lunes, 5 de diciembre de 2016

Romita y su particular culto a la virgen de Guadalupe

   Hace poco tuve la oportunidad de pasear una vez más por Romita, uno de los pueblos que aun se mantienen con ese carácter, como pueblo, a pesar de ubicarse a poca distancia del aeropuerto, de la zona industrial de León y de todo lo que implica ser vecinos de la cuarta ciudad más grande de México.

   A Romita fuimos a dar una plática sobre la Guadalupana desde un punto de vista no devocional sino de la cosa histórica y artística, la devoción ya la tienen pues la patrona del lugar es precisamente Nuestra Señora de Guadalupe y, como patrona que es, su novena implica una enorme celebración que noche a noche se lleva a cabo en cada ... Cuartel.

   Me explican que en Romita hubo, como en todos los pueblos y ciudades de México una división por cuarteles a fin de tener un mejor control de la población, originalmente había 4, pero, como sucedió en todo México, a medida de que los pueblos crecían los cuarteles iban a la parte, 7 u 8 o más se crearon pero, eso es en términos de gobierno ya que, en términos de la fiesta de Romita, eso quiere decir la división que se hace de un determinado número de cuadras cuyos habitantes serán los encargados de la fiesta un día específico del novenario.

   Esto quiere decir que desde el 3 y hasta el 11 de diciembre habrá fiesta, cada día organizada por un cuartel diferente y como suele ocurrir, cada cuartel tratará de superar al otro y estos días, me comentan, aquello se vuelve celebración a lo grande.

   La particularidad de la fiesta está más allá de las procesiones, más allá de las flores y velas que se llevan al templo, más allá de los fuegos artificiales, pues, estando Romita en el rumbo por donde fue creada la danza del Torito en estos días la presencia de Toritos y sus danzantes es por todos lados y, prácticamente, a todas horas del día, especialmente en la noche, cuando aquello se vuelve auténtico jolgorio.

   La fiesta de Romita no está tan publicitada como otras fiestas del Estado de Guanajuato pero eso no quiere decir que no esa una auténtica explosión de color y de calor humano... creo que bien la podemos catalogar como uno de los eventos imperdibles en el estado.

   Y, caminando por las tranquilas calles de Romita, vamos viendo algunos vestigios del particular modo de construir por estos lados del Bajío que usaban un sistema de arcos como fundamentos para de ahí levantar las paredes de las casas.






 Estos son algunos de los personajes que conforman la Danza del Torito.




 Imperdibles las enchiladas estilo Romita en el mercado.


  ... y así se pone la fiesta...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada