martes, 20 de octubre de 2009

Estando en Villa de Reyes... mi tiempo se detuvo

Pueblear, pueblear y pueblear, ¿hay algo mejor en la vida? La verdad no lo creo, pueblear significa ir conociendo más cada día, irse llenando los ojos con las tantas maravillas que cada región tiene, todo eso está ahí y es ahí en donde siempre ha estado pero con la vida de este tiempo que vivimos que nos exige enfrascarnos en cosas “comerciales” nos obliga, cual maligno, a voltear la vista a otro lado y no admirar lo que ahí, insisto, ahí ha estado.

Te conté ya de la grata sorpresa que me llevé al llegar a Villa de Reyes al caminar por sus calles apenas iluminadas, con poca gente caminando y una serie de rinconcitos que guiñaban los ojos. Atrayentes vi esos detalles de noche y al otro día salí a redescubrirlos pero ahora con la luz del sol. Una auténtica maravilla. Un par de tiendas, ambas ubicadas en el portal, que mantienen sus fachadas intactas de principios del siglo XX, una, la que fuera la Botica se llamó La Constancia, la otra que seguramente fue un Emporio, como se le llamaba antes a los almacenes que tenían un poco de todo, la Casa Márquez.

La Constancia mantiene su mobiliario original, esas pequeñas bancas en donde los pacientes esperaban con eso, con paciencia a que el boticario les curara el mal que les afectaba, los pisos de auténtico mesquite, las vitrinas, los remates de los anaqueles con sus decorados tan característicos de esos gloriosos años y todo, todo estaba en su lugar, claro está ahora es utilizado no como botica sino como tienda de sombreros, algo de mercancía apenas vemos en los anaqueles, pero con un poco de imaginación podremos ver la escena en su momento de ir y venir de gente, antes las Boticas eran esenciales en todo pueblo, allí se daban remedios para todos los males.

Me cuenta el nieto de un boticario, no en Villa de Reyes sino en otro pueblo, que él daba la receta mágica para las dolencias que algunas damas tenían y los domingos, día de mercado, estando tan cerca de él, el boticario no se daba abasto sirviendo esa “agüita milagrosa” que hacia relajar, sentir una cierta paz interior, descansar un poco y agarrar energías para continuar con las faenas del día. Cuando el boticario entraba en la trastienda volvía a hacer su “poción mágica” vaciar un tanto de alcohol en dos tantos de agua y la medicina estaba ya hecha.

Cientos de historias debe haber en cada pueblo, si los boticarios vivieran aún nos podrían mantener entretenidos con los cientos de anécdotas que le sucedieron en su importante labor de aliviar cuerpos y de vez en cuando aliviar alguna alma. No dudo que en La Constancia muchos menjurjes se habrán elaborado, por cierto, husmeando por allí me enteré que en los años dorados, era en la parte trasera de la casona donde se ubica la botica, se preparaba un vino de muy buena calidad… lo dicho, las boticas tienen su historia.

La Casa Márquez conserva solo la fachada, casi intacta y forma parte de otra casona, lo sorprendente de estos dos negocios es que hayan podido sobrevivir a ese afán de modernizar con horrendo cemento y pintura acrílica, y mantienen la esplendidez que era cosa habitual en el país en el tiempo porfiriano. Te dejo unas imágenes más:





9 comentarios:

  1. TU BLOG SE HA HECHO MERECEDOR DEL PREMIO "FRESA BYT"
    OTORGADO A AQUELLOS BLOGS QUE SE DISTINGUEN POR LA CALIDAD Y EXCELENCIA DE SU CONTENIDO
    Las reglas para aceptarlos son las siguientes:
    CONDICIONES:
    1-Que todo el que lo reciba directamente o por medio de otro premiado debe realizar un enlace a este post (www.irapuatoguanajuato.blogspot.com)

    2-Debe premiar a 5 Blogs que conserven las características de excelencia en sus contenidos y notificar a sus elegidos con un comentario.

    3-Colocar visiblemente o en su vitrina virtual el premio.

    ¡FELICIDADES!

    ResponderEliminar
  2. hola esto me gusta mucho porque cuando yo estaba chico pasaba por ahi!!

    ResponderEliminar
  3. Que bonitos recuerdos, si tubieran mas fotos, de todos los rincones de Villa, de la escuela Alvaro Obregón, de la fuente, de las tiendas que en existian en aquel tiempo, la de Don anselmo, la de los zalazar
    en fin todas esas se los agradeceria mucho

    ResponderEliminar
  4. hola soy franco mannino, los invito a visitar la pagina www.villadereyes.tk hay podran ver videos, escuchar musica, y ver mas fotos de villa de reyes. s. l. p.
    a provecho para felicitar a Benjamin Arredondo creador de estos reportajes, estan de maravilla

    ResponderEliminar
  5. hola megustaria que alguien que biviera en villa de reyes que que conosiera ala familia martinez segura se comunicaran con migo les dejo mi correo yose que tengo varias primos yo vivo en zitacuaro michoacan soy hija de favian y en verdad megustaria ponerme en contacto con algun parien te de mi papa no los conosco desgarsiada mente pero megustaria ser afortunada en conoserlos de antemano muchas grasias dele dejo mi correo porfa selos en cargo liliamarinez47@yahoo.com

    ResponderEliminar
  6. EXCELENTE SITIO MI ABUELO MATERNO ERA DE ESE PUEBLO Y EMIGRO A MONTERREY EN LOS TIEMPOS DE LA REVOLUCIÓN. NO TENGO LA DICHA DE CONOCERLO, PERO GRACIAS POR DARME A CONOCER MIS ORIGINES
    SALUDOS
    esquivel_1959@live.com.mx_

    ResponderEliminar
  7. hola si alguien conoce a georgina gonzalez gil que tenia una tienda al lado de la contancia diganle q su amiga de toda la vida nunca la olvidado jaqueline y saludame tambien a alegandro

    ResponderEliminar
  8. Ese es mi pueblo donde cresi que bonito es, tiene de todo y sus mujeres huy huy huy chulada. Saludos a la chiripa

    ResponderEliminar