viernes, 2 de enero de 2015

El Templo y Ex convento de Santa Catalina de Sena: los recintos expropiados.

   Nos enseñaron en la escuela primaria, en tiempos de López Mateos, que uno de los grande héroes de México era Benito Juárez, me llevó mucho tiempo entender la razón de la importancia que el tuvo en la historia, le tocaron tiempos convulsos, un gobierno sin dinero, unas enormes deudas con el extranjero, un interés de Francia por apoderarse del país y dos bandos muy marcados de, seguidores, unos, de contrarios, los otros... agreguemos los indiferentes que son los que (regularmente) abundan en México. Entiendo ahora muy bien la razón por la cual está en ese Panteón de héroes nacionales, pero hay algo que no me acaba de convencer de la consecuencia de su proclamación de las Leyes de Reforma que dieron por resultado la destrucción de una buena (enorme) cantidad de recintos de extraordinaria manufactura: templos y conventos novohispanos que, luego de 1867 mandarían tirar, destruir y, además saquear. No digo absolutamente nada en torno a la cosa política, mi lamento va específicamente a la destrucción de un patrimonio colectivo.
  Una de estas pérdidas, de riqueza arquitectónica, fue el Convento Grande de San Francisco, otro fue el Convento de Santo Domingo, de ellos hemos dado cuenta en este Bable, así como de lo ocurrido en el puerto Veracruz, donde fueran precisamente proclamadas las mencionadas Leyes y que fueron aplicadas al "pie de la letra" y todos los recintos, propiedad de las ordenes religiosas fueron demolidas, poco queda en el puerto de aquellos magnos edificios, solamente el de los Betlemitas, que ahora se usa como salas del Recinto Cultura. El caso que hoy nos ocupa es el del antiguo templo y convento de Santa Catalina de Siena, el cual luego de ser expropiado y vuelto a expropiar, el culto católico fue anulado y luego traspasado para la Iglesia Nacional Presbiteriana.

   "Frente a la Secretaría de Educación Pública existió el convento de Santa Catalina de Siena, fundado por bula del Papa Gregorio XIII en el año de 1593. El solar para edificar este claustro, lo cedió don Diego Hurtado de Mendoza. El templo se empezó a construir el 15 de agosto de 1623 bajo la dirección del arquitecto Juan Márquez Orozco. Este convento tiene su historia: en 1863 fue expulsada la comunidad (dominica); durante el imperio de Maximiliano volvió a ser restaurada; al volver el gobierno del licenciado Benito Juárez, fue vuelto a exclaustrar y decomisar sus bienes; allí estuvo presa doña Josefa Ortíz de Domínguez; el convento fue distribuido: una parte para el Cuartel de San Ildefonso y parte para la Escuela de Jurisprudencia y biblioteca. El templo existente en la calle del Relox (ahora 4ª de República de Argentina) se encuentra al servicio del culto católico". (1)

   En el texto que acabamos de leer, de Gustavo Casasola, habrá que hacer una puntuación, eso que el escribe de que "se encuentra al servicio del culto católico" lo fue hasta 1915 pues, entonces, por ordenes del gobierno de Venustiano Carranza, fue mandado clausurar. Al poco una dama, cuyo nombre desconozco, solicitó al presidente que se volviera a poner en servicio al culto católico, cosa a la que accede pero, años más tarde, cuando el conflicto Estado-Iglesia que conocemos como "Guerra Cristera", el templo es clausurado en forma definitiva el 15 de agosto de 1932, solo que, siendo aquellos tiempos de crecimiento y reordenamiento urbano en la ciudad de México, se hizo una transacción con la Iglesia Nacional Presbiteriana.

   Los presbiterianos se habían instalado en México a consecuencia de las Leyes de Reforma y la apertura a otros cultos más allá del católico. Las distintas Iglesias aprovecharon la venta que hubo de templos católicos expropiados por el Gobierno; hay el caso por el rumbo del Bajío en el que, recintos de la magnitud y belleza, como lo es el Templo del Carmen, cuando fue puesto en venta y la Iglesia Protestante quiso comprarlo, la familia González Valencia, lo adquirió, ese y otro más, a fin de reservarlo a mejores tiempos en que el culto católico regresara a una "normalidad". Sucede, pues, que la Iglesia Presbiteriana adquiere aquel antiguo recinto, uno de los que fueron de los más representativos en la primera etapa de la evangelización, que era la capilla del Hospital de Naturales en la emblemática calle de San Juan de Letrán.

   Y fue así como, el 25 de febrero de 1877 la que fuera Capilla del Hospital, pasa a manos de los presbiterianos para instalar allí si Iglesia del Divino Salvador, misma que para el 11 de febrero de 1934 es clausurada debido a que la calle de San Juan de Letrán sería ampliada y la capilla demolida. Para ello el gobierno hace una negociación con los presbiterianos y le dan a cambio del Divino Salvador el que fuera el templo del ex convento de Santa Catarina de Siena, cosa que ocurre el 11 de septiembre de 1933, haciendo el traslado del culto de uno al otro sitio el 18 de febrero de 1934.

   En esta imagen vemos un rico retablo, al modo barroco novohispano que tenía ese templo cuando estaba abierto al culto católico; el que correría con mala suerte sería el convento: "El edificio de la Antigua Escuela de Jurisprudencia está ubicado en la esquina de las calles República de Argentina y San Ildefonso en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Originalmente fue un convento de monjas dominicas llamado Santa Catalina de Siena. Después de la expedición de las Leyes de Reforma, el gobierno tomó posesión del edificio, lo transformó y lo demolió parcialmente para convertirlo en un cuartel militar". (Tomado de Wikipedia.)

   ¿Qué habrá sido del retablo barroco del altar mayor? Quizá destruido, quizá trasladado, quizá seccionado... no lo sé, si alguien por ahí tiene el dato, agradeceré lo comparta. Y ¿qué hacían las monjas dominicas en todo el (Santo) día?

   "... El retiro espiritual, de oración y recogimiento que caracterizaban la mayor parte de los días de las monjas. Horas que trascurrían en el recinto monacal dedicado especialmente para esas actividades; mismas que convirtieron a los monasterios femeninos de la Nueva España en “inmensas jaulas, rodeadas de rejas que guardaban celosas a las desposadas de Cristo”. Efectivamente, de acuerdo con De la Maza, las actividades cotidianas de las monjas  comenzaban a las seis de la mañana cuando, en el coro alto, iniciaba el oficio divino; es decir, la oración de las horas canónicas que comenzaban con la hora conocida como “la prima”; seguida de la misa conventual que oían en el coro bajo, después de lo cual desayunaban. A las nueve volvían al coro alto para rezar “la tercia” y posteriormente emprender sus labores diarias. Esto durante tres horas al final de las cuales, a las doce del mediodía, volvían al coro para entonar “la sexta”. Luego de comer y de la siesta, oraban “la nona”. A las siete de la tarde rezaban “las vísperas y completas” y,  después de cenar, los “maitines y laudes” para salir del coro hacia sus celdas a dormir.  Éstas eran, en general, las ocupaciones diarias en un monasterio femenino". (2)

   Este es el aviso de la clausura de la Iglesia del Divino Salvador del 11 de febrero de 1934. Pero, no fueron los único casos de expropiaciones y venta de recintos católicos a otras Iglesias, tenemos también el caso del Templo y Convento de San José de Gracia que pasó a manos de la Iglesia Anglicana. O el claustro de los franciscanos que pasó a mano de la Iglesia Metodista. El Templo y hospital de san Andrés correría con peor suerte pues fue totalmente demolido, ya que habiendo sido el último lugar en donde se depositó el cadáver de Maximiliano y ante la visita que sus seguidores seguían haciendo al sitio en su memoria, Juárez ordenó su demolición. En el sitio se levanta actualmente el Museo Nacional de Arte.

   Hay más recintos religiosos que han sido transformados, como en Salamanca, el Convento de San Agustín es, en su claustro mayor, la actual sede de Cultura de Guanajuato, y su claustro menor la Casa de la Cultura. O el también convento agustino, de Santa María de Gracia, en Morelia, que es la casa del estudiante.... cambios que se dan, regularmente para bien y para darle un uso a tan espléndidas edificaciones.



Fuentes:

1.- Casasola, Gustavo. 6 siglos de historia gráfica de México. Tomo I. Editorial Gustavo Casasola. México, 1978. p.230

2.- Pineda Mendoza, Raquel. Los coros de la iglesia de Santa Catalina de Siena y el maestro de arquitectura Alonso del Arco. Instituto de Investigaciones Estéticas. UNAM. México. Versión electrónica, la puedes ver aquí.

5 comentarios:

  1. Muchos de esos bienes fueron subastados (malbaratados) a extranjeros Ingleses y Estadounidenses (fraternos masones de 'San' Benito Juárez)

    "La Reforma, pues, proletarizó a las comunidades indígenas. Y es de una ironía dolorosa considerar que fue Juárez, un indio, quien privó de sus tierras a sus compatriotas que la ley española había elevado a la categoría de propietarios”. Jose Vasconselos. Breve Historia de México, Colección Linterna Mágica, No. 30, editorial Trillas, México 1998, p. 296

    "Por otra parte, en una época en la prácticamente no había bancos, la principal fuente de crédito había sido la Iglesia, la cual prestaba entonces su capital al módico interés de 6% anual, por lo que la Iglesia Católica en México,...En cambio, con las nuevas leyes, quienes contrataban créditos hipotecarios después de la desamortización, tuvieron que hacerlo con particulares que cobraban el 2% mensual...por lo cual, los pobres cayeron en poder de usureros" MITO DE BENITO JUAREZ, Artículo publicado en “Palabra”, revista doctrinal e ideológica del Partido Acción Nacional, Año 15, Nums. 60/61, abril-junio / julio-septiembre, México 2002, pp. 127-144

    No fuero las leyes de Reforma que expropiaron los bienes eclesiásticos, sino las ley de Lerdo de Tejada (Ley Lerdo). En realidad, la famosa separación entre Iglesia y Estado fue hecha por Ignacio Comonfort y Sebastián Lerdo de Tejada, no por Juárez. Juárez sólo firmó la Ley Juárez que suprimía tribunales especiales de militares y eclesiásticos así como la anulación de su fuero.

    En México, la forma como se dicta la historia (SEP) en gran parte sesgada e influenciada por EEUU a partir de las relaciones que se formaron con Benito Juarez ("San Beni" para el partido actualmente en el poder). Por ello en México se le rinde culto como deidad, no porque "San Beni" haya sido bien para México, sino porque la agenda de EEUU en absorber a México sigue viva a través de ese dicho culto ciego. Ni sus disque 'dichosas' leyes de reformas son de su autoría, se las dieron en Nueva Orleans (PLAN DE LA JUNTA ANFICTIÓNICA). Para rematar, ni la frase "el respeto al derecho ajeno es la paz", tampoco es de su autoría. Dicha frase es del filosofo Prusiano Immanuel Kant.

    ResponderEliminar
  2. El retablo del templo de Santa Catalina de Siena aún existe, fue armado en la capilla anexa al templo de San Francisco el Grande (en la calle de Madero), sin embargo, cabe señalar que la parte inferior del retablo, tal como se puede observar en la actualidad, no es original, ya que se trata de un añadido para ajustar la altura del retablo a la del recinto donde se encuentra hoy en día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el dato. Quiero pensar que te refieres a la capilla de Guadalupe, antes de Balbanera que está pegada al templo de San Francisco ¿no es así?

      Eliminar
    2. Veo en el blog de Fernando Saldaña Benítez que menciona sobre la imagen de Guadalupe que estaba en Santa Catalina, pero entiendo allí que sólo fue la esa imagen la trasladada a la antigua capilla de Balvanera. Veré si encuentro más referencias que confirmen que todo el retablo haya sido trasladado.

      Eliminar
  3. Agradeceré me remitan información respecto al edificio del Mercado Presidente Abelardo L. Rodriguez, construido en 1933 en la calle República de Venezuela y que en sus inicios funcionó como El Teatro de la Ciudad o Teatro del Pueblo.

    ResponderEliminar