lunes, 12 de octubre de 2015

Algo de la filatelia mexicana, pasada y actual

   Hacía ya tiempo que no publicaba más sobre los emblemáticos sellos o timbres, o estampillas, como gustes llamarlas. Esta vez aprovecho la fecha pues el 12 de octubre de 1968 fueron inaugurados los XIX Juegos Olímpicos en la ciudad de México y este fue uno de los tantos timbres conmemorativos que se expidieron entonces para uso regular pues, en aquellos años quasi dorados, teníamos por costumbre enviar saludos a través de tarjetas postales o de contar nuestros pesares, intimidades y logros de la vida, a través de cartas, cartas en las que colocábamos un timbre.

   De esos timbres se formaron colecciones y, aunque pocos lo creen, el Servicio Postal Mexicano sigue emitiendo sellos conmemorativos pero cada vez es más complicado hacerse de ellos pues la costumbre del envío de cartas es más bien escaso y las que se mandan, por parte de instituciones bancarias principalmente, tienen convenios que pagan por número de piezas enviadas y no se incluye el tradicional timbre, si quieres hacerte de algunos de ellos, tienes que ir a una oficina de Correo para ver que hay disponible en materia de sellos conmemorativos. Este que ahora vemos muestra la que era la torre de telecomunicaciones de SCT de aquel entonces.

   Estos fueron los símbolos usados en la Olimpiada Cultural.




  El que ahora vemos no es precisamente un sello de correos, aunque sí es un timbre, auténtica pieza de colección, se trata de la Feria de León de 1938, esta era una manera de colectar fondos y hacer publicidad a la vez, pues se vendían las planillas con estos sellos, sin valor, que se podían incluir como mero detalle decorativo en las cartas.

   Otro timbre sin valor. Ese concepto de "sin valor" se refiere a sellos que se emitían para promocionar algo, como en este caso el rescate del Centro Histórico de la Ciudad de México. Sin valor implica que con estos sellos no se pagaba el envío de las cartas, caso similar ocurre con los ya tradicionales timbres de la Lucha contra la Tuberculosis. O la serie de Oaxaca que el año pasado y éste 2015 apareció, también con fines promocionarles.

 Un timbre más reciente, en 2013, fue el de los 25 años de Conade.

 El tradicional timbre navideño.

  Esta serie, México Creación Popular, -tengo entendido-, se mandaron hacer miles de distintas denominaciones pero, como vino la implementación de sistemas electrónicos, fueron almacenados (al modo) y ahora siguen en uso, y por lo visto seguirán, pues aun no se agotan las numerosas ediciones que se hicieron. 

 Otro de los que aparecen en diciembre para la Navidad.

   En 2014 apareció esta serie conmemorativa del Centenario de la Gesta Histórica de Veracruz.


Y seguirán apareciendo más y más sellos (timbres) conmemorativos, el último acaba de salir el 1 de octubre de 2015 y está dedicado a la zona arqueológica de Xochicalco, lo puedes ver aquí

¿Te interesa el mundo de la Filatelia actual mexicana? Este es el sitio electrónico del Servicio Postal Mexicano en donde te puedes actualizar, entra aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario