miércoles, 1 de marzo de 2017

Las Trojes de Aguirre en San Felipe, Guanajuato, reclaman ser rescatadas.

   La dimensión del lugar es impresionante, el que se haya construido una serie de trojes del tamaño que se hicieron solo nos dice una cosa: que ahí había abundancia de granos. Seguramente maíz y trigo, tal vez algún otro grano, pero no lo puedo afirmar.

   Luego de la Revolución la propiedad era casi el equivalente a un sitio de ganado mayor, medida en desuso ya al finalizar el siglo XIX, aunque para entonces todavía se entendían las medidas en caballerías de tierra; teniendo en cuenta eso, la Troje de Aguirre comprendían 39 caballerías, es decir, 1,665 hectáreas.

   Para 1934, año del Reparto Agrario en tiempos de Lázaro Cárdenas, la propiedad fue dividida en 15 fracciones, todas fueron entregadas a miembros de la familia Aguirre, con el tiempo éstas serían fraccionadas e irían pasando a distintas manos.

 En el juicio agrario número 265/96, publicado en el DOF del 9 de mayo de 1997, sabemos cómo fue dividida la propiedad: 

Lote I.- Francisco Aguirre Valle 126-59-00 en 1956
Lote II.- Catalina Aguirre García, 125-68-50 en 1957
Lote III.- María Isabel Aguirre de López, 126-35-98 en 1945
Lote IV.- Pablo Aguirre Valle, 126-50-00 en 1945
Lote V.- Pedro Celestino Aguirre 126-50-00 en 1946
Lote VI.- Jesús María Aguirre García, 85-77-00 en 1947
Lote VII.- Catalina García de Aguirre, 129-85-00 en 1946.
Lote VIII.- María de la Luz Aguirre Valle, 127-80-00 en 1945
Lote IX.- Guadalupe Aguirre Díaz Infante, 123-74-28 en 1954;
Lote X.- Maclovia Aguirre Valle 128-34-00 en 1941
Lote XI.- Catalina García viuda de Aguirre, 129-36-00
Lote "Los Tanques del Molino", Maclovia Valle viuda de Aguirre, 129-11-50 en 1945
Lote "Los Sótanos", Guadalupe García de Aguirre 75-78-70 en 1945
Lote "Huerta del Potrero", Anastacio López Escobedo, 51-04-60 en 1945
Lote "Rincón del Potrero"; Jesús Díaz Aguirre, 52-83-87 en 1945.

   Actualmente ese portento de construcción se sigue desmoronando... Muy en lo personal guardo muchas cosas en la memoria, así como en las trojes se guardan cosas, especialmente semillas, en mi memoria las semillas de mi conocimiento estaban guardadas en una troje. Me explico: ocurre que 17 años de mi vida, desde que nací hasta que partí rumbo a Guadalajara a la Universidad, dormí todas y cada una de las noches en una troje, pues mi casa era la adaptación de las trojes que mi bisabuelo mandó construir hace más de un siglo... por si esto no fuera poco El Bable, como ya lo he contado, no es otra cosa que un baúl y ese "baúl" era el nombre de un rancho cuya troje tenía forma de Baúl. Te darás así una idea del impacto que tuve al descubrir en la virtualidad estas Trojes de Aguirre.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada