martes, 20 de octubre de 2015

A propósito de la imagen de Guadalupe tocada de la original

   No trataremos esta vez de ver imágenes de Gaudalupe como lo hemos hecho en varias ocasiones, aunque tengo una buena cantidad en mi archivo pendientes de publicar, lo que veremos esta vez es un testimonio de lo importante que eran las imágenes que habían pasado por un ceremonial de mucha importancia que hubo en México a lo largo de la segunda mitad del siglo XVIII en el que, una imagen pintada por algún pintor reconocido o no, se llevaba a la Basílica de Guadalupe a ser "tocada" por la original. Este ceremonial revestía una enorme solemnidad y les era posible solo a aquellos templos que contaban con la suficiente solvencia económica para pagar el costo del mismo, así como para contratar al pintor que la ejecutara. En ocasiones había un padrino que cubría los gastos.

  Corría el mes de enero de 1795, España se enfrentaba en guerra contra Francia, pasaría a la historia como la Guerra de Rosellón, había iniciado en marzo de 1973 y, por todos los medios, incluido el religioso, trataban de terminarla. Es así como, en la Nueva España se apoya, además de con fuertes cantidades de oro y de plata, con muchos rezos y ceremonias a favor de la "iluminación" del Rey a fin de terminar con el enfrentamiento, es así como sucede que en Morelia...

   "Aunque desde el día inmediato en que se recibió la noticia de la declaración de guerra contra la nación Francesa, se empezaron las rogaciones públicas en esta Santa Iglesia con Procesión, Misa y Sermón, asistencia de la Nobilísima Ciudad, Señor Intendente, todo el Clero, Comunidades Religiosas y Cofradías, y desde dicho día se han continuado diariamente las Preces propias de la necesidad en el Coro, con la circunstancia de exponerse el Divinísimo todos los Domingos para el efecto; no obstante, viendo el Illmo. Señor Obispo y Venerable Dean y Cabildo que el Cielo aun no llovía sus bendiciones a beneficio de los Exércitos Católicos, como deseaban, y que con la santa Misión que por disposición de dicho Señor Illmo. están haciendo los siete Padres del Colegio Apostólico de la Santa Cruz de Querétaro desde el día siete del presente Enero convertidos los pecadores podrían con corazón contrito y humillado mover al Señor de los Exércitos a que suspenda su enojo con los dos mundos Español y Americano, y convierta sus ojos misericordiosos hacia nuestro Soberano el Señor D. Cárlos IV, (que Dios guarde) su Augusta Esposa, Real familia y exércitos de mar y tierra, concediendo a su corazón paternal y piadoso el consuelo de ver reducida a su antiguo gobierno la desgraciada Nación Francesa, victoriosas sus Armas Católicas, en perfecta tranquilidad sus dos mundos, y gozando de los dulces frutos de la paz: dispusieron se hiciese su Novenario á la Madre de Dios y Patrona de este Reyno nuestra Señora de Guadalupe con Misa, Letanías y Preces pro tempore belli expuesto el Divinísimo, Novena a la Santísima Virgen después, y su Corona por la tarde en todos los días de ella. Para esto se traxo el dia once la Santa Imagen, que es tocada y del tamaño mismo del original, la que está colocada en el Altar mayor del Convento de Padres Dieguinos, extramuros de la Ciudad, a la Santa Iglesia Catedral en Procesión que hizo el Illmo. Señor Obispo vestido de medio Pontifical con sus asistentes los Señores Dignidades Arcedeano Dr. D. Juan Antonio de Tapia, y Chantre Dr. D. Ramón Pérez Anastariz, sirviendo de Diáconos los Señores Canónigos Dr. D. Manuel Vicente Yañez y Dr. D. Diego Suárez Marrero administrando la Mitra los Señores Prebendados Dr. D. Nicolás de Villanueva y el Báculo D. Joseph Ignacio Alvarez Gato.

  Asistían los dos Cabildos, Señor Intendente, Clero, Comunidades, las Cofradías y todo el Pueblo en el mayor orden posible, y colocada en el Presbiterio se cantaron las Preces: inmediatamente dixo una plática muy propia de las circunstancias; el Padre Presidente de la Santa Misión Fray Juan Elías: El día 20 concluido el Novenario se volvió en Procesión dicha Santa Imagen a su Templo, en que el Padre Guardián dixo su Plática muy al caso, y se concluyó cantando la Salve. Esta Procesión se hizo en los mismos terminos que la primera, por la tarde, habiendo por la mañana cantado Misa de Pontifical S.S.I. por ser la última de la Novena y todos los días asistió con imponderable exemplo a la Misa y Preces, como también el Señor Intendente con la Nobilísima Ciudad.

  A más de lo expuesto S.S.I. ha dado orden circular para todos los Curas del Obispado, mandando se hagan iguales Novenarios para el mismo fin, y anhelando sus vivos deseos a la generalidad de estas rogativas, suplicó a los Reverendos Prelados efectuen lo mismo en sus Sagrados Conventos.

  A imitación de tan Santas disposiciones se estan haciendo iguales rogaciones en todas las Iglesias de esta Capital; y hoy dia 23 se comenzó otro Novenario a la misma Imagen de nuestra Señora en la Santa Iglesia Catedral, a devoción de los Padres Capellán de dicha Iglesia." (1)


Fuente:

1.- Suplemento a la Gazeta de México. Tomo VII. No. 4. México, 3 de febrero de 1795. pp. 25-26

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada