miércoles, 29 de agosto de 2012

Chapala, el primer destino turístico de México

Dejamos a un lado el tema del Calendario y entramos a uno que me interesa debido a que esa es mi profesión y de ella viví algo así como 30 años: el Turismo. Pretender desarrollar una Historia del Turismo en México es algo un poco difícil de realizar pues habrá quién piense que el inicio está en las legendarias Oaxtepec o en Cuauhnahuac, sitios en el que Moctezuma estableció su casa de veraneo con extraordinarios jardines y Cortés construyera su palacio también de verano. Solo que no creo entre en el concepto que actualmente tenemos del Turismo. Habrá quién piense que Alexander von Humboldt fue el primer turista en México, pero él no venía a "turistear" en 1803, él venía a hacer mediciones, aunque hay quien piensa que venía a espiar las bondades de las minas. Madame Calderón de la Barca podría tener el honor de ser considerada la primera turista en México, pero no es así ya que ella venía acompañando a su marido, el Primer Ministro Plenipotenciario de España, ella llegó en 1839 y recorrió buena parte del país, y nos heredó unas memorias de sus viajes que nos dejan ver la vida en México en ese entonces. (La fotografía viene del blog http://guadalajaradeayer.blogspot.mx/, nos muestra una escena de Chapala a principios del siglo XX).
  
Me atrevería a pensar que fue don Porfirio Díaz quien fue el primer turista en nuestro país ya que él no se alejaba unos pocos kilómetros del lugar de residencia, abordaba un tren, el México-Irapuato-Guadalajara, se bajaba en la estación de Atequiza y allí, tomaba la diligencia que lo llevaría a Chapala, sitio en el que, su magnífico clima y su aire limpio serían el marco ideal para unas vacaciones de Semana Santa relajadas y tranquilas. En aquellos tiempos los médicos recetaban eso, respirar aire puro y qué más pureza que la brisa del lago de Chapala. En la foto vemos la Hacienda de Atequiza, no lejos de allí se encontraba la estación del Ferrocarril que veía pasar año con año a don Porfirio cuando llegaba a pasar sus vacaciones.

  La foto que ahora vemos corresponde al Hotel Arzápalo, el primero construido en Chapala, inaugurado en 1898. (La tome del blog http://guadalajaraayeryhoy.blogspot.mx/). La pregunta surge: ¿fué este el primer hotel que se construyó en México? Defintivamente no, hay hoteles que tienen mayor antiguedad, como el Gillow en la ciudad de México, abierto en 1875. Dicen que el más antiguo, no sólo de México sino de América es el Imperial de 1793; pero hay quién dice que el más antiguo es el Hotel Mármol en Topo Chico, Nuevo León (http://labatallademonterrey1846.blogspot.mx/2010/01/hotel-marmol-en-el-topo-chico-el-hotel.html) o el Hotel Francés de Gaudalajara de 1610 o el Hotel también de nombre Francés en Santa Rosalía, Baja California Sur, construido en 1886. Seguramente habrá más hoteles antiguos que siguen funcionando hoy día, pero hay que considerar que, haciendo a un lado el Mármol de Topo Chico, el Arzápalo de Chapala fue construido para el llamado turismo de ocio, el resto era hoteles que recibían viajeros de, digamos, negocios.

Las playas son, en la actualidad, el atractivo más grande que tiene México para los turistas nacionales y de otros países. Para muchos la riqueza arqueológica es el imán que atrae a conocer nuestro país. En la foto vemos a los participantes del Congreso de Americanistas celebrado en la ciudad de México en 1910 que, dentro de las actividades, incluyó una visita al sitio arqueológico de Teotihuacán. Pero eso del turismo de playa es cosa más bien de los años cuarenta cuando inicia en México. 

Será para Diciembre de 1907 que don Porfirio Díaz dicte una ley en la que se autoriza el juego en México, de esa forma los Casinos quedaban legalmente autorizados en nuestro país y sería el momento en que eso que conocemos en la actualidad como el Negocio del Turismo comience su desarrollo y eso sucedió no en una playa, aunque muy cercano a una, en una población que pocos imaginan guarde una historia tan interesante: Tijuana.

 El muelle turístico en Chapala.

Los veleros para pasear a los turistas en el lago de Chapala.

El análisis químico de las aguas de Chapala y esta última fotografía del Arzapalo las tomé del libro Guía General Descriptiva de la República Mexicana de J. Figueroa Domenech, publicada en Barcelona, 1899.

Esta viene del folleto "Mexico form border to capital", publicado por Ferrocarriles Nacionales de México en Nueva York, 1910.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada