jueves, 6 de marzo de 2014

De Cortés y todas sus mujeres, la Malinche y varias (muchas) más.

   Uno de los objetivos que tengo de estar por este punto oriental, el más oriental del país, (Isla Mujeres lo es más) es adentrarme in situ al punto por donde fueron los primeros contactos de europeos con México. Poco a poco hemos seguido los hilvanes que, una vez unidos, nos darán una visión completa de lo ocurrido en 1517 y luego en 1519, y que terminaron el 13 de agosto de 1519 con eso que conocemos por Conquista. Todo esto es debido a la extraña fascinación que tengo hacia los grandes aniversarios, ya experimenté el V Centenario del llamado "Encuentro de Dos Mundos", ya experimenté el (poco festivo) Bicentenario del inicio de la Independencia y el Centenario de la Revolución pasó de largo para mi pues es un evento de nuestra Historia que no me motiva mucho de conocer. De la Conquista uno de los personajes que resalta y que "enseñan" en las escuelas es Ce Malinali, Malintzin, Malinche, Doña Marina, cuya presencia es tan impactante que hoy en día usamos una palabra que nos la recuerda: Malinchismo.

  Tenía, creo que todos tenemos la idea, de que Malinche había sido la única mujer entregada a Cortés, sea para él mismo que para sus acompañantes, pero no es así, fueron muchas más. Lo que a continuación comparto son extractos de la obra de Montoya de la Rica, sobre la vida de Hernán Corés. Lo que vemos en la fotografía, es un acercamiento a la parte central de la pintura de González Camarena sobre las razas que se exhibe en el Museo Nacional de Antropología en la ciudad de México. ¿La reconoces? Efectivamente es Victoria Dornelas, la tlaxcalteca que sirviera de modelo a González Camarena para su obra más conocida: La Partria, la que engalanó todas las portadas de los Libros de Texto Gratuito durante un par de décadas..

  Comienza ofreciendo datos de lo que era la empresa de Cortés al salir de Cuba: "El 10 de febrero de 1519, tras la consabida misa, zarparon once barcos... resultó que contaba con 508 hombres, 109 marinos, 16 caballos y yeguas, once navíos de diverso porte, en general pequeños; entre la tropa había 32 ballesteros y 13 arcabuceros; cuatro falconetes y algunas piezas más de artillería..." (1). Aquí vemos que, el total de personas, todas del sexo masculino eran 617, ni una sola mujer.

  El autor hace mención ahora de aquella primera llegada de europeos a la costa mexicana, de los que solamente sobrevivieron Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero, allí habla de dos mujeres, pero no especifica si ellas eran españolas, cosa que dudo, o cubanas... tal vez taínas. "... y en un batel embarcaron diez y seis hombres y dos mujeres, dirigiéndose a Cuba (era 1511); pero las corrientes los llevaron a Yucatán; los sacerdotes, nativos se los repartieron como esclavos, sacrificando a sus dioses a la mayoría; al poco tiempo otros murieron de enfermedad y las mujeres por los muchos trabajos a los que se les forzó..." (2) No está de más anotar que este fue un 5º Centenario olvidado, la del inicio del mestizaje con Gonzalo de Guerrero y Nicté Ha.

  Y algo curioso sucede en esa avanzada que envía Cortés a cargo de Antón de Alaminos en donde, al llegar a la Laguna de Términos, en el actual Campeche "... Escobar llegó a Términos y allí encontró una perra perdida en el viaje de Grijalva que reconoció, como no podía ser menos, a los españoles y embarcó con ellos..." (3) Mientras tanto, por el rumbo de Xicalango, actual Frontera, Tabasco, "... a finales de marzo de 1519, se presentaron gran cantidad de caciques de la región y sus fronterizas. Traían mucha comida, mantas, joyas de oro, y veinte mujeres, una de ellas, la que ya cristianizada sería llamada Marina, compañera de Cortés... a las veinte mujeres que fueron repartidas entre los capitanes, correspondiendo a Alonso Hernández Portocarrero la antedicha Marina, si bien, al marchar éste a Castilla, la tomó Cortés para sí... (4) Se dice que fue el 24 o 25 de Marzo de 1519 que Malinche es regalada a los españoles, ese mismo día se funda la que -se dice- es la primera población fundada formalmente por Cortés: Santa María de la Victoria, en el actual Tabasco. Y el dato está en que Malinche no es entregada para Cortés, sino para Portocarrero, comenzando allí la larga y triste historia de una mujer que, pasa de uno a otro en propiedad, quizá, sin saberlo, lo que ella estaba gestando allí no era la leyenda de Malinche, sino la de La Chingada.

   Nuevamente encontramos otro dato curioso relacionado a las mascotas, las primeras en llegar a México, las cuales están por cumplir su 5º Centenario también (en el entendido que los Xolos son perros locales) "...en los grandes venados que no eran otra cosas sino los caballos, en sus enormes y feroces perros entrenados para la guerra, algunos de ellos han pasado a la historia Leoncico y Becerrillo..." (5) 

   Cortés había ya desembarcado en lo que llamó la Villa Rica, allí su encuentro fue con el cacique Gordo, en Cempoala, con el que "...para sellar definitivamente el acuerdo con el cacique regaló a los españoles ocho doncellas de alcurnia, que fueron bautizadas y repartidas entre los capitanes; a Cortés le reservó su propia sobrina, bautizada como Catalina, que no era de las agraciadas, aunque sí de las más poderosas..." (6) -esto ocurrió el 28 de junio de 1519- Primero fueron 20, luego 8, ahora serían 300 pues "...el 18 de septiembre de 1519 entra la expedición en Tlaxcala, permaneciendo allí veinte días. Como muestra de las buenas intenciones, ofrecieron a los españoles trescientas mujeres, con el deseo expreso de que de esa mezcla de sangre saliera una nueva generación de grandes hombres..." (7) 

  Y estando ya en Tenochtitlán, establecida ya una relación con Moctezuma, "...el emperador le regaló unas joyas y le ofreció mujeres para sus oficiales y a su propia hija para Cortés, éste rechazó el último ofrecimiento, recordando entonces que estaba casado con Catalina Suárez..." (8)

   Pero hubo más, más mujeres en la vida de Cortés: "Hernán Cortés se casó dos veces y tuvo once hijos documentados en seis relaciones diferentes. Su primera esposa, doña Catalina Juárez Marcaida, murió tras cinco años de matrimonio estéril el 1 de noviembre de 1522, bajo misteriosas circunstancias. Previamente y durante este enlace, Cortés tuvo cinco hijos extramatrimoniales. En abril de 15284 Cortés contrae segundas nupcias con doña Juana Ramírez de Arellano de Zúñiga, hija del conde de Aguilar y sobrina del Duque de Béjar. Doña Juana se establece en el pueblo de Cuernavaca, viviendo en el palacio construido en 1526.5 De este matrimonio nacieron seis hijos". (Wikipedia).  En resumen, fueron dos legítimas e innumerables ilegítimas. Así las cosas con don Hernando Cortés Monroy Pizarro y Altamirano.


Fuentes:

1.- Montoya de la Rica, Eduardo. Hernán Cortés. Dastín Export Ediciones. Madrid, 2004. p. 77

2.- Ibid. p.79

3.- Ibid. p.80

4.- Ibid. p.87

5.- Ibid. p.90

6.- Ibid. p.99

7.- Ibid. p.111

8.- Ibid. p.126

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada