miércoles, 12 de noviembre de 2014

De la espléndida mesa cuya base es el maíz: La comida mexicana.

   Efectivamente, bien lo sabemos, la base de la comida mexicana está en el maíz, UNESCO lo define así: "La cocina tradicional mejicana es un modelo cultural completo que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias y costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales. Esto ha llegado a ser posible gracias a la participación de la colectividad en toda la cadena alimentaria tradicional: desde la siembra y recogida de las cosechas hasta la preparación culinaria y degustación de los manjares. Los elementos básicos del sistema son: el maíz, los fríjoles y el chile; métodos de cultivo únicos en su género, como la milpa (cultivo por rotación del maíz y otras plantas, con roza y quema del terreno) y la chinampa (islote artificial de cultivo en zonas lacustres); procedimientos de preparación culinaria como la nixtamalización (descascarillado del maíz con agua de cal para aumentar su valor nutritivo); y utensilios especiales como metates y morteros de piedra. A los productos alimentarios básicos se añaden ingredientes autóctonos como tomates de variedades diversas, calabazas, aguacates, cacao y vainilla.

   "El arte culinario mexicano es muy elaborado y está cargado de símbolos: las tortillas y los tamales consumidos diariamente forman también parte de las ofrendas realizadas el Día de Muertos. En el Estado de Michoacán y en todo México se pueden encontrar agrupaciones de cocineras y de otras personas practicantes de las tradiciones culinarias que se dedican a la mejora de los cultivos y de la cocina tradicional. Sus conocimientos y técnicas son una expresión de la identidad comunitaria y permiten fortalecer los vínculos sociales y consolidar el sentimiento de identidad a nivel nacional, regional y local. Los esfuerzos realizados en Michoacán para preservar la cocina tradicional destacan también la importancia que ésta tiene como medio de desarrollo sostenible".

   Así que, con esa base, nos lanzamos por México a comer y vamos encontrando esto que vemos en la imagen anterior un "Pastel Azteca", que no es otra cosa que una Sincronizada de Queso. O, lo que vemos en esta imagen: los infaltables Huevos a la Mexicana con Chilaquiles.

 Enchiladas de Mole o Enmoladas.

 Crema de Chile Poblano.

 Enchiladas Suizas.

 Enchiladas Verdes.

 Mole Poblano.

 Desayuno Veracruzano.

 Picadas Veracruzanas.
 Pulpos al Chipotle

 Huevos a la Mexicana con Frijoles Negros.

 Se me olvidó el nombre, estaban buenísimas.

Langostinos.

   Esto no es nada mexicano, pero es una delicia, se trata de un "Plato Libanés".

De entrada, siendo vegetarianos, una ensalada...

Una sopa fría de Maracuyá.

Un Chile Relleno, parece en Nogada, pero no lo es, no tiene granada, en su lugar le pusieron fresas.

Excepcional Pozole estilo Tixtla.

Ya comenzó el frío, nada mejor que un Chocolate caliente para el desayuno.

Magníficas ollas con Mole Rojo, Mole Verde, Arroz, Chiles Rellenos, etc.. etc.. etc...

Mole con su respectivo Pollo, Frijoles y Arroz.

Un Omelet de Champiñón y Queso.

 Enchiladas Potosinas.

 Chiles en Nogada.

 Huevos con Papas.

 Un nada mexicano Cuernito a los Tres Quesos.

 Ensalada con Pollo.

 Pan de Cazón.

 Entomatadas.

 Huevos Motuleños, versión Cancún.

 Huevos Motuleños versión Pisté, Yucatán.

 Huevos Motuleños versión Valladolid,Yucatán.

 Panadería variada.

Y para el postre, en temporada de lluvia: Garambullos.

Las Puchas de Guanajuato.

Un LonchiBon para el camino...

1 comentario:

  1. Pura grasa y carbohidratos, por eso estamos tan panzones, jajajajaja

    ResponderEliminar