lunes, 9 de marzo de 2015

La parroquia de San Cristóbal Coyotepec: El gusto por la permanencia.

    No acabo, creo que nunca acabaré, de llevarme una grata sorpresa al llegar a un pueblo y descubirir algo nuevo allí, nuevo en el sentido más amplio de la palabra. Descubrir, como en este caso la parroquia de San Cristóbal Coyotepec en la que es palpable el enorme gusto por la permanencia, y como aquí la capilla abierta, construida en el siglo XVI, quizá en 1525-1530, cuando comenzaron las incursiones de los frailes franciscanos por el rumbo norte, el rumbo que conducía a la terra ignota, a la Tierra Adentro; que permaneció abandonada por mucho tiempo, quedando en ruinas y casi desaparecida, decidieron rehacerla.

    El diseño, la dimensión, y la ubicación es justo en donde estuvo la original. Fue rehecha con materiales modernos, manteniendo el estilo sencillo con el que fue originalmente concebida.

  "Fueron los franciscanos que venían bajo la autoridad de fray Martín de Valencia, que llegaron a evangelizar a Coyotepec y a los pueblos vecinos, fundaron en Coyotepec una ermita bajo la advocación de San Cristóbal, aproximadamente en el año 1530-1538. El templo de Coyotepec fue construido en dos partes, la primera por los franciscanos y la segunda por los jesuitas. En la parte baja de la torre que está al norte se encuentra una cruz incrustada que tiene inscrita una fecha correspondiente a 1699, año en que posiblemente se terminó de construir, obra hecha por los franciscanos.

    "En el arco del coro del templo, existe otra inscripción de 1774, probablemente corresponda a la segunda parte bajo la dirección de los jesuitas y como prueba de ello está un monograma de esta Compañía, localizado el arco de entrada al bautisterio rodeado por querubines y las siglas JHS". Tomado de la placa informativa en el atrio de la iglesia.









    Es por esto que podemos apreciar al fondo eso que creo es el gusto por la permanencia. Las capillas posas, desaparecidas las originales, fueron vueltas a construir.











No hay comentarios:

Publicar un comentario