jueves, 27 de marzo de 2014

Jueves de plaza: un mercado tropical.

   Antaño el día por excelencia para ir al mercado era el domingo, aunque el jueves era opcional por aquella tradición ya casi perdida de que el jueves se trabajaba solamente mediodía y esa tarde era para reposar, para pasear, para "ir a ver a las muchachas" y para "dar la vuelta en el jardín". Quizá de allí es que se origine la razón por la cual cuando salimos a pasear decimos "voy a dar la vuelta", pero esa es otra historia que algún día trataremos por este Bable.

   Hoy día el día de plaza igual es martes, que miércoles, que el día que sea, pues todo va en función a la feroz competencia que los supermercados tienen. Pero tampoco trataremos cosas mercantiles, mucho menos de estrategias mercadológicas, de lo que se trata es de, teniendo como base de que buenas tres partes del territorio nacional están debajo del Trópico de Cáncer, somos un país esencialmente tropical, pero, considerando que el Altiplano Central es eso, alto; que el Bajío no es precisamente "tropical" y que el Valle de México, Toluca y Puebla son altos también, nos quedan los trópicos en los estados costeros.

   En este reciente viaje que hice, ahora, con calma organizo las fotografías y comparto contigo este ejercicio que titulo "Mercado Tropical" debido a que fue por esas latitudes que vi una serie de objetos, de frutas, de verduras, algunas conocidas, otras no tanto, unas más totalmente desconocidas, exuberantes, coloridas, en fin, formas y colores, cosas tan habituales en los mercados mexicanos:

   Estamos ya en la segunda década del siglo XXI, apenas han corrido dos años de la nueva Era, la de Géminis, y aun se sigue pensando en los amuletos, en las fórmulas mágicas y en las protecciones divinas, como, ahora muy de moda, la Medalla de San Benito. Me sorprende que la Mano de Fátima haya sido tan ampliamente aceptada por nuestros paisanos, siendo que su origen es totalmente islámico.

  Dicen que son una fuente grande de proteína: los chapulines asados, vistos en el Tianguis de Acatzingo de Hidalgo, estado de Puebla.

   Estas vainas no sé como se llamen, de pronto me parecen de mezquite, pero lo dudo. En el estado de Puebla.

  Si en nuestro símbolo nacional lo tenemos, el nopal está presente en todos los mercados.

   Y las yerberas son fundamentales en todo mercado tradicional.

Nabo, Brócloli, Rábano, Coliflor, Acelgas, Espinacas, Cebollas y todo lo que podamos imaginar...

Exquisitas las piñas por el rumbo de Acayucan, Veracruz, las mejores de México.

Pan de Coco, Pan de Elote, por Catemaco, Veracruz.

Fantástica venta de plantas, de a 10 y 20 pesos cada una, en San Andrés Tuxtla, Veracruz.

   Yo puedo basar mi alimentación diaria en jugo de naranja y jitomates en cualquier presentación. Este puesto por Fortín de las Flores, Veracruz.

   Ya lo había escrito una vez: "si los templos son el alma de los pueblos, los mercados son el corazón". Este mercado por Santiago Tuxtla, Veracruz.

   Plátano Macho de los Tuxtlas, Veracruz.

   Plátano Dominico por Cárdenas, Tabasco.

  Esto sí que es exótico en verdad, los vi en Santiago Tuxtla, Veracruz, se llama "chichón", se abren las vainas y se sacan las semillas que son del tamaño de un frijol, se añaden, entre otras cosas, a los huevos revueltos.

   Era ya el final de la temporada de la Mandarína, pero no sé, este año como que no fue muy buena la producción, en cuanto a sabor se refiere, al menos no me tocó ni una sola buena de Diciembre a Marzo.

   De nuevo por los Tuxtlas, hojas de plátano para las infinitas posibilidades de usarlas en la cocción de los tamales.

   Y, en función al color de los mercados, una vez escribí: "México: la tlapalería del mundo".

  Esta es una de las tantas frutas exóticas que sólo en Yucatán crecen: el Caimito.

  Camarón seco de Tehuantepec, Oaxaca.

  Camote dulce, por Cárdenas, Tabasco.

Charales, no de los de las lagunas de Michoacán, sino de Tehuantepec, Oaxaca.

  Una verdadera delicia, pan de arroz, también de Tehuantepec, Oaxaca.

El Caimito ya rebanado. Delicioso, su temporada solo de Febrero a Marzo.

Si crees que el habanero es picoso, espera a probar este: El Cubano.

Los Mameyes, una cosa sutil en cuanto a textura.

  No sé de dónde las trajeron, quizá de Chile, pero estas uvas en el mercado de Cancún estaban muy buenas. (y caras).

Los rábanos, esenciales en la comida yucateca.

Sierra Seca, también de Tehuantepec, Oaxaca.

   Huevos de gallina de rancho, pero de rancho tropical, yo los conozco como cúcunos, pero en este caso no sé si aplica el término.

Huachinango del Caribe.

Una de las tantas variedades de calabaza en Yucatán.

Pez Salpa del Caribe Mexicano.

Por Cancún encuentro este producto venido de Chiapas, la Pacaya o Tepejilote.

Extraoridnarios, así son todos los mercados tradicionales de México.



No hay comentarios:

Publicar un comentario