martes, 3 de agosto de 2010

La antigua Huango, una de las fundaciones españolas más antiguas en Michoacán.

Llegar a Huango, la actual Villa Morelos, ver tan solo la plaza, sus portales y caminar a penas una cuadra para llegar al ojo de agua que se encuentra frente al ojo de agua es suficiente para enamorarnos del lugar y para comenzar a entender la razón por la cual el encomendero Juan de Villaseñor y Orozco, siendo muy joven decide establecerse aquí. Su encomienda sería enorme, desde la rivera del lago de Cuitzeo al oriente, hasta la del lago de Chapala al poniente, teniendo al río Grande de Toluca al norte y al sur lo que se denomina eje neovolcánico. Tierras que además de bellísimas, cuentan con agua suficiente, se levanta entonces el pueblo de Huango era el año de 1527 y Villaseñro contaba con apenas 27 años.


Para llegar a Huango, recuerda que este nombre ya no se usa más, a pesar de ser emblemático en la historia de las fundaciones de pueblos en México, busca las señales que digan Villa Morelos, si tomas la autopista que va de México a Guadalajara, te podrás salir en el entronque de Huaniqueo y enfilas al norte. Si te vas por la libre, entonces llegando a Salamanca por la antigua panamericana, toma hacia el sur, rumbo a Morelia y en Cuitzeo verás la desviación rumbo al poniente. Otra seña que te puedo dar es llegando a Puruándiro y de allí estás a poco kilómetros de esta población que conserva ese sabor y encanto que bien podría estar en la lista de los Pueblos Mágicos de México pues tiene todas las características necesarias para llevar el título.


Para aprender más de Huango, nos apoyaremos en el libro del padre agustino Cirilo Álvarez Lira llamado Aportaciones históricas sobre Villa Morelos, Mich. Edición privada, Morelia, 2009. Lo puedes adquirir en la notaria parroquial allí mismo en Huango…. Has de disculpar, pero prefiero usar el nombre de Huango que se me hace de más enjundia, que el actual de Villa Morelos.


No sabemos con precisión y detalles la distribución primitiva del pueblo colonial, pero sabemos que sus aguas eran abundantes, así lo dice el padre fray Matías de Escobar, quien asegura que siendo en sus orígenes muy importante, a la fecha en que la visitó apenas quedaban muestras de lo que fue, en 1725.


Por lo que los antepasados de segunda y tercera persona nos dejaron de noticias, sabemos que el ojo de agua era una fuente natural sin ningún arreglo, que tenía en su derredor varios fresnos y sauces y que era muy extenso y abundante, que por 1783 el Sr. Cura Botello le puso una pila cuadrada con cuatro imágenes que eran de Nuestra Señora de Guadalupe, de San Miguel, de San Juan y de San Nicolás Tolentino, y de las que solamente queda la de Nuestra Señora de Guadalupe, que el Sr. Cura don Antonio cortés pintó de aceite y colocó en el frontis del Santuario.


El segundo arreglo del ojo de agua lo verificó, según el padre don Estaba Nieto, don Rafael Figueroa siendo presidente municipal en 1898 y es como se encuentra ahora, faltándole únicamente las almenas de barro que tenía alrededor. Al hacerse esa modificación se taparon varios veneros, pues se redujo su extensión lamentablemente, y se disminuyó su caudal.


La distribución del Templo Parroquial agustiniano y su convento es semejante a la de Valladolid y Cuitzeo. El templo mira al poniente, el convento está a su izquierda, teniendo su atrio al frente, que al mismo tiempo era cementerio o camposanto, atendiendo que entonces era sepultura eclesiástica, detrás del convento estaba la sacristía y a continuación seguía la cripta de los Villaseñor.


A continuación al sur, seguía la huerta del convento que llegaba hasta la laguna y que era profusa de toda clase de árboles frutales y que siempre estaba durante el tiempo necesario perfectamente regada por la distribución del río de los manantiales, que eran asimismo propiedad del convento.


La laguna era natural formada por los distintos manantiales que entonces eran abundantes, pues sus pendientes estaban todavía sin deslaves o erosión y llenas de vegetación exuberante, así como por las aguas torrenciales, de sus vertientes y montañas que son elevadas y hermosas.


Dicha laguna era navegable en todas direcciones con cargamentos de cereales, pescado, pajilla, raicilla, leña, maderas y forrajes. Así como de pasaje de los pobladores sureños.


Era en realidad la Corte Chica de Huango un lugar hermosísimo, cuando tenía su laguna natural, pues que estando a cuatrocientos metros sobre todos los pueblos circunvecinos, era un lago precioso en la cumbre de los montes, y precisamente de ahí se origina su nombre, según el padre fray Matías de Escobar, viene del verbo huanguani, que significa, volver a traer, o ir y venir o mejor dicho, según el padre fray Nicolás P. Navarrete: “vaivén”. Porque así como la patacua o huanhua tarasca va y viene para apretar los tejidos del huangoche, así las olas del lago de Huango van y vienen movidas por sus aires en la altura”.


No cabe duda de que en Huango tenemos mucho que ver y mucho que revivir, la herencia dejada por Villaseñor y Orozco es notoria, un pueblo que afortunadamente no ha sido contaminado por las ideas del modernismo, aunque ya comienzan a surgir algunas casas nuevas que rompen completamente con la armonía del trazo de este lugar. Te dejo más fotos del sitio y te invito a que sigas aquí, mañana continuaremos viendo más de Villa Morelos, mejor dicho, de Huango.
















5 comentarios:

  1. Soy historiador estudiando las doctrinas agustinas en la frontera Chichimeca. La vez que visité Villa Morelos, el claustro fue cerrado. Me gustaria saber si podria conseguir algunas fotos de alta resolución del sitio del claustro que podria usar en mis investigaciones. Atentamente. Robert Jackson, Ph.D.

    ResponderEliminar
  2. Robert: Que resolución te serviría? hay algo en especifico del claustro que te interese?

    ResponderEliminar
  3. Hola soy de huandacareo me interesa mucho la historia colonial. dos preguntas:

    ¿donde puedo encontrar fotos antiguas de Huango?

    ¿existe algun otro libro que hable sobre este pueblo, aparte del de fray Cirilo Alvarez?

    te dejo mi correo: uandacuareo@hotmail.com

    espero y te comuniques.

    ResponderEliminar
  4. Ernesto Moreno Magaña20 de abril de 2017, 12:45

    Buen dia, mi abuelo materno nacio en Villa Morelos en 1911 y vivio en Puruandiro donde se caso con mi abuela, despues Morelia y alli nacimos todos mis hermanos y primos, sin embargo siempre estuvimos muy de cerca con estas bonitas ciudades, Villa Morelos con su Milagroso Señor del Perdon, y su bonita iglesia, su ojo de agua el cualcontaba mi abuelo que no se le encontro fin, este ojo de agua segun el nacio poco a poco y tuvieron que cercarlo, bonitas historias contadas sentados en las bancas de la plaza, ademas de todo esto pues la visita obligada a sus parientes y amigos, entre ellos el Pbro. Cirilo Alvarez Lira el cual fue su padrino, a el lo conoci muy de cerac desde niño y me regalo varios libros que aqui menciona como lo es la historia de Villa Morelos, antes Huango Viejo.
    Fue un gusto volver a recordar todo esto, y pronto voy a hacer un recorrido para volver a vivirlo.
    Por cierto toda mi familia es Magaña, Orozco, Moreno, descendientes de estas tierras.
    Gracias por tan bonitas imagenes.
    Saludos.!
    Ernesto Moreno Magaña
    mmaganae@hotmail.com

    ResponderEliminar