domingo, 13 de marzo de 2011

La Hacienda de Tlacoaleche, municipio de Guadalupe, Zacatecas

Estando en Guadalupe me enteré de que no solo en Santa Mónica, lugar donde se ubican los silos a un costado de la carretera había existido una hacienda, sino que adentrándose un poco más al oriente se llegaba a otra: Tlacoaleche, para allá me dirigí.

En el camino supe de la existencia de un Museo, localizado en un rancho entre Santa Mónica y Tlacoaleche, Zoquite se llama y fue creado a raíz del descubrimiento de unos huesos de mamut. La exhibición es paleontológica, se habla de las personas que muy a finales del XIX y principios del XX se dedicaron al estudio de la fauna existente o ya perdida, encontré allí una referencia del francés adoptado en Guanajuato, Alberto Dugés, seguro te acordarás que de él hablamos hace poco. También se habla de la vida en las haciendas, con exhibición de varios objetos que se han ido colectando por todo el rumbo.

El nombre Tlacoaleche suena un poco familiar, al menos la composición de la palabra; efectivamente, tlacotl en náhuatl quiere decir mitad, el tlaco era aquella especie de moneda que los ricos hacendados emitían para tener cambio, para "la feria", dirían algunos, pues como los sueldos eran bajísimos, los precios lo eran también, y el gobierno no emitía monedas de tan baja denominación de allí que se implementara el uso del tlaco, tal vez de allí nos venga el uso ya casi en desuso de la plabra "fierro" para designar a las monedas. Aun recuerdo a mi madre haberme contado alguna vez algo relacionado a los tlacos y ella atesoraba una monedita, que sin lugar a dudas era un tlaco.. ¿de donde? no lo sé.

Cuentan que Tlacoaleche era el paso de camino rumbo a San Luis Potosí, si bien está a sus cinco leguas de distancia del Camino Real de Tierra Adentro, en ese entonces, 5 leguas (22 kms.), eran pan comido. Tlacoaleche era una hacienda mixta, ganadera y agrícola, tenía vacas, consecuentemente había leche y la leche se vendía a tlaco precisamente... de allí el origen del nombre "Leche de a tlaco", o "un tlaco de leche".

Tlacoaleche eran los confines norte de la enorme propiedad de los García Salinas "En un principio fue una estancia que formaba parte de la Hacienda de Trancoso, la cual pertenecía a Don Antonio García Salinas, que en 1826 la había comprado al Coronel de la Caballería de la Milicia Cívica José María Elías Beltrán. Don Antonio García Salinas fue hermano del gobernador del estado de Zacatecas, Francisco García Salinas, Tata Pachito. Don Antonio casó con Doña María Loreto Beltrán y entre los descendientes que tuvieron figuran sus hijos Don Jesús García Elías, Don José María García Elías y Don Joaquín García Elías, estos eran dueños de la Hacienda de Trancoso para el año de 1857.

Esto que acabamos de leer nos comienza a aclarar varias dudas, por cierto, fue tomado de la exposición "Nuestra Señora de la Piedad, alias Tlacoaleche" de Pablo Reyes Cordero, de ello di cuenta en el sitio electrónico http://www.tacoaleche.com. Las dudas que aclaramos son, primero, que los García Salinas, familiares de Tata Pachito, que cuyo busto vimos cuando visitamos la Hacienda de San Pedro Piedra Gorda, eran propietarios de buena parte del sur de Zacatecas. Que don Antonio García Salinas casó con doña Loreto Beltrán, quién mandó comprar, entre otras cosas, la corona de plata de la Virgen de Guadalupe que vimos en el templo de la Hacienda de Trancoso.

"A su vez, Don Jesús García Elías tuvo por hijo a Don Antonio García García Rojas, quien se convertiría por herencia en el primer dueño de lo que ocupara la estancia de Tacoaleche. Posteriormente en 1890 se separó de la hacienda de Trancoso, conformándose de esta manera la nueva Hacienda de Tacoaleche, y siendo de las últimas haciendas que se constituyeran en el estado de Zacatecas".

Metiendo la cámara por entre los barrotes pude lograr esta toma del patio central de la ahora remodelada casa grande de la Hacienda de Tlacoaleche. "Con la nueva hacienda de Tacoaleche, el dueño Don Antonio García García Rojas mandó construir su vivienda, la que ahora conocemos como “La Casa Grande”. Es una finca con 2500 metros cuadrados, la construcción es de adobe con cimientos de piedra en arcos ciegos, 100 puertas de madera, con dos niveles, una terraza en el segundo nivel al frente, una atalaya de diez metros de altura y un mural pictórico de origen francés del siglo XIX. Se inició por el año de 1891 y se terminó en 1895. El costo de la construcción fue de 60 mil pesos".

Caminando por rededor del edificio dí con esta parte, localizada del lado oriente, una pared enorme que fácilmente abarcaría tres cuadras de las actuales, en donde se disponían diversas fábricas que tuvo la hacienda, en una de ellas sobresalen cinco chimineas, en el acercamiento de esta foto alcanzamos a ver el remate de una de ellas.

Me llamó mucho la atención esta parte, así que busqué y busqué a la persona de mayor edad y que tuviera apariencia de recordar que es lo que allí había y sí, dí con ella, un señor ya maduro, no viejo, de rostro marcadamente arrugado, con esas arrugas que solo la vida y el trabajo en el campo producen y, luego de saludar con amabilidad y llevando la cadencia del tiempo que, en las haciendas, es más reposado, más mesurado, poniéndole más atención al interlocutor... le pregunté que qué era lo que allí había, señalándole las chimineas. Ah sí, me dijo... quitándose el sobrero, claro es... allí era donde freían la matanza!

Y leo esto: "La Casa Grande tenía en esos años un mayordomo y cuatro mozos, uno de los cuales se ocupaba de matar un animal para la comida de los habitantes de la casa; el resto en diversas ocupaciones de la misma; una ama de llaves, costurera, cocinera, una persona encargada del lavado de ropa y otra persona encargada del aseo de la loza". Efectivamente, había allí estas, por así decirles, freidoras en donde se preparaban, quiero pensar, carnitas o algo similar, aunque no estoy del todo seguro que en esos rumbos se criaran puercos... como quiera, me dijeron que esas de allí eran las freidoras.

Y metiéndonos más en honduras, esta vez en las honduras del idioma que en México hablamos, siempre me ha causado intriga el uso de la palabra baisa para referirse a las piernas o, en este caso, las patas. Leyendo este interesante documento de Tlacoaleche.com veo una que bien podría ser la referencia de cuál es el origen de la palabra baisa, pues allí hablan de los baiseros.

"El ganado era constituido por mil doscientas cabezas, las cuales eran cuidadas por las siguientes personas; el basiero o jefe de rebaño el pastor o subjefe de rebaño y el colero o última persona encargada de este grupo". Si había un colero que iba en la cola del rebaño, el basiero iba al frente... pero ojo, no dice baisero, sino basiero... el asunto es que no es este el origen de la palabra baisa que aun hoy día sigo oyendo... baisa, levanta las baisas... ¿que será una baisa?

Frente a la Casa Grande de la Hacienda de Tlacoaleche se levanta este edificio, está en muy buenas condiciones, por su apariencia y ubicación me atrevería a decir que fue la capilla de la Hacienda, pero, el que tenga esa torre no significa que fuera un campanario, pues del otro lado del parque, que está al frente de la casa grande se levanta el templo, moderno, por cierto, nada parecido a las monumentales obras de las haciendas de Trancoso o El Carro.

Pues hasta aquí por hoy. Veo que ahora debemos hacer una buena escala en Guadalupe, Zacatecas, lugar en el cual hay mucho que ver, tanto en la población como en sus alrededores, este, por ejemplo, la Hacienda de Tlacoaleche... y por acá también hay conos, sí, esos particulares silos, para allá iremos mañana. Mientras, al modo, te dejo unas vistas más de la hacienda.









13 comentarios:

  1. ¿cual es el nombre original de la hacienda tacoaleche o tlacoaleche?,¿cual es el nombre actual?, ¿porque cambio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nombre actual. Tacoaleche
      Se llama asi por el desuso del Tlaco se le quito solamente la L
      Yo soy originario de ese lugar

      Eliminar
  2. Todas las haciendas de México tienen nombres de algún santo, esto debido a que la zona estaba dedicada al patronazgo de ese santo o santa. No es de extrañarnos que hay muchas de nombre San Isidro, esto debido a que es el patrono de los labradores. En este caso se llamaba hacienda de Nuestra Señora de la Piedad, pero, como ya lo mencioné, debido a que allí era parada del camino y se producía leche que se vendía a un tlaco, se le empezó a nombrar como Tlacoleche. Las costumbres cambian todo, incluso los nombres.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Gracias por la descripción e imágenes de Tacoaleche. Allí nació mi abuela, pero yo nunca pude visitar ese lugar. Que interesantes los detalles de la hacienda, el tlaco, etc. Sobre los baiseros yo creo, pero no estoy seguro, de que se trata de la corrupción del la palabra "vaciero", o pastor que se encarga del rebaño de las ovejas o vacas vacías o estériles. Ahora, eso de levanta las baisas, ya está más complicado de entender. Nunca lo había oído. Gracias por compartir esta historia y buena suerte.

    ResponderEliminar
  4. esto es muy interesante nunca me abia preguntado de donde provenia el nombre de tacoaleche ahora ya lo seee.

    ResponderEliminar
  5. hola soy carlos landeros sobrino del Padre Antonio Landeros Quintero, q.e.p.d., y el cual estuvo en la casa de los padres que esta a un costado de la casa grande, alguien tendra fotografias de esta casa donde vivian los padres nosotros vivimos ahi hace 30 años quien tenga fotos esta es mi direccion para que me las pudieran enviar gracias : landeros0969@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. Hola, soy Federico Salinas, descendiente de los hermanos Salinas, ultimos duenos de la Hacienda antes de la Reforma Agraria. En nuestra familia se cuenta que mi visabuelo "heredo" la Hacienda de Antonio Garcia Salinas, pero sin embargo he leido que Don Antonio fue "secuestrado" por Pancho Villa, quien le obligo a pagar un rescate "para la causa". Segun ese relato, Don Antonio pago la cuota y se fue al DF. Esto no impide que Don Antonio pueda haber decidido darle la casa a mi visabuelo, pero las circunstancias estan algo extranas. Alguien sabe las circunstancias? Escriban a federicosalinas@yahoo.com. Gracias. F

    ResponderEliminar
  7. Rufus yo tengo conozco algo de la hacienda, a que parte se fueron a vivir los salinas despues de irse de Tacoaleche?

    ResponderEliminar
  8. Rufus yo nconozco algo de la hacienda. A QUE PARTE SE FUERON LOS SALILNAS DESPUES DE IRSE DE TACOALECHE?

    ResponderEliminar
  9. ORGULLOSA DE SER DE ESA TIERRA TAN LINDA CON SU HERMOSISIMA CASA GRANDE
    TACOALECHE

    ResponderEliminar
  10. Que tal, desciendo de la familia Salinas, de aAdela Salinas en concreto, tengo en mi poder las escrituras de la hacienda, hay varios cambios en ella y hay documentos de distintas epocas , desde 1750 hasta 1923. si alguien tiene mas informacion de la hacienda y la casa grande les agradeceria ponerse en contacto conmigo a el correo armandus@live.com.mx

    un saludo.

    ResponderEliminar
  11. alguien me puede dar respuesta ..estoy buscando a algun descendiente de una persona de nombre Antonio Ortiz Martinez quien vivio en la hacienda en la fecha aproximada de 1920 a 1930 y de ahi despues no sabemos si se movio a Aguascalientes o Reynosa tamaulipas

    ResponderEliminar
  12. Es hermosa la casona entiendo que la restauración la hizo Doña Amalia García pero se quedó corta debería de arreglarla toda la finca en que hay dinero.

    ResponderEliminar