martes, 2 de febrero de 2016

Del Niño Dios, sus variantes y sus atuendos.

   Hoy, 2 de febrero, estamos justo a la mitad del Invierno, si vemos hacia atrás y contamos los días (45) llegaremos al 19 de Diciembre, (hipotéticamente deberíamos llegar al 21, hay dos días de diferencia.) Si contamos los 45 días hacia adelante, llegaremos al 18 de Marzo, (hipotéticamente deberíamos llegar al 21, día en que inicia la Primavera, pues aquí sobran los 2 días que nos faltaban en la cuenta), al final hay una precisión, aunque este año, 2016, que es bisiesto, la Primavera iniciará el día 19 a las 22:31 horas. 

  Según el antiguo calendario que la gente del campo, los agricultores, llevaban estos días eran los de preparación de la tierra para la próxima siembra que dará sus frutos en la Primavera, es por eso que, implementado el Catolicismo, se adoptó la fecha como el Día de la Purificación, misma que, si el bautismo se hace con agua, la purificación es con fuego. El bautismo de Jesús se establece (no por efeméride sino por ubicar una fecha en el calendario litúrgico, el segundo domingo de enero (será interesante averiguar la razón por la cuál se establece precisamente en esa fecha.)

   Y para purificar el elemento que se usa es el fuego, es por eso que se asocia con una vela, a las que antes (y en muchos lugares aun en la actualidad) a las velas se les conoce como candelas, de allí se crea la advocación de la Candelaria y si se dice que es la purificación porque, así como la tierra se dejaba, tradicionalmente, 40 días, una cuaresma, la mujer dejaba reposar su vientre la misma cuaresma para un nuevo embarazo; todo esto la liturgia lo adoptó y adaptó a La Presentación del Señor al Templo.

  En México, y en toda Latinoamérica, la celebración se fue adaptando a la del Niño Dios, se le fue agregando algo de la Epifanía pues, en la Rosca de Reyes sabemos bien que ese día dentro de la rosca va un muñequito, el cual indica que la persona que lo encuentre hará una fiesta el 2 de Febrero. El caso más antiguo del que se tiene noticia es el del Niñopa de Xochimilco.

  Hoy, además del almuerzo con tamales, quienes asisten a misa llevarán a sus Niños Dios, interpretando con esto la presentación al templo, luego levantarán el Nacimiento y se acabarán las Fiestas de Navidad. Y con eso de la presentación, se ha creado toda una industria artesanal en la confección de los distintos atuendos con que suele vestirse al Niño Dios, hay incluso una guía que dice el color y estilo que el Niño debe llevar el primero, segundo, tercero... etc., año que se le vista.

  Podemos concluir que en México hay un culto al Niño Dios, asociado al Presentación en el templo y a la virgen de la Candelaria, han surgido imágenes de todo tipo, con manzanas, con palomas, incluso un doctor que cada vez es más celebrado. Pero esto no es privativo nuestro, pues en Filipinas (que en tiempos virreinales formaban parte de la Nueva España), por ejemplo, el culto al Niño Dios prácticamente paraliza a las ciudades de acuerdo a las fechas que han establecido, veamos:

  "La presencia del Santo Niño en Filipinas comenzó en la llegada misma del explorador Fernando de Magallanes a las islas que componen Filipinas en 1521. Al arribar a la isla de Cebú, los frailes Agustinos que acompañaban al expedicionario expusieron por primera vez la fe cristiana a los habitantes y Magallanes les regaló la imagen del Divino Niño como obsequio de su bautismo. Tras el fracaso posterior de la expedición por el enfrentamiento con otras tribus de las islas, la evangelización sólo se retomó 44 años después, y la imagen de madera fue hallada prodigiosamente intacta en una edificación que fue destruida por un incendio años atrás. En la imagen vemos al Santo Niño de Cebú.

  "La imagen del Santo Niño se tornó oscura por el fuego y en el lugar de su hallazgo se construyó un templo, siendo Cebú el epicentro de la enorme devoción que cada año convoca millones de fieles. La primera iglesia fue fabricada en madera y nuevamente un incendio la destruyó en 1628 junto con el convento de los agustinos. El Santo Niño de nuevo se preservó milagrosamente. El templo se reconstruyó, esta vez en piedra, siendo este la construcción actual, de la cual se preserva la fachada original, y que fue elevado a la dignidad de Basílica Menor en 1965, en el cuarto centenario de la evangelización de Filipinas". (Tomado de Gaudium Press.) En la imagen, el Santo Niño de Tondo, Filipinas.

Santo Niño Capitán General de Filipinas.

El Santo Niño Jesús de Malolos, Filipinas.


  Nota: Las primeras imágenes corresponden a una exposición que hubo el año pasado, 2015, en la explanada contigua al templo de San Francisco en la ciudad de México, eso que  fue, hace varios siglos, uno de los patios del Convento Grande de San Francisco.


  Claro es que no debemos olvidar al Santo Niño de Atocha, en su santuario de Plateros, Zacatecas. Al Divino Niño, cuya devoción comenzó cerca de Bogotá, Colombia. O las fiestas que se le hacen al Niño de Praga. Y lo que ocurre en este día en Tepeaca, Puebla, sede del Niño Doctor. Claro es que este día es el día tamalero por excelencia. Y a mi, en lo personal, el Niño que me ha cautivado es el Manuelito peruano, específicamente El Niño de la Espina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada