domingo, 12 de agosto de 2012

El antiguo Calendario Olímpico

 En algo así como una hora, dará inicio la ceremonia de clausura de los XXX Juegos Olímpicos de la Era Moderna. Si se hace mención de las Eras es debido a que había Juegos Olímpicos en la antiguedad, digamos que los originales. Estos se celebraron por primera vez hace 2787 años, esto ocurrió en el año de 776 a.C. fue entonces que se acordó realizarlos cada cuatro años, para ello se valdrían del conteo de las lunaciones, es decir, de las lunas llenas, las cuales deberían ser 50 para nuevamente organizar una Olimpiada.

Este conteo de lunas tiene su origen en una historia de amor dentro de la complicada Mitología griega. Pendía era hija de Pan y Selene, Selene era la diosa de la luna; Pan era el semidiós de pastores y rebaños, además, dios de la fertilidad. Aquí tenemos potencializada la idea de la fertilidad tan asociada a la luna, ya que Pan representaba la fertilidad sí, pero la masculina, además era el dios de la sexualidad masculina desenfrenada, él era mitad hombre mitad macho cabrío, es decir, era un cabrón. Creo que ahora tenemos mucho más claro el término cabrón en toda la extensión de la palabra. De la idea de Pan se generó la medieval idea del "Demonio del Mediodía", el cual lo veremos a detalle dentro de poco.

Resulta que Selene se enamoró de un mortal: Endimón, rey de Élide, antigua ciudad griega; pidió a Zeus que lo volviera inmortal para amarlo siempre. Zeus se lo concedió pero lo dejó dormido para siempre, en el sueño eterno. Ellos, Selene y Endimón tuvieron 50 hijas que son las lunas que marcan el tiempo que transcurre entre una Olimpiada y la otra. Y si te estás preguntando que qué tiene que ver este amorío con los Juegos Olímpicos, la respuesta es sencilla. Según la mitología, Endimón fue el primer mortal que pasó al Monte Olimpo, lugar donde viven los dioses. Además, sus hijos varones tuvieron que participar en una carrera en Olimpia para que el ganador lo sucediera en el trono, de allí que esté asociado a los Juegos Olímpicos. 
Ya son las 14 horas del domingo 12 de agosto de 2012, (te darás cuenta de lo que dura hacer una entrada -post- que lees en 3 o 5 minutos, y que, en el mejor de los casos, me lleva una hora escribirlo, más el tiempo que se requiere para seleccionar las imagenes. Esto es labor, regularmente de 3 a 4 horas... aunque Ud. no lo crea.) acaba de iniciar la ceremonia de clausura de los XXX Juegos Olímpicos. Sucede que, hace algunos años, 7 ciudades disputaron ser la sede de la siguiente Olimpiada: Madrid en España; Bakú en Azerbaiyán; Chicago en Estados Unidos; Doha en Qatar; Praga en la República Checa, Tokyo en Japón y Río de Janeiro en Brasil. La elegida fue esta última y para el 5 de agosto de 2016 estará inaugurando los XXXI Juegos Olímpicos, con esto veremos nuevamente el desfile virtual de las 50 hijas de Selene y  Endimón, el Clendario Olímpico se cumplirá una vez más.
Entender el logotipo de Londres 2012 me llevó un tiempo, imaginaba fuera un león, considerando que el león simboliza al Imperio Británico, pero no es así, el logo mostraba un 20-12 por demás estilizado. A fuerza de verlo una y otra vez, fui descubriendo los trazos de los números. Para que eso no me suceda con el de Rio, lo he consultado en los sitios oficiales y resultó ser uno de los logos mejor logrados para los Juegos Olímpicos, de entrada porque muestran la unión de la humanidad, luego, porque a final de cuentas, el logo fue concebido al ver el símbolo natural de Rio, el Pan de Azúcar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada