martes, 14 de agosto de 2012

Ferragosto (Feriae Augusti), las vacaciones de verano.

 Hace poco más de veinte años, mismos que ahora veo tan lejanos y tan cercanos a la vez, trabajé en una compañía italiana de viajes, la lengua ya la hablaba y la convivencia con italianos la había tenido ya, por lo tanto sabía muy bien lo que me esperaba. Con ellos aprendí muchas cosas en cuanto al manejo del turismo y una, que se considera el "coco" de todo operador de viajes que atienda italianos fue vivir y sobrevivir el ferragosto, le ferie, tiempo de vacaciones que paraliza a toda Italia en el mes de Agosto. Ahora sé que esa tradición tiene un antiquísimo origen, en el año 18 a. C. y que adquieren su nombre del emperador Ottaviano, que al ser proclamado Augusto, cosa que le da el carácter de venerable y, además, sacro, declara al mes de Sestile (el sexto mes del Calendario Romano) como mes de fiesta y celebración, con la característica de que es la única en donde todos festejan, sean del pueblo que de la corte, sean hombres que mujeres, sean pobres que ricos, todos festejaban estas que, se denominaban las Feriae Augusti.

 El mes sestile cambiaría luego de nombre por el de Agosto en honor a César Augusto, emperador que cuando nació se le nombró Caius Iulius Caesar Ottaviano. Se elige ese mes por varias razones, la principal porque era el tiempo en que la cosecha se levantaba y la abundancia de frutas y granos era notoria. De las deidades por ellos adoradas, muchas de reminiscencia griega, una de las más importantes se celebraba el día 13: Diana, diosa de las fases de la luna, la caza y la maternidad. Además se festejaba ese mismo día a Vertuno, dios de la estaciones, del crecimiento de las plantas, de los jardines y de los árboles frutales; la fiesta se llamaba Vertumnalia. La pintura que vemos es de Rubens y en ella aparece la Cornocopia, el cuerno de la abundancia que bien nos da la idea de la cantidad de frutas y granos que en la Vertumnalia había.

 Para el día 21 había, en la antigua Roma, una festividad más, la Consualia, fiesta en honor a Consus, dios que protege las reservas de granos y, por consecuencia, a los silos. Una tercera fiesta se celebraba en Agosto, era la Opiconsiva, dedicada a Opi, diosa de la fertilidad y la abundancia. Todas estas festividades se unían en un solo concepto: Feriae Augusti... no se si asocias los nombres con palabras que usamos regularmente: opíparo es un alimento abundante. Claro que lo es, si nos está recordando a Opi. Los días feriados son días en los que no se trabaja. Claro, si eran los días de Feria.

 La cosecha se había levantado, seguirían luego días de cambio, el calor irá bajando poco a poco, los días se irán acortando y Agosto seguirá presente por algunos siglos más como las fiestas de la fertilidad y la maternidad. Mañana veremos cual fue la consecuencia de todo esto, por lo pronto sigamos disfrutando de los días que quedan de vacaciones, bueno... de vacaciones escolares para quienes siguen preparándose en las aulas. Las fotos son, evidentemente en plena temporada de vacaciones de verano, digamos que en pleno Ferragosto aquí, en Los Cabos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada