sábado, 3 de diciembre de 2016

Buscando la Hacienda de San Cayetano en Salamanca, Guanajuato

    Andamos por el norte del municipio de Salamanca, justo en el límite con el de Irapuato, no muy lejos de ahí está otro municipio más, el de Guanajuato, pero el acceso no es nada fácil pues habría que cruzar por una parte muy agreste de la Sierra de Codornices. No es una sierra de notorias elevaciones, partiendo del punto de que el Bajío es eso, una zona baja, la sierra que lo limita en la parte norte asciende hasta los 2050 metros sobre el nivel del mar. 

   Como referencia tenemos, hablando de alturas, que el cerro del Culiacán está a 2830 msnm, el del Cubilete está a 2579, el rumbo se conoce como Cuenca alta del Temascatío. El rumbo es uno de los de mayor antiguedad en cuanto a reparto de tierras se refiere pues ya para 1570-1580 había asentamientos de españoles que, al no estar aun fundada la villa de Salamanca, aparecían registrados en la congregación de Irapuato. En buena medida comienza ahí la indefinición de los partidos una vez comenzado el siglo XVII, cuando se funda Salamanca en calidad de villa de españoles.

   Con esos antecedentes nos vamos en busca de vestigios de una de las haciendas que hubo en la zona de los Temascatíos. Si no conoces esta parte del Bajío te cuento que hay un río que lleva ese nombre, de ahí que haya sido creada la Cuenca del alto Temascatío. Ese río en la actualidad lo podemos considerar arroyo dado el escaso caudal que lleva. Y se ha transformado en uno de los cauces más contaminados del estado de Guanajuato, agreguemos a eso que descarga en el Lerma que, de por sí viene ya contaminado... el resto te lo puedes imaginar.

  Temascatíos hubo varios, que, al irse entregando los sitios de ganado mayor, para identificar uno del otro, se les agregó la dedicación a un santo, así aparecieron San José Temascatío, San Juan Temascatío y San Nicolás Temascatío. Así que cruzamos el primero, pasamos por el segundo y llegamos al tercero de ellos en búsqueda de los restos de la hacienda de San Cayetano. Efectivamente, considerando que el Temascatío se convirtió en la división de los partidos, actuales municipios de Salamanca e Irapuato, del lado oriente del río existió, una vez, una hacienda llamada de San Cayetano.

   Datos de ubicación no tengo, razón por la cual tengo la duda de que eso que encontramos un poco escondido entre la interesante vegetación del lugar, abundantes garambullos, órganos y huizaches, paredes caídas, algunas cuantas aun en pie, nos dicen que ahí hubo construcciones y el lugar era grande, aprovechaban el agua que bajaba por el río ya que esos vestigios están a pocos metros del cauce pero... el primer pero que aparece es que los vestigios no están del lado oriente, que es el de Salamanca, sino en el poniente, que corresponde a Irapuato.

   ... entonces ¿encontramos la hacienda de San Cayetano? creo que no, más bien son los restos de la que fuera San Nicolás Temascatío.

   Algo que me llamó mucho la atención es esta especie de pozo, a unos diez metros del actual cauce del río, el cual, en tiempo de aguas, presumo se inunda. Me parece raro, es el segundo que veo de ese tipo, el otro lo vi en la Hacienda de San Isidro Culiacán.

   La duda aumenta pues el dueño de la Hacienda de San Cayetano era el mismo que el del sitio de Balderrama, y este último se localiza al sur, cercano al río Lerma y Pueblo Nuevo, él dueño entre 1761 y 1779 era José Casimiro Gallardo (1), la familia Gallardo estaba relacionada con tierras por la parte sur de Irapuato y Salamanca, no por la norte... creo que más bien dimos con los vestigios de la que fue la Hacienda de San Nicolás Temascatío.

   Vemos algo si bien con cierta antiguedad, un poco más reciente, una marca en la que aparece en 1710 ¿será la altura? y las letras SARH, evidentemente que se refiere a la antigua Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos.

   No dimos con San Cayetano, sino con San Nicolás y, lo mejor de la visita fue, sin lugar a dudas el espectacular panorama que, yo que soy salmantino, no imaginé hubiera un sitio tan bello a tan corta distancia de aquí.







  Al centro en un tono de verde más intenso, marcado con el número 4, vemos la zona de la Cuenta Alta del Río Temascatío.

Referencia:

1.-AGN. Tierras, Contenedor 408, Vol. 879, Exp. 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada