y se le pusieron puertas nuevas, debido a su empeño y al Sr. D. José maría Flores, vicario que fue de esta parroquia

   "La situación del templo es de O. a P., a éste viento la puerta principal, y a aquél el altar mayor, que está dedicado al Señor de los Siete Velos: la otra puerta mira al S. Hay además del altar mayor, en el resto del templo, tres por la parte del S. y cuatro por la del N. Los altares está dedicados a las siguientes imágenes: Señor de las Misericordias, Jesús María y José; Divina Infantita, san Miguel y san Lorenzo mártir. La capilla del Sagrario tiene además del principal, los de la Inmaculada Concepción y el Señor de la Columna. La capilla de san Francisco Javier tiene el altar mayor, el de Ntra. Señora de Guadalupe, de Ntra. Señora de la Soledad, y san Agustín.

   La administración de esta parroquia comprende por el O., desde el Puente del Zacate hasta la esquina del Hospital Real; por el S., desde esta esquina hasta el Egido de Velazquez; por el N., la esquina que termina en el Puente del Zacate y por el P. hasta la esquina de Buenavista. Antes de 1861 poseía esta parroquia tres fincas cuyo valor era de 9,000 pesos. Hay un cura y dos vicarios para su administración". (2)
 17.- Basílica de San José. "En el atrio de S. Francisco, antes de que se fabricase la iglesia grande y las cuatro capillas que hasta 1861 existieron en ese lugar, había una capilla, la cual, construida la iglesia, grande quedó con el nombre de Sr. San José, o de los Indios, administáandola como parroquia los religiosos de S. Francisco..." (3) En realidad, estos datos corresponde al templo de San José de Naturales que era un templo distinto, el primero que se construyó fray Pedro de Gante para la evangelización de los Indios, sobre ese recinto, más datos los hay aquí.

18.- Templo de María Guadalupe de El Buen Tono. En la zona se levantaron unas casas para hospedaje de forasteros, cedidas en 1591 para edificar convento de monjas al que pusieron el nombre de San Juan de La Penitencia. Reedificándose la capilla terminada en 1711. Luego de las Leyes de Reforma fueron exclaustradas monjas de los conventos de Santa Isabel y Santa Brígida que pasan a este convento para uego ser exclaustradas nuevamente en 1863.  Al adquirir el predio la cigarrera "El Buen Tono" se procede a la demolición de la antigua iglesia en un principio con la idea de levantar ahí un Cine-Teatro, sin embargo finalmente lo que se construyó fue otra iglesia, obra de Miguel Ángel de Quevedo y bajo la advocación de la Virgen de Guadalupe que es la que se conserva en el lugar hasta nuestros días.

19.- El templo de San Fernando, también con convento, sede de los fernandinos, rama de los franciscanos. Con su panteón que es una verdadera joya.

20.- Templo y Convento de San Cosme y San Damián.- Y alejándonos un poco de la Alameda, rumbo poniente, llegamos a un templo más, el de San Cosme y San Damián. "Fue fray Juan de Zumárraga quien en el año de 1581 fundó un hospital con una ermita, para atender a los indios forasteros, dedicándolo a los santos Cosme y Damián. En 1669 los franciscanos le añadieron el nombre de Santa María de la Consolación, por el milagro que realizó una linda imagen tallada en madera, que aún se venera en el templo. Esa construcción fue sustituida en 1672 por la que todavía existe, con su pequeño atrio arbolado y en la fachada las figuras en piedra de la Sagrada Familia, Santa Ana, San Joaquín y en lo más alto la Virgen de la Consolación. Tras la aplicación de las leyes de exclaustración de los bienes religiosos, una parte del convento se dedicó a hospital militar y años más tarde la parroquia dejó de ser atendida por los franciscanos, quedando a cargo del clero diocesano, que depende directamente del arzobispado de México. Al paso de los años perdió sus retablos originales, pero se le colocó en el altar mayor uno en estilo churrigueresco muy bello, que perteneció a la iglesia de San Joaquín. En una capilla lateral se encuentran los restos del gran historiador don Joaquín García Icazbalceta, cronista de la ciudad de México y miembro fundador, en 1870, de la Academia Mexicana de la Lengua. Del antiguo hospital poco se conserva y lo que queda está urgido de una buena restauración". (4)

San Cosme y San Damián al comenzar el siglo XX.


Fuentes:

1.- Marroquí, José María. La ciudad de México. Tomo II. Imp.y Lit. La Europea. México, 1900. pp.199-205

2.- Alfaro y Piña, Luis. Apuntes sobre la fundación de las parroquias en la ciudad de México. Imprenta Literaria. México, 1867 Ibid. pp.17-10

3.- Ibid. pp.20-21

4.- González Gamio, Angeles. Artículo en La Jornada. 5 de febrero de 2006.

Para ver los primeros diez templos, zona sur poniente-oriente del centro histórico, entra aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada