jueves, 22 de octubre de 2009

San Felipe Torresmochas, Guanajuato, la Ciudad que ha cambiado ocho veces de nombre

Justo al norte de la Ciudad de Guanajuato, después de la Sierra se encuentra San Felipe, lugar al que la tradición le ha dado el apodo de Torresmochas, debido a que cuando se construyó su parroquia no se pensó originalmente en dotarla de torres, esto sucedió a mediados del siglo XVII, ya para 1728 ante la presencia de los Franciscanos el templo tuvo mejor fachada, hasta que intervino el Arquitecto celayense Tresguerras que finalmente le dio el estilo que actualmente vemos, claro está, Neoclásico.

Esta parroquia históricamente tiene dos cosas muy importantes, una que allí se encuentra el Señor de la Conquista, un Cristo hecho en pasta de caña de maíz en Pátzcuaro, Mich. y que al ser trasladado a su destino, sufrieron los frailes Franciscanos un ataque de indios chichimecas muriendo ambos. En la actualidad el muy venerado Cristo lo encontramos en esta parroquia y una copia en San Miguel de Allende.

El otro detalle histórico importante es que el Cura don Miguel Hidalgo fue trasladado de Colima a esta parroquia, que en la época abarcaba todo el noroeste del actual estado de Guanajuato, allí decidió dejar sus funciones religiosas, pero, ante la muerte de su hermano que era el cura de Dolores, fue don Miguel llamado para suplantarlo y el resto de la historia ya lo conoces.

Es en la zona de San Felipe donde encontramos varias espléndidas haciendas, la de Jaral de Berrio es sin lugar a dudas la mejor de todas, pero existen varias más, como San Joaquín de la Quemada o El Cubo, la visita a San Felipe se torna interesantísima cuando tenemos acceso a todos esos vestigios que conforman el mejor ejemplo de lo que fueron los latifundios novohispanos y que sobrevivieron hasta la revolución.


Lo curioso que encontramos al estudiar algo de su pasado es como han ido cambiando sus nombres, originalmente se llamó Ojos Zarcos, debido a los ojos de aguas cristalina que abundaban en la zona, luego fue nombrada San Felipe Antiguo, pasó a ser El Fuerte de San Felipe y finalmente la Villa de San Felipe y se le dio el nombre en honor al rey español, Felipe II. La importancia del poblado era grande pues por allí pasaba el Camino Real, el de Tierra Adentro que algunos nombran el Camino de la Plata, de allí salía la bifurcación, que iba a San Luis Potosí y sus ricas minas.

Los cambios se siguieron dando, para 1892, en pleno Porfiriato, se le dio el nombre de Ciudad Manuel González, ¿recuerdas que Pozos se llamó Ciudad Porfirio Díaz? Pues bien, Manuel González fue Presidente de la República y Gobernador de Guanajuato, razón por la cual se le dio su nombre a San Felipe, para 1939 vino otro cambio de nombre más, ahora se llamaría Ciudad Doctor Hernández Álvarez, en honor a otro Gobernador del Estado, finalmente en 1948 se le devuelve su nombre original de San Felipe, pero todo mundo conoce el lugar como Torresmochas.

Todo esto… y lo que falta, hay en el Estado de Guanajuato, definitivamente de todo y para todos los gustos ¿ya pensaste en visitarnos pronto? Hazlo, te aseguro que no saldrás decepcionado, sino todo lo contrario. Unas fotos más para que te convenzas.







Quizá este letrero no sea muy claro pues está tomado desde arriba de un autobús, en el parabrisas le escribieron la ruta y lo que traté de toma es el cartel que hay en mitad de la carretera entre San Felipe y Ocampo, en donde se marca lo que fuera el Camino Real de Tierra Adentro y que pasaba por parte de lo que actualmente es esa carretera, este era el panorama que admiraban las carretas que venían con la plata desde Zacatecas hacia la Ciudad de México.

Si te interesa conocer la historia del Señor de la Conquista:
http://elsenordelhospital.blogspot.com/2009/09/el-senor-de-la-conquista-de-san-felipe.html

4 comentarios:

  1. Hola mi nombre es Guadalupe Guerrero, felicito a la persona o personas que hicieron esta pagina, mi padre es de San Felipe Torresmochas, y aunque se fue de su pueblo a vivir a Guadalajara el esta muy orgulloso de su pueblo y siempre que tiene oportunidad regresa, al parecer nosotros que aunque llevamos el apellido GUERRERO, con mucho orgullo, descendemos de la familia Garibay pues mi abuelo fue hijo no reconocido del Sr. Eustacio Garibay.

    ResponderEliminar
  2. TIENES QUE PONER MAS FOTOS

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el reportaje. Soy sanfelipense.

    ResponderEliminar
  4. hola soy sanfelipense muy buen reportaje pero hay un pequeno error en la parte donde habla de las haciendas dice san joaquin de la quemada y deberia decir san jose de la quemada todo lo demas muy bien felicidades y ojala siga publicando mas sobre la historia de torres mochas..

    saludos

    ResponderEliminar