miércoles, 26 de septiembre de 2012

El árbol más sorprendente de Baja California Sur, su majestad, el Zalate.

Varios son los árboles monumentales que hay en México. Los ahuehuetes que abundan en el Bosque de Chapultepec podrían ser los que encabezan la lista. El más emblemático de ellos, ya muerto y que está en el mismo bosque se llama El Soldado, uno más, de esta familia no se encuentra en Chapultepec, sino en el rumbo de Tacuba, que es el "árbol de la noche triste". Hay, o hubo, en muchas partes de la cuenca del Lerma y sus afluentes, los enormes Sabinos. Ni que decir del árbol del Tule en Oaxaca o de las impresionantes Ceibas de las selvas del Yucatán. Será bueno, es bueno, incluir uno más, uno magnífico, elocuente, grandioso, impactante, ese se encuentra en la Baja California Sur, se llama Zalate. Su nombre científico: Ficus Palmieri.

Estos árboles, por extraño que parezca, tienen la particularidad de no crecer directamente sobre la tierra, sino que lo hacen sobre rocas, rocas que en su mayoría son gigantescas y que siendo estos árboles longevos, al paso del tiempo sus raíces llegan a romper las piedras en dos, tres o más partes al ir creciendo sus raíces dentro de la propia roca, algo que se antoja increíble.

Dicen que estos árboles son los segundos más grandes que se ubican en la península de Baja California, y que los denominados Güeribos son los mayores, solo que, esos güeribos, creo nunca los he visto. Los que por esta región, al sur de la península, se conocen como Zalates, también llevan el nombre de Higo Salvaje, este nombre es debido a que forman una gran familia, todos relacionados con el árbol que produce el higo, ese fruto originario del Medio Oriente.

 ¿Por qué crecen sobre las rocas? eso no lo sé, supongo que es allí en donde localizan los nutrientes que requieren para crecer, digamos que este es uno de los tantos caprichos de la naturaleza. Crecen en las cañadas que los arroyos de la Sierra.






El género Ficus contiene alrededor de 800 especies de árboles, arbustos y trepadoras de la familia Moraceae, tribu mono genérica Ficeae, oriundas de la Zona Intertropical, con algunas de ellas distribuidas por las regiones templadas. La mayoría son perennes, excepto las que vegetan en latitudes no tropicales y zonas con una larga estación seca. Una de las características de las especies de este género es la secreción lechosa llamada látex que segregan al cortar o herir cualquier parte de la planta. Pero el más característico es el tipo muy particular de inflorescencia que se parece más a un fruto que a unas flores habituales. (Wikipedia)

Aquí, abusando de la gentileza de mi buen amigo Alfredo, que accedió posar para que tú que lees El Bable y no has estado en la Baja California Sur y los árboles denominados Zalates te son totalmente desconocidos, con esta toma tendrás la comparación a la escala humana.


 Aquí vemos el árbol completo... unos 20 o 25 metros de altura, quizá más...


Estos falsos frutos son una estructura especialmente adaptada que se denomina sicono. Son de forma bulbosa con una pequeña abertura, el ostíolo, en el apex y una zona hueca en el interior recubierta por pequeñas flores. Estas últimas son polinizadas por pequeñas avispas que penetran por la abertura para fertilizarlas, dando frutos diminutos con un núcleo duro (aquenios), vulgarmente llamados pepitas, rodeados de un mesocarpio carnoso; el conjunto es el «higo». (Wikipedia)




Este detalle de los Zalates, que son una especies de barbas que crecen en mitad del tronco y que seguramente brotan de allí para absorber la humedad del medio ambiente, me recuerdan mucho unos árboles que hay en Cancún, uno de ellos, lo tengo muy presente, por el rumbo de la SM 25, calle Marañón, al centro de la Super Manzana, donde hay una escuela, creo era un tule o una de sus variedades. Pero aquí, en Baja California Sur, hay otro detalle impresionante en estas "barbas"...


 Sorprendente... ¿no lo crees?, ahora mira esto:

Es una toma más de cerca al tronco, su color es de un tono amarillo, bastante particular. Toma en cuenta que con éste llevamos ya vistos unos siete Zalates distintos, no son fotos del mismo.


Y aquí, a través de esta hendidura que seguramente tendrá unos 200 o 300 años, alcanzamos a ver como la raíz del Zalate ha ido taladrando la roca.

Yo sé que cuando vengas a pasar tus vacaciones a Los Cabos, te la pasarás una buena parte del tiempo disfrutando de los servicios que los hoteles ofrecen, en sus albercas o en sus playas, irás, tal vez al Médano en donde el "party" está a todo lo que da. Irás también en uno de los cruceros al atardecer a ver el arco y cuando te bajes ni te acordarás de nada, pues también hay "party". Irás en las noches a los antros de Cabo San Lucas, en fin, te la pasarás bien. Solo que, te estarás perdiendo, entre otras cosas, de las infinitas maravillas que la Sierra de la Laguna ofrece.


7 comentarios:

  1. Hoy has rendido tributo a la naturaleza,es impresionante lo que nos presentas,porque yo sé que los musgos y otras plantas pequeñas crecen en las rocas porque en las grietas de las rocas hay agua y otros elementos suficientes para su estatura,pero un árbol de esa magnitud me parece inconcebible.
    Que pequeño se ve tu amigo Alfredo al lado de ese gigante.
    Gracias por tu enseñanza,por mostrarnos que la naturaleza es muy sabia.
    Nelly

    ResponderEliminar
  2. Qué gusto me da encontrarme a Nelly ya como lectora de El Bable!
    Pienso que la naturaleza nos da el ejemplo de vida que nos falta a los humanos, pues nos rendimos cuando "topamos con piedra". Es sorprendente la fuerza de sus raíces para quebrantar la piedra y hacerse un camino para no detener su crecimiento, tomando los nutrientes que necesitan.
    Dicen que tocar las cortezas de los árboles nos transmite mucha energía, así que imagino que estas especies tan preciosas nos llenarían de fuerza para seguir siempre adelante.
    Además, con sus formas libres, espontáneas, hasta cierto punto caprichosas como quien quiere decir que hace lo que desea, que nada les detiene...
    Qué fortuna poder ver esto en directo!

    ResponderEliminar
  3. Hola.. en un rancho cerca a la paz en las montañas de santa cruz hay un arroyo muy grande donde hay o había. . Muchos salates últimamente que e subido me e dado cuenta qur muchos de los arboles se estan secando.. alguien sabe si puede ser alguna plaga que ataque el arbol o bien la tremenda sequilla que hemos tenido.. cualquier información seria util graciad.. arq.kamal@gmail.com.

    ResponderEliminar
  4. HOLA LO QUE PRESENTASTE EN ESTE ARTICULO ES DE SUMA IMPORTACIA ME GUSTARIA QUE HICIERAS LO MISMO CON UNOS ARBOLES GIGANTES QUE EXISTEN EN LAS IMEDIACIONES DE LAN ANTONIO DE LA SIERRA, ALGUNAS PERSONAS QUE LE PREGUNTE COMO SE LLAMAN ME DIJERON SON GUERIGOS O ASI LES ENTENDI SON PLANTAS QUE SU TRONCO EN LA BASE FACILMENTE 5 PERSONAS AGARRADAS DE LA MANO APENAS ABARCARIAN SU CIRCUNFERENCIA Y DE ALTURA TENDRAN UNOS 50 METROS CON POCO FOLLAJE EN TODO SU TRONCO, ES FORMIDABLE ENCONTRAR ESTOR AROLES TAN GRANDES EN UN LUGAR SEMIDESERTICO COMO ES LA BAJA CALIFORNIA SUR
    MI CORREO ES CSIERRA@PRODIGY.NET.MX POR SI DECEAN CONTACTARME Y BUSCAR ESOS GRANDES ARBOLES QUE EN ALGUNA OVASION LOGRE VERLOS

    ResponderEliminar
  5. gran articulo muy bueno y completo

    ResponderEliminar
  6. preciosísimas fotos de preciosìsimos arboles

    ResponderEliminar