viernes, 11 de marzo de 2011

La agredida Hacienda de Trancoso, Zacatecas

A sabiendas de lo que nos podría esperar, entramos en lo que fue la parte privada de la Hacienda, es decir, cruzamos un poco más allá de la tolva y nos encontramos en un enorme patio, tan grande que ahora funge como plaza central de la cabecera municipal de Trancoso, municipio zacatecano. Uno más que se forma en lo que fue antiguamente una hacienda, la magnífica Hacienda de Trancoso.

Un montón de jovencitos, hombres y mujeres vi, dejando pasar el tiempo, sentados en algunas partes de la plaza o en lo que fueron escalones para acceder a un sitio en donde, me dijeron, era el lugar desde el cual el amo de la Hacienda se sentaba todas las tardes a ver su propiedad, que era hasta donde literalmente le alcanzaba la vista. Estos jovencitos sin ton ni son, estaban, supongo, en esa hora que va de entre que salen de la escuela y deciden irse a su casa... todos me clavaron la vista, pues no entendían por que mi cara de asombro y por que tomaba fotos y más fotos... fotos de una agresión al Patrimonio de la Humanidad, hubiera sido mi respuesta si es que me hubieran preguntado el motivo.

¿Sabrán ellos del Marqués del Jaral, de los Gracía Salinas, de las glorias del Conde de San Matheo de Valparaíso? (Matheo con h, como reza la tradición). Supongo que no, supongo que no tienen idea de lo que fue este lugar hasta antes de la Reforma Agraria, penitencia que se pago (y se sigue pagando) por el pecado cometido de no haber marcado un rumbo a seguir cuando se comenzó a crear la idea de una nación independiente. (Creo yo).

A la entrada al pueblo encontramos los carteles que informan de lo que fue el lugar, carteles que están, lamentablemente, también grafiteados, por ende, ni quién volteé a verlos, en uno de ellos hace la descripción de la hacienda, veamos lo que dice:

"La Hacienda de Trancoso fue una de las más importantes de la región, junto con la de San Matheo, Santa Mónica y Cedros. Tuvo su origen en la de Monte Grande, de la cual se desmembró. Esta última establecida por don Baltazar Termiño de Bañuelos, uno de los fundadores de la ciudad de Zacatecas. Era la más antigua de la región creada a merced de tierras otorgadas de 1556 a 1597.

"A finales del siglo XVI se fundó una estancia con el nombre de San José Monreal. dicha edificación se encontraba en un lugar llamado El Tropezón, conocido actualmente como El Porvenir, para 1694, cuando era su dueño don Domingo Francisco de Calera, esta ya formaba parte de la ruta principal del Camino Real de Tierra Adentro, contaba con un sitio de ganado mayor y cuatro caballerías de tierra, además de casas de vivienda, matanza y labor.

"En 1826 la hacienda fue puesta en remate y adquirida por don Francisco Antonio García de Salinas quien construyó las primeras casas de lo que ahora es la plaza principal. En esa época se dedicaba a la ganadería y la producción agrícola. Gracias a su alta productividad se construyeron los graneros de Santa Mónica y Tlacoaleche.

"A finales del siglo XIX la hacienda de Trancoso estaba muy mecanizada, contaba con destiladoras, sembradoras, arcos de disco, cultivadores, segadora, trilladoras, desgranadoras y lavadora de trigo. Era irrigada por la presa Ana García, con capacidad de dos millones de centímetros cúbicos.

"La capilla fue construida por don Jesús y don Joaquín García Elías de 1874 a 1880. La fachada principal cuenta con una portada dividida en dos cuerpos sobre la cual se levanta una torre de estilo nártex. La casa grande cuenta con arcada de medio punto sostenida sobre pilastras tableradas, y frente a ella se localiza un mausoleo familiar, de estilo neoclásico construido en 1861 en memoria de don Antonio Gracía. Un acueducto distribuía el agua a la casa grande, la pila de la plaza y demás viviendas de la hacienda. Actualmente se conserva la arcada y la noria..." (1)

Esa profunda historia me hace reflexionar, una vez más, si todos estos moradores de la localidad tienen idea de lo que representa y en las condiciones que actualmente la muestran a ellos mismos y a los visitantes que osamos llegar hasta el sitio y sorprendernos de dos cosas, una, la positiva, de la magnificencia del lugar, me parece que es un ejemplo claro de lo que era el poderío y la riqueza en la segunda mitad del siglo XIX. La otra, la mala, lo que es la falta de civismo, conciencia, educación y respeto que hay hacia todos al tener el denigrante espectáculo que allí se muestra.

Leí que de aquí partirá un programa de remodelación y rescate de las haciendas en Zacatecas, y que de aquí se tomará el modelo a seguir. ¿De aquí?.... estas fotografías las tome justo el día de la Nochebuena, el 24 de diciembre de 2010, dejo la fecha como mera constancia para evaluar los avances que, sinceramente espero, se realicen en lo que ahora e una auténtica ofensa a la vista. Lo que vemos en la foto es la pila en la plaza principal.

Y de esta placa "conmemorativa" que podríamos decir... salen de sobra todos los comentarios, la imagen es bastante expresiva.

El templo, esa "capilla" mandada construir por los García Elías, es lo único que ha sobrevivido al vandalismo e inconsciencia grafitera. Pero fíjate bien lo primero que aparece, una piedra del molino, esas que con tanta frecuencia vemos en las antiguas haciendas y que ahora se han vuelto monumentos.

Hay algo que no se nombra en la descripción que anota el INAH, el tiempo en el que fue propietario el Marqués del Jaral y Berrio, conde de San Mateo Valparaís, don Juan Nepomuceno de Moncada. Se hace solo mención de cuando la hacienda fue puesta en venta, pero no dice quién era el dueño anterior. Era él, esta hacienda fue parte de la abrumadora colección de 99 haciendas de los de Jaral de Berrio, hacia 1811 en pleno momento de convulsión fue adquirida aprovechando la coyuntura política, para luego venderla en 1826.

Pero veamos algo que sucedió años atrás, algo que nos habla de cual fue el origen del poderío y los manejos que de él se hacían, siempre para satisfacer el interés de algunos pocos, claro es, luego de pagar el quinto real, ese era inevitable.

"Este relativo período de estabilización (1630-1750), de fuerte sabor transicional y de relativa autonomía, constituyó el caldo de cultivo en el que se desarrolló la hacienda y en el cual se perfilaron aun más los grupos de poder, de entre los cuales los comerciantes del Consulado de la ciudad de México conformaron, junto con la iglesia, la clase más poderosa de la Nueva España.

"El gran capital acumulado por los comerciantes provenía de su posición monopólica que les permitió controlar las cosechas de los agricultores y, por ende, las exportaciones; por si ello fuera poco, se convirtieron en los principales prestamistas y financiadores de los mineros y los hacendados ocuparon en ese periodo un papel secundario; empero Hoffner afirma que los hacendados alcanzaron "un elevado grado de influencia social" en el siglo XVII.

"Benjamín Rocha afirma que, junto a la riqueza minera, la agropecuaria jugó en zacatecas un papel importante en el desarrollo del estado, compitiendo en relevancia haciendas como minas. De entre las haciendas -y sus propietarios- más importantes en Zacatecas, el autor señala la hacienda de San Matheo de Valparaíso, fundada por Fernando de la Campa y Cos, conde de Valparaíso; la hacienda de Trancoso, de la familia García; las haciandas de Santa Mónica, Cedros, El Carro, San Antonio de Padua; y la hacienda de San Nicolás de la familia de los Quijas Escalante". (2)

Esta es una de las dos puertas de acceso a lo que es la plaza principal, lo que fuera el cerco de la casa grande de la Hacienda de Trancoso... este es a un lado del templo, razón por la cual no hay grafitis allí.

Estaca enormemente la cúpula de lo que es el mausoleo de los García de Salinas, vamos a verlo por partes:





Y esta es la tolva, se le denomina así porque es por arriba que se va llenando de granos, de ese modo, cada que se abre la puerta de abajo, se pueden ir sacando con mayor facilidad, tecnología de almacenamiento que se desarrollo con precisión durante el siglo XIX en Zacatecas, principalmente.

En este acercamiento vemos como era el acceso a la cúpula para desde allí irla llenando.

Y en esta vista que me permití tomar del álbum de Cfrch89, podemos ver la parte trasera de la Hacienda de Trancoso, es impresionante la manera en que distribuyeron las trojes con bóvedas de medio cañón.

Y ahora lo que es la Noria de san Isidro, localizada a unos dos kilómetros en la parte oriente, hay otra noria en la parte poniente, de ella tenía fotos, mismas que me fueron robadas (supongo te acuerdas de ese acontecimiento que te conté me pasó en Zacatecas).

La que dicen era la capilla de la hacienda y que en la actualidad es el templo parroquial de Trancoso, esa la veremos a detalle en el blog de El Señor del Hospital...

Esta fotografía que espero no moleste a los miembros de la familia García Rojas o García Salinas, la tomé del libro ¿No queda huella ni memoria?, lo hago solamente para darnos una idea de como eran las costumbres de los hacendados a principios del siglo XIX.

Y un documento que me parece interesante, el recuerdo de la Coronación de la Virgen de Guadalupe en 1911.

Fuentes:

1.- INAH. Placa informativa de Trancoso a la entrada del pueblo.

2.- Sifuentes Solís, Marco Alejandro. Arquitectura Religiosa. Aproximación a la arquitectura religiosa de las haciendas del semidesierto pinarense. Universidad Autónoma de Aguascalientes. Aguascalientes, 2005.

11 comentarios:

  1. Les recomiendo sacar nuevas fotograf�as, ya que las que publican no favorecen la belleza real de la hacienda,en raz�n al "grafiti" que se aprecia en las mismas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu recomendación, pero, más que preocuparte por las fotografías, será bueno preocuparnos por quitar y evitar el grafiti, para que no solo en fotografía, sino en la realidad, se aprecie la belleza que, efectivamente, tiene la hacienda.

    ResponderEliminar
  3. muy buenas fotos y la biografia ni se diga espero pronto tener mas fotos pero que sean mas agradables que hablen de trancoso pero que ya sea mejor y no peor bueno cuidate y sige escribiendo mas cuidate saludos...

    ResponderEliminar
  4. Mi nombre es Gerardo Díaz Mirón Nieto. Mi abuelo fue Salvador Nieto García,(el dueño de las fotos que sacaron en el libro),y vivió gran parte de su vida en la hacienda. Es una pena ver que el pueblo de Trancoso no respeta sus monumentos ni su historia

    ResponderEliminar
  5. Ponganse primero a investigar, antes de dar noticias sobre los dueños de la hacienda de Trancoso. Nunca fué del Marques del Jaral de Berrio don Juan Nepumuceno de Moncada Berrio y de la Campa y Cos. Don Antonio Garcia Salinas la compró a la Catedral de Guadalajara, a la obra Pia de San Pedro del Rio Verde, que la había fundado el Canonigo Dr. D. Luis de Beltrán y Berltrán Barnuevo y su hermana. Y su hermano don Francisco Garcia Salinas le conpró la hacienda de SanPedro Piedra Gorda a la misma Obra Pia. Y nunca el conde de San Mateo y marques del Jaral de Berrio tuvo las 99 haciendas que se dice que fueron de el. solo sé que tubo alrederor de 36 haciendas de campo. Yo te puedo decir cuales fueron las 36, y tu dime cuales son las 99 que dices.

    ResponderEliminar
  6. pues que triztesa mirar nuestro trancoso asi de grafitiado,las autoridades no asen nada /,porque.tienen miedo?, pero enfin mas delante les van a pintar,asta la frente todo por dejar,que agan lo que quiera el vandalismo.attentamente,"topogigo" del refujio.

    ResponderEliminar
  7. Hola. Al igual que Gerardo Diaz Miron mis antepasados estan enterrados en la Hacienda. Mi bisabuela Soledad Escobedo y Garcia nacio ahi..Yo estuve hace unos 25 anos y no estaba como esta hoy....es una tristeza que la gente no tenga orgullo de su pueblo y lo cuide. No es un pueblo grande, todos saben quien lo graffitea.. Donde estan los padres y las autoridades... Es su epoca Trancoso era una de las haciendas agricolas de mayor,produccion en el pais. Universidades Americanas hicieron estudios de sus sistemas de produccion por lo avanzados que eran....Antonio Garcias Salinas fue un visionario y hoy de eso no queda nada.

    ResponderEliminar
  8. por mi trabajo, constantemente paso por Trancoso rumbo a Zacatecas, y la verdad, a estas alturas, sigue siendo un lugar del cual sus habitantes no se sienten orgullosos, pues si lo estuvieran, el lugar no se encontraría en las condiciones en las que está, aún se pueden encontrar las paredes, antaño relucientes, grafiteadas o derrumbadas por falta de cuidado, que pena, pues es una hacienda bellisima y que fácilmente podría ser aprovechada como destino turístico, pero el descuido la ha llevado casi a la destrucción, ojalá las autoridades municipales y estatales voltearan a ver el potencial que tiene este lugar y los habitantes lo respetaran y valoraran más

    ResponderEliminar
  9. Pues yo soy de tracozo y la verdad ase tienpo k no voy para mi pueblo pero x lo k yo puedo ver x noticias y periodicos es una verdadera lastima todo lo k se esta viviendo en el pueblo con la autoridad k no sirbe para nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad trancoso es un pueblo mágicos lastima q nos hechemos tanta tierra

      Eliminar
  10. Buenas,
    Еs verdad que ees la սniсa vez que he llegado el log y debo
    decir que me resuulta interesante y posoblemente
    venbdre cߋn frrecuencia ρor estos lares.

    ;)

    Articulos relacіonados : Gloria

    ResponderEliminar