domingo, 16 de abril de 2017

El interior del templo de Santa Rosa de Lima en Parangueo, Guanajuato.

 Comentaba recién sobre las visitas o foranías que los frailes agustinos del convento de Yuririapúndaro tenían en el último cuarto del siglo XVI: La Magdalena, San Jerónimo y Santa Rosa. Este dato lo podemos sustentar [lo de la dependencia con Yuriria] debido a que el propietario de las enormes estancias de Parangueo (donde se localiza el templo de Santa Rosa) y Quiriceo tributaba en Yuriria y no en Salamanca. Él era el alférez real, Antonio de Elejalde y Aréiziga.

   En la actualidad la región de Parangueo y Quiriceo están dentro del municipio de Valle de Santiago pero, cuando la fundación de Salamanca (1603) los actuales municipios de Valle, Jaral, Pueblo Nuevo, parte de Cortazar y parte de Santa Cruz estaban comprendidos dentro de su territorio, de ahí que digamos que el alférez no tributaba en Salamanca sino en Yuriria. (De los Elejalde hay una interesante historia, lo puedes ver aquí.)

   El templo que ahora vemos pasó de ser una visita a una Vicaría, su historia la puedes leer aquí. Aquí en El Bable hemos publicado varios artículos sobre el templo que, la primera vez que lo vi me llamó enormemente la atención por su estilo, su ubicación y... su deterioro. En las 4 o 5 visitas que había hecho, nunca me fue posible entrar. Esta vez, luego de muchos años, lo pude hacer y esto es lo que vi:























Aquí podrás ver mi primera visita.
Mi segunda visita.
Mi visita al cementerio luego del día de muertos.
La ex Hacienda de Parangueo.
Otra visita que hice al rumbo de Parangueo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario