martes, 30 de agosto de 2016

De canastas, banastas, sardinas y palabras

   La imagen no corresponde ni a una canasta ni a una banasta, es meramente decorativa para esta entrada que será breve. Eso que ves es una serie de objetos que, al igual que una canasta o una banasta están  hechos de mimbre. La tomé en el embarcadero de Frontera Echeverría, lugar de donde salen las lanchas para Xaxchilán. Aclarado el punto, entramos en el tema. Buscaba por ahí el uso que se le daba a la palabra sardina en el siglo XVII, di con algo que si bien no es de ese siglo si lo es del XVIII y fue como llegué a la banasta.

BANASTA. s. f. Cesta grande que se hace de mimbres ò costillas de madéra delgada y encadenada, que sirve para poner dentro alguna cosa, y transportarla à otra parte en cargas, ò acuestas. Es su figúra prolongada, y del tamaño à proporción de lo que se ha de llevar en ella. Lat. Sporta dossuaria. SOLIS, Hist. de Nuev. Esp. lib. 4. cap. 8. Entraron al amanecer en Cempoala con dos banastas de fruta sobre la cabéza. PIC. JUSTIN. fol. 336. De ordinário se estaba recogido en casa de su Padre, cosiendo montéras, y aderezando banastas para los bergantínes.


Irse à la banasta, ò meterse en la banasta. Phrase familiár del juego del hombre con que se dá à entender que aquel que ha entrado à la polla, y no ha robado lo bastante para podersela llevar probablemente, la dá por repuesta, metiéndose en barája. Lat. Lusorias pagellas deponere, & in reliquarum fasciculum immittere.


Meterse en banasta. Tambien se dice de aquel que sin motivo, ni tocarle por ningun camíno, se entreméte en alguna cosa. Lo mismo que meterse en docéna. Lat. Sese immiscére. (Diccionario de Autoridades - Tomo I (1726).

  Si te gusta el idioma y aprecias la ortografía, te acabas de dar un banquete con el uso de los acentos en la primera mitad del siglo XVIII, cuando vemos textos de la segunda mitad del XIX la acentuación ha cambiado drásticamente a lo que en la actualidad manejamos, en caso de que lo hagamos, pues cada vez estamos más forzados para evitarlos... pero esa es otra historia, volvamos a las banastas y más bien a las sardinas.

  La frase de "ir como en lata de sardinas" se sigue utilizando y la conocemos bien, su origen está en "sardinas en banasta". Por sardina se entendía también lo último, lo último que quedaba en la banasta, es decir, algo así como las migajas. No sé qué tan claro esté siendo ahora pero estoy dando con el significado de una palabra... que usaré, claro está, en mi continuamente citada obra en la que estoy trabajando actualmente.

sardina arenque
1. f. arenque.

como sardina, o como sardinas, en banasta, o en lata; o como sardinas.
1. locs. advs. Con muchas apreturas o estrecheces, por la gran cantidad de gente reunida en un lugar.
(Real Academia Española © Todos los derechos reservados)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada