jueves, 22 de diciembre de 2016

Seguimos topando con cartas y más cartas de la baraja al andar por los caminos.

   Quienes son asidos a leer El Bable saben ya esta historia, si tú que lees esto eres nuevo o relativamente nuevo por aquí tal vez no te has enterado de algo que es un poco extraño que me ocurre desde Abril de 1987, lo que quiere decir que desde hace treinta años tengo un continuo encuentro, siempre casual y en donde menos lo esperaba. Se trata de cartas de la baraja.

  Igual son cartas de la baraja española que de la inglesa, y no han sido unas cuantas, son montones pues las he ido acumulando durante todo ese montón de años. Ahora, como siempre traigo una cámara fotográfica conmigo las retrato justo en donde las encuentro, en ocasiones lo hago hasta llegar a casa o al cuarto del hotel en donde me hospedo pues, como ya lo he dicho, me las topo por donde menos te puedas imaginar. 

  Hay veces que pasan varios meses sin dar con una, hay veces que encuentro dos o tres juntas, hay veces que continuamente la encuentro pero nunca ando en búsqueda de ellas, sencillamente aparecen.

  En asuntos "mágicos" no creo, menos aun en cosas "negras", he llegado a la conclusión de que si encuentro tantas es simplemente porque es regular en mi desplazarme a donde sea caminando, por lo tanto hay más posibilidades de ver algo que andando en un auto.

  Pero, hace tiempo, más de tres décadas, estaba sentado en una banqueta platicando con una amiga, la conversación fue larga y, casi al despedirnos me dijo: -ya viste lo que está ahí. ¿Qué?, pregunte. Ahí, la estás pisando. Era una carta... como esa anécdota te puedo contar varias, las puedes leer en este enlace

  Las que ahora publico son, en el orden que las fui encontrando, las de 2015... en 2016 fueron muchas más...








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada