miércoles, 25 de marzo de 2015

El Camino Real a su paso por Santiago Tlautla, municipio de Tepeji del Río, Hidalgo.

    Luego de la mucha teoría que hemos tenido en los últimos días en este Bable, es hora de hacer "trabajo de campo" y seguir caminando por las partes que aun quedan vivas del legendario Camino Real de Tierra Adentro, estamos ahora en la  parte sur del Estado de Hidalgo, por los rumbos de Tepeji del Río, sitio que tal vez ubiques si has pasado por la Autopista México-Querétaro y has visto una enorme estatua del Cura Hidalgo en mitad de los carriles, justo allí es Tepeji, no veremos esta vez esa ciudad, sino un pueblo cercano que al cual visualizo como el mejor ejemplo de lo que fue la vida cotidiana cuando el camino estaba en funcionamiento y era la columna vertebral de las comunicaciones en Nueva España.

   Para llegar allí es muy fácil, sí sales de México, a unos 40 minutos de la caseta de Tepotzotlán verás las señales de que estás por llegar a Tepeji, verás el monumento que te comenté y entras a la población, allí hay varios puntos interesantes que ver, de ellos hablaremos en otra ocasión, esta vez lo que harás es tomar lo que fue la antigua carretera México Querétaro, aquella que hubo antes de que se construyera la autopista, unos 12 kilómetros más adelante de Tepeji, rumbo norte, verás la entrada, a la izquierda al pueblo de Santiago Tlautla.

    Desde que entras en el pueblo de Tlautla, comienzas a sentir que el tiempo se va atrás, todo está empedrado, un arroyo es lo primero que cruza a la población, allí no hay puente, sigue caminando y a una cuadra más estarás viendo la torre del templo de Señor Santiago, construcción del siglo XVIII, cuando pasé por ahí el templo estaba cerrado, al parecer solamente lo abren cuando hay oficio, pero no conozco el horario. Vi lago único, un púlpito construido en el exterior, tal vez sea porque el templo es de cortas dimensiones y la afluencia grande que se haya decidido construir tan particular sitio.

   Se conserva una cruz atrial, está fecha da con el año de 1749, estamos respirando antigüedad y si tienes esa capacidad de transportarte en el tiempo, aquí lo lograrás con facilidad. Ese es un ejercicio que suelo hacer cuando llego a sitios, como este, en el que dejo correr la imaginación y llego a oír los relinchidos de caballos, el sonar de las ruedas contra el empedrado, los gritos de los arrieros, y todo aquello que envolvía al Camino Real.

    Si vas en auto te recomiendo dejarlo por aquí, que es el centro del pueblo y comenzar a caminar rumbo norte, por aquello que fue el Camino Real de Tierra Adentro. El trazo es el original, pero el empedrado ha sufrido ya muchas intervenciones, como quiera, este es uno de los vestigios más deliciosos que se pueden caminar dentro de la envolvente atmósfera que fue en años ya idos.

    Luego del templo está la plaza del pueblo con su kiosco, un llamativo edificio, construido en los años cuarenta, que ahora se usa como Biblioteca Pública, y lo que sigue son fincas que ahora sirven para reposar en los fines de semana y que antaño fueron Mesones, Posadas, quizá hubo por allí una Venta, de seguro que había remudas de caballos... sigamos caminando...

 Curioso trabajo hicieron durante la restauración del templo de Señor Santiago.

 Esta es la Bilblioteca.

 Los vestigios del Camino Real...

 Diciembre 6 de 1849.

 Hacia allá se iba a Querétaro, y los que venían de allá seguían rumbo a México.

  El nombre de la calle nos recuerda que por ahí pasaba el Camino Real.
















    Estamos en una zona próxima a la Sierra, en este caso a la de Cruces, todo este rumbo, desde Tepeji hasta San Juan del Río era zona de arroyos, de todos los tamaños y caudales, unos se mantenían todo el año, otros crecían en la temporada de aguas, los puentes eran indispensables para que el tránsito por el Camino Real no se detuviera, no muy lejos de allí, cosa de un kilómetro del pueblo, está uno de los magníficos vestigios del Camino Real de Tierra Adentro, es el Puente de Tlautla, a cosa de 5 kilómetros más, siempre en dirección norte, está la Hacienda de la Cañada, sitios que son de lo más representativo para conocer más de cerca este añoso y cargado de historia, Camino Real.

   Nada mejor que un mole, "como los de antes", para seguir andando el Camino Real de Tierra Adentro.

   Este es un mapa de mediados del siglo XVIII, se trata del Plano de la Provincia de San Diego Alcalá de México. Allí se marca con claridad, el paso por Tlautla, para seguir rumbo al Norte, a la Tierra-dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada