martes, 8 de marzo de 2011

La Hacienda de Nuestra Señora de los Dolores de El Carro en Villa González, Zacatecas



Veíamos ayer la auténtica maravilla que es el Templo del Cristo de Santa Teresa, el cual hay quien lo nombra el templo de Nuestra Señora de los Dolores, pero si vemos que es el Cristo de Santa Tersa el que está en el lugar central del altar mayor, consecuentemente a esa advocación de Nuestro Señor está dedicado.


El inicio de la historia de la Hacienda de El Carro se remonta al mismo tiempo en que Zacatecas recibe a los primeros españoles que descubren las minas y se vuelven los fundadores de la ciudad para luego, como recompensa por su hazaña reciben una dotación de tierras tan grande como grande es en la actualidad el estado de Zacatecas, fueron varios los fundadores de Zacatecas, pero solo dos de ellos aparecen ligados al origen de El Carro: Baltazar de Termiño de Bañuelos y Diego de Ibarra, estamos en el año de 1548.


Años más tarde, 1629, por Merced real, Diego de Ibarra se vuelve el dueño de la zona. Para 1665 otorga en propiedad lo que hoy es El Carro a uno de sus Capitanes, Juan Bautista de Espínola, desconozco si fue compraventa o solo se la otorgó por méritos; a sabiendas de que la riqueza de Ibarra era ya enorme, más aun luego de haber casado con la hija del Virrey Velasco, Ana de Castilla. Lo que sí se sabe es que para 1685 el Capitán la hereda a otro Capitán, José Payo de Cárdenas.


Diez años más tarde, ya para acabar el siglo XVII, en 1695 Payo de Cárdenas la hereda a su yerno, un capitán más, Felipe Alfonso de Sandoval. Aquí sacamos por conclusión como fue que en el ese siglo de consolidación de la Nueva España el tráfico de influencias era aun mayor, dejando el centro del virreino para los pudientes de la élite social y gubernamental y el norte para la élite del ejército. Así pues en 1704 la ya Hacienda de Nuestra Señora de los Dolores de El Carro es comprada por doña María Teresa de Medina y Saravia, quien en 1742 la pasa a propiedad de su hermano, Felipe Cayetano de Medina y Saravia, mismo que llegaría a tal fortuna que para 1778 le es otorgado (entiéndase que compró) el título de Conde de Medina y Torres.


No dudaría que ambos personajes de Medina y Saravia, al igual que todos los fervorosos creyentes en las leyes y dogmas Católicos del siglo XVIII tuvieran especial temor a la muerte, Nuestra Señora de los Dolores es la más cercana a ese trance en la vida y leemos que "Aun cuando todas las corporaciones religiosas existentes en la Nueva España se justificaban en el sentido de que daban testimonio del Evangelio, una Orden religiosa de origen italiano ocupó un lugar privilegiado en su relación con la muerte. La Orden de Clérigos Regulares Ministros y Enfermos Agonizantes de San Camilo de Lelis fue establecida en 1756, a instancias de María Teresa de Medina y Saravia, y su hermano Felipe Cayetano de Medina, quienes otorgaron el capital necesario para su establecimiento". (1)


El conde de Medina y Torres participa en los movimientos previos al estallido de la revolución de Independencia, para 1816 sus propiedades son rematadas, ignoro que deudas habrán contraído, y es el acaudalado Juan Nepomuceno de Moncada y Berrio de la Campa y Cos, tercer marqués del Jaral de Berrio y conde de San Mateo de Valparaiso quien compra la propiedad la cual suma a su muy legendario rosario de Haciendas desde Zacatecas hasta la ciudad de México que, se dice, eran 99.


En segundas nupcias don Juan Nepomuceno, tercer marques del Jaral de Berrio, casa con Teodora Hurtado de Mendoza, de cuya unión nace en 1819 Mariano de los Santos Guadalupe de Moncada y Hurtado de Medoza a quién le es heredada la Hacienda de El Carro, a la muerte de su padre, 1850, fue cuando se comenzó a construir el majestuoso templo. A su muerte la hacienda pasa en herencia a quién seguramente fue su hijo (dato aun no corroborado) Agustín Moncada de Luna (o tal vez era su sobrino), para luego ser propiedad de la Niña Conchita, la madre María Concepción Moncada y Murguía quién fallece en 1913, justo cuando la Revolución comienza a desmembrar todas y cada una de las haciendas que poblaban el país.


En la actualidad lo que fuera la Casa Grande de la Hacienda de El Carro es usado como sede de la Presidencia Municipal de la Villa González Ortega, es impactante ver las dimensiones, además del templo y del frente de la hacienda, toda la parte de atrás donde estaban las trojes, dispuestas en un enorme patio central de forma cuadrada y cuya dimensión, para darte un ejemplo sería el mismo que el jardín principal de la ciudad de León.


Cuando llegué a la Villa González Ortega me impresionó el templo por su diseño, sus dimensiones y su belleza, luego al caminar por la hacienda entendí la razón de tal esplendidez. Considerando que el Marqués del Jaral era algo así como Carlos Slim es en la actualidad (me refiero a su fortuna) y su descendiente hizo prosperar la hacienda de El Carro manteniendo la producción de granos y ganado que debió de haber sido tal, para construir espacios tan grandes.





Te comento esta foto, aparentemente no es nada más que una casa. Pues sí y no, es una casa, efectivamente, pero construida dentro de la adaptación que se ha hecho de las trojes. Te darás cuenta de que los techos son bóvedas de medio cañón y está justo en el ángulo en donde se formaba parte del cuadrángulo, manera en la que estaban dispuestas estas tan singulares trojes.


Hay una anécdota de cuando la Hacienda de El Carro era propiedad del Conde de Medina Torres, para ello   te comento que el año de 1785 a 1786 fue considerado el año del hambre, teniendo en cuenta de que por año en términos de cosechas y siembras inician en el mes de mayo:


"Sabemos que no todas las regiones fueron golpeadas por la crisis y que no en todas las reacciones ante el desastre fueron iguales. De entrada, hemos referido las diferencias que se establecieron entre los centros urbanos y las zonas rurales por las medidas aplicadas por las autoridades. en este sentido, por ejemplo, es interesante la denuncia hecha por Juan Anastacio de Cervantes, procurador de número por la Real Audiencia y apoderado, en 1785, quién entabló un pleito para que se le permitiera sacra de la hacienda de El Vaquero, en la jurisdicción de la villa de San Felipe, 700 fanegas de maíz, que el conde de Medina Torres había comprado antes de que se declarase la crisis y se publicase el bando prohibiendo la extracción de las semillas. Este maíz estaba destinado al abastecimiento de las 350 familias que vivían en sus haciendas en Aguascalientes, Sierra de Pinos, Asientos de Ibarra..." (2)


Esta bien podría ser una escena de la vida cotidiana de don Juan Nepomuceno, marqués del Jaral de Berrio, pero no lo es, ya que es una acaudalada familia en España, pero las diferencias no creo habrían sido muchas, a excepción de los peinados, que, dadas las condiciones climáticas de la Nueva España, no podrían sostenerse en tal magnitud.

Fuentes:

1.- Soto Cortés, Alberto. Reina y soberana. Una historia sobre la muerte en el México del siglo XVIII. UNAM, México, 2010.

2.- Souto Mantecón, Matilde. El hambre en la Nueva España del siglo XVIII. Insituto Mora, México, 1997.

13 comentarios:

  1. Muy buena la información, sobre todo por que yo soy de Villa González Ortega

    ResponderEliminar
  2. No se de dónde seas, pero a los que nacimos aquí nos llena de orgullo, saber de nuestra tierra.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. No estaría por demás reconocer que la fuente principal de esta investigación es la obra titulada: " hacienda de Nuestra Señora de los Dolores del Carro" del Cronista de Villa González Ortega, Profr. Oscar Ramírez Hernández.

    ResponderEliminar
  4. Exelente, Benjamín Arredondo, esta historia, como las que nos muestras no es fácil encontrar. De enorme valía para los que deseamos conocer más de nuestro hermosos pasado.
    La historia oficial no alcanza a darnos estos datos.

    ResponderEliminar
  5. ING.JOSE ANTONIO TORRES MORENO19 de enero de 2013, 21:02

    EFECTIVAMENTE, LA CONTRIBUCION ALA INVESTIGACION Y TRES PUBLICACIONES DEL PROFESOR OSCAR RAMIREZ HERNANDEZ, HAN DADO COMO FRUTO ESTE CONOCIMIENTO. EL MISMO NOS HA CORROBORADO QUE LA REIMPRESION DE UNA DE SUS OBRAS RELACIONADAS AL TEMA NO SE HA RETOMADO POR FALTA DE INTERES Y APOYO ECONOMICO A ESTE TIPO DE INVESTIGACION HISTORICA POR PARTE DE LECTORES Y PATROCINADORES.
    YO POR MI PARTE LO ESTOY CONTACTANDO PARA LOGRAR QUE SE LOGRE EL SOPORTE NECESARIO. MI NOMBRE ES ANTONIO TORRES Y SI ESTAN INTERESADOS EN APOYAR A NUESTROS CRONISTAS MI CORREO ES sonysud en hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. Es una belleza todo lo referente a la hacienda el carro ya que mi abuelita fue una de las que paso una infancia feliz ya que ella vivía en la hacienda: mi abuelita era Domitila Alonso Guzmán aunque hace poco supe que así se llamaba la hacienda donde ella vivió. Silvia López Echavarría

    ResponderEliminar
  7. CONNY SANCHEZ
    ES HERMOSA SABER EL ORIGEN DE ESTE PUEBLO TAN HERMOSO ESTOY HACIENDO ESTUDIO DE GENEALOGIA Y BUSCO MUCHA INFORMACION MI MAMA Y ABUELOS ERAN DE ESTE OUEBLO Y M AYUDASTE MUCHO PARA ENTENDER MEJOR GRACIAS

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante la información. Hasta donde yo sé, mi abuelo paterno Dn. Rafael Tiscareño Silva, fue administrador de esa hacienda pocos años antes de la Revolución Mexicana.

    ResponderEliminar
  9. Mi tatara abuelo RAFAEL TISCAREÑO SILVA y mi bis abuelo MANUEL TISCAREÑO administraron la Hacienda el Carro desde mediados de 1886 La hermana menor de mi abuelo RAFAEL TISCAREÑO SILVA aun vive tiene 81 años y tiene aun muchas memorias de la hacienda y de su infancia. Seria importante entrevistarla para conocer mas detalles de esa hacienda y su historia. Mi correo tiscarenorafael@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me gustaría saber si su abuelo recuerda el nombre de Juana Moncada. Ella es mi bisabuela y vivió en n la Hacienda con dos hijas. Mi abuela y mi tía abuela. En es entonces jovencitas en tiempos de la revolucion. Tengo entendido que la niña Conchita, quien heredó la Hacienda era su hermana o media hermana. Eso es algo que tengo curiosidad por saber. Durante la revolución y después que les quitaron la Hacienda mis familiares se fueron para Zacatecas y otros a Nueva Orleans Eu. De ahí que la historia comienza a ser intérnate por saber más.

      Eliminar
    2. Tienes algún antecedente del origen de los Tiscareño antes de Zacatecas? Mì papá se llama Rafael Tiscareño y lo más atrás que sabe es que estaban en Juchipila, Zac El y sus hermanos ya nacieron en Jalisco

      Eliminar
  10. Es interesante poder encontrar información sobre mis ansestros. Mi bisabuela se llamaba Juana Moncada y tengo entendido que por mi abuela y mi madre que era hermana de ( la niña conchita) quien hera monja y fue la última dueña de la hacienda en tiempos de la revolución. Tengo los nombres de otros familiares y fotos muy antiguas de algunos de ellos pero me gustaría encontrar personas que pudiesen corroborar algunos de ellos. Sé que entre las propiedades aledañas había un rancho llamado "El Carajo" del cual mi abuela contaba. TAmbien que en la casa grande la escondían a ella y a su hermana en un pasadizo para que no se las llevarán los revolucionarios. Se dice que hay un libro que muestra nombres de personas que ocuparán la Hacienda antes de la revolución. Si alguien sabe tiene referencia de ello me puede enviar un correo a iwgds_@outlook.com

    ResponderEliminar
  11. Oscar Ramírez Hernández Cronista Municipal22 de abril de 2017, 22:26



    Personas que dicen conocer la historia sin haber investigado en las fuentes primarias como el autor de este blog, demuestran carencia de ética personal si no reconocen de donde tomaron la información; para quien se interese por conocer a fondo la historia de la antigua hacienda de Nuestra Señora de los Dolores del Carro,hoy Villa González Ortega,Zacatecas, todavía contamos con algunos ejemplares para su venta y distribución donde podrán corroborar como parte de la información que el autor de este blog publica como suya esta tomada de uno de mis libros, protegido de manera correcta por el derecho de autor.

    ResponderEliminar